From the Publisher (En Espanol) — 18 March 2017 — by Evan X Hyde
From the Publisher (en Español)

   CIUDAD DE BELIZE, vie. 23 de noviembre (1990)

   KREMANDALA levantó formalmente el boicot a Coca Cola, Fanta y Sprite el sábado 17 de noviembre, luego de la dimisión del ejecutivo de la Asociación Nacional de Fútbol de Belize (Belize National Football Association, BNFA).

   El boicot, que comenzó el 19 de octubre, fue tranquilo, firme y efectivo. El apoyo de una diversidad de beliceños a nivel nacional presionó a la gente de Bowen para que le dieran un vistazo más de cerca a una situación que se había vuelto indeseable.
– pág. 1, AMANDALA nº 1104, Vie. 23 de noviembre de 1990

    Ustedes saben que en el asunto del escándalo en nuestro Departamento de Inmigración, hubo gran y manifiesta renuencia por parte del gobernante Partido Democrático Unido (United Democratic Party, UDP) a iniciar una investigación de carácter público y oficial. De hecho, la actitud de la administración UDP era y es una historia en sí misma, pero la verdadera y original historia fue la alocada corrupción, desde lugares altos a lugares bajos, con visas, certificados de nacionalidad y pasaportes. Fue bajo severa coacción que el gobierno Barrow permitió que un comité selecto del Senado investigara. La pregunta en las calles hoy es: ¿por qué se tardaron tanto, Rasta?

    En lo que respecta a la privación de derechos de Kaina Martínez, posiblemente la mejor atleta de Belize, con respecto a los Juegos Olímpicos de 2016 en Río de Janeiro, el silencio de los políticos y burócratas del UDP ha sido, como se dice, ensordecedor. Por otro lado, el opositor Partido Unido del Pueblo (PUP) no ha hecho nada para exponer y difundir la injusticia cometida contra Kaina. Puedo estar un poco sorprendido, pero, aún más importante, estoy muy, muy entristecido.

    Hay una cultura predominante en Belize que encuentra maneras diferentes de abatirlo a uno si usted es negro y aspira a lo que la estructura de poder considera demasiada dignidad. Sin haber investigado el escándalo de Kaina Martínez “enka tu flenka” [desde principio a fin], como dice la base criolla, estoy convencido de que Kaina Martínez no se humilló lo suficiente frente a los burócratas deportivos, no se postró, y sí, cuando digo “burócratas deportivos”, me refiero a la Asociación Beliceña de Juegos Olímpicos y Juegos de la Commonwealth, o lo que sea que se llaman a sí mismos en sus suites con aire acondicionado.

    Hace cincuenta años Mugger Garbutt era el mejor, y lo expulsaron de la ciudad. Ludwig no ha venido a casa para visitar durante muchas décadas. Uno no debe estar tan mayor para recordar lo que le hicieron a Pulu Lightburn. En la música, lo hicieron con Pete Matthews. El otro día empezaron a hacerlo con Tilliman Núñez.

    Hay una cierta manera como se siente uno cuando eres el mejor en algo. Uno tiene derecho a sentirse de esa manera si uno es el mejor. Uno se ha ganado esa clasificación, y sus logros le dan una confianza que aumenta su orgullo de rendimiento. El ejemplo clásico de esta vibra de ser el “mejor” es tal vez Muhammad Ali, y cuando murió el mundo entero tuvo que pagarle respeto. Cuando estaba a la altura absoluta de su carrera en 1967, cuando Ali era joven e inmejorable, la estructura de poder en Estados Unidos le quitó su título de peso pesado. Cuando tuvieron que permitirle luchar de nuevo en 1970, Ali seguía siendo grande, pero nunca tan grande como lo había sido en 1967. El pecado de Ali fue que él era negro y orgulloso.

    Kaina Martínez, nunca te he conocido, pero juro que debes tener una dignidad especial para soportar estos insultos de Belize sin gritar de dolor. Muy pocos beliceños saben que en diciembre, cuando nuestros funcionarios de Belize recibieron a Simone Biles y caían sobre sí mismos en adulación, Kaina Martínez, por coincidencia, estaba de visita en casa de vacaciones en ese mismo momento. Nadie lo sabía, y, lo que es más importante, a nadie le importaba.

     Me enteré de la visita de Kaina varias semanas más tarde de una joven que me dio la dirección de correo electrónico de Kaina. Envié un correo electrónico a Kaina para presentarme. Le expliqué que la gente que le había hecho mal era gente muy, muy poderosa en Belize, pero si ella quería luchar por justicia, Kremandala la apoyaría todo el camino. Kaina indicó una disposición a luchar. Esto fue hace unas cinco o seis semanas.

    Desde entonces, he estado pensando mucho. Últimamente, he estado investigando la amarga batalla entre Kremandala en nombre de Milpros, por un lado, y la Asociación Nacional de Fútbol de Belize (Belize National Football Association, BNFA) y Bowen & Bowen, con la Corporación de Radiodifusión de Belize (BCB) echada en la mezcla por buena medida, por otra parte, en octubre, noviembre y diciembre de 1990.

    El ahora Honorable Musa fue Ministro de Deportes en un gobierno PUP en ese momento. Como muchos de ustedes saben, Said y yo básicamente hemos estado alejados desde 2004, pero en el momento de la batalla mencionada, Kremandala sobrevivió porque el Sr. Musa se interpuso entre nosotros y el gigantesco imperio Bowen. Hubo prominentes hombres beliceños que mostraron ser estiércol entre noviembre y diciembre de 1990. Dicho Musa demostró ser un hombre.

     Ahora voy a decir esto al Sr. Musa y al opositor PUP. Necesitan examinar la cuestión de Kaina Martinez. Las personas responsables deben ser instados a dar una explicación pública a la gente de Belize. Los ejecutivos de los deportes y los burócratas que privaron a Kaina Martinez están protegidos por el imperio empresarial Bowen & Bowen. Este es el mismo imperio empresarial que fue el principal financiador de campaña del primer ministro cuando entró en la política electoral nacional en 1984. El aliado más cercano del gabinete del Primer Ministro UDP fue empleado en Bowen & Bowen por más de una década. Este es el tipo de poder del que estamos hablando cuando hablamos de Bowen & Bowen y sus ejecutivos y burócratas deportivos, poder que llega hasta el gabinete de Belize.

      En octubre pasado, nosotros, los beliceños, vimos que los maestros de Belize tuvieron que hacer el trabajo que el opositor PUP está constitucionalmente facultado y obligado a hacer. Si el PUP ahora ni siquiera puede realizar la simple tarea de obligar a la gente de la Asociación Beliceña de Juegos Olímpicos y Juegos de la Commonwealth a esclarecer el asunto y testificar, tenemos que preguntarnos qué diablos está pasando en el Salón de la Independencia.

    Personalmente, soy demasiado viejo y fastidiado para comenzar cualquier conflicto con Bowen & Bowen. Pero, a veces un hombre tiene que hacer lo que tiene que hacer. Creo sinceramente que este caso de Kaina Martínez fue y es una cuestión de discriminación, en su núcleo. Hay gente que tiene que probarme que no es así. Vi a esa gente despreciar a Neri Briceño de una manera repugnante. Que ahora se sepa: estoy en apoyo de Neri. Ellos responderán por la injusticia hecha a Kaina, o tendremos un problema.

    ¡Poder al pueblo!

Related Articles

Share

About Author

(0) Readers Comments

Comments are closed.