74 F
Belize City
Saturday, October 16, 2021
Home Editorial (En Espanol) “Los lazos que unen.” ¿Vale la pena salvar el criollo?

“Los lazos que unen.” ¿Vale la pena salvar el criollo?

No hay realidad lingüística en el prestigio de un discurso sobre otro. El criollo beliceño es un idioma real y el término “dialecto” no se utilizará en este libro…

En general, se podría decir que el criollo beliceño lo hablan los criollos de Belize. Sin embargo, no existe una definición clara de quién es criollo en Belize, y muchas personas que hablan criollo como su primer idioma no se considerarían criollos. Históricamente, cualquier persona que tenga ascendencia AFRO-EUROPEA se considera criolla. Hoy en día, esto se usa para denotar una identidad lingüística y cultural más que un rasgo genético. Algunas personas que se consideran criollas pueden tener un color de piel más claro que alguien que solo afirma tener ascendencia europea. Hay familias no afroeuropeas que han estado en Belize durante generaciones y tienen el criollo como primera lengua. Además, ha habido una considerable mezcla cultural. Se informa que muchos inmigrantes de habla hispana, cuando provienen de las naciones vecinas de Centroamérica, desean hablar criollo para poder identificarse mejor como beliceños…

Durante años, muchos beliceños han insistido en que el criollo debe mantenerse fuera de las escuelas beliceñas. Tienen una preocupación válida de que con el inglés como idioma oficial del país, y considerando el valor del inglés como un idioma “mundial”, cualquier tiempo dedicado al criollo solo confundiría y restringiría el desarrollo del dominio del inglés en los estudiantes…

Hay muchas investigaciones sobre idiomas en todo el mundo que demuestran que los estudiantes aprenden a leer y escribir más fácilmente en su primer idioma. Entonces son más capaces de aprender a leer, escribir y hablar otros idiomas. Esto está tan bien establecido que ya en 1953 las Naciones Unidas declaró que “el mejor medio para enseñar a un niño es su lengua materna… recomendamos que el uso de la lengua materna se extienda hasta una etapa de la educación tan tardía como posible.” (UNESCO 1953)

– Extractos de “The Song of Kriol: A Grammar of the Kriol Language of Belize” por Ken Decker, SIL International, © Belize Kriol Project 2005

¿Cuándo volverá a brillar la joya? En abril de 1989, nuestros fanáticos del fútbol celebraron la “Gloria de Belize” en el recinto MCC cuando nuestros jóvenes hicieron historia con una victoria de 3 a cero contra Nicaragua en el juego de clubes de la CONCACAF; treinta y dos años después, el viernes pasado, nuestros talentosos jóvenes, discapacitados por el largo viaje en autobús y con poco personal debido a la ausencia de algunas estrellas veteranas, perdieron por el mismo puntaje, 3 a cero, ante una nueva generación de ciudadanos nicaragüenses, orgullosos y comprensiblemente eufóricos por vengar esa pérdida histórica.
¿Qué más puede salir mal ahora para La Joya?

En la actualidad, en medio de la gradualmente desvaneciente sensación de urgencia y terror que nos trajó el Covid-19 en marzo de 2020, con el colapso económico concomitante y el aumento creciente de los delitos violentos (abuso doméstico, robos y asesinatos), la mayoría de los ciudadanos, como en un soñar despierto, casi han olvidado que, independientemente de nuestro punto de vista o convicciones particulares sobre el asunto, el destino político del estado-nación de Belize todavía pende de la balanza de la justicia en la CIJ. Mientras tanto, nuestro Primer Ministro se marcha repentinamente para reunirse con el presidente guatemalteco, por invitación de ese líder extranjero, como si los beliceños fuéramos una guarnición, aun cuando hay mucha publicidad por la inminente visita de la vicepresidenta estadounidense Kamala Harris con los presidentes de México y Guatemala.

E incluso para aquellos que mantienen la conciencia de la “granada” de la CIJ aún viva que esperamos que sea detonada sin causar mayores daños a la Joya, todavía está sucediendo algo “bajo el radar” que puede parecer inocente o sin importancia, trivial incluso para algunos, pero bastante preocupante e incluso inquietante para algunos viejos nostálgicos. Incluso puede ser sintomático de la sensación general de malestar patriótico nacional que se apodera de un pueblo desprevenido, atrapado en nuestras disputas políticas, luchas económicas y de supervivencia y distracciones con un crimen sensacional tras otro. ¿Alguien en nuestro Instituto Nacional de Cultura ha notado un nuevo fenómeno entre los niños de la sociedad beliceña de clase media y alta, cuyos padres pueden pagar no solo la televisión, sino también una tableta individual como una ayuda adicional para la enseñanza de sus hijos, lo que puede haber dado a algunos de ellos una ventaja en el ámbito competitivo de las becas para la educación superior? El tiempo dirá qué tan duradero será el efecto de este moderno y emocionante dispositivo electrónico, pero un aspecto negativo observable hasta ahora es que algunos de estos niños pequeños en el grupo de cinco a diez años ya no hablan criollo como su primer idioma y algunos simplemente no pueden.

Si bien algunos beliceños en la diáspora pueden considerar que es una compensación valiosa cuando sus hijos nacidos o criados en Estados Unidos no pueden comunicarse en la lengua materna de sus padres, ahora es una realidad que algunos niños nacidos y criados en Belize ahora tienen una lengua materna que es ni criollo, ni garífuna, ni maya, sino inglés estadounidense. Quizás las tabletas no sean del todo culpables; ¿Qué pasa con la prevalencia del empleo de los padres en los centros de llamadas o en la industria del turismo, donde el inglés es una prioridad?

Tal vez sea necesario un debate nacional sobre la conveniencia y utilidad del criollo en el futuro mantenimiento de nuestro tejido y cultura nacional. En San Vicente están intentando recuperar el uso perdido de la lengua garífuna. Incluso en Dangriga, los ancianos vieron hace algunos años la necesidad de establecer un museo especial, Gulisi, para alentar a los jóvenes garinagu a aprender y hablar su idioma garífuna con orgullo. Los habitantes originales de este territorio, los mayas mopan, kekchi y yucateco, también han hecho algunos movimientos para preservar sus lenguas mayas.

Como se evidencia en el extracto citado al comienzo de este editorial, se ha pensado en preservar nuestro idioma criollo de Belize, un esfuerzo inspirado en la publicación de 1989 del Dr. Colville Young, “Language and Education in Belize”, y provocado por la formación de 1995 del Consejo Nacional Criollo y su Proyecto Belize Kriol. De hecho, como medio de comunicación generalmente universal en todo el país, que nos une a todos como un pueblo único, el idioma criollo ha evolucionado con el tiempo, pero conserva un sabor básico que es reconocible dondequiera que uno pueda encontrar un hijo/hija de la Joya. Como solía jactarse con orgullo el legendario Eddie “Seferino Cloudino” Coleman en su programa de radio de media mañana, el criollo es un idioma en el que “lo peor que uno habla, lo mejor suena”. El criollo beliceño es inconfundible; y hasta ahora ha parecido indestructible. ¿Pero lo es? Y si de hecho continúa sobreviviendo y prosperando, ¿habrá algún efecto negativo en los jóvenes ciudadanos que lo pierdan?

Cuando Andy Palacio visitó Nicaragua a fines de la década de 1970 o principios de la de 1980, según los informes, se sorprendió y consternó al encontrar solo un par de ancianos que recordaban y aún podían hablar garífuna. El idioma español había dominado y la lengua garífuna ya no era hablada ni conocida por la generación más joven.

La descomposición y el declive comienzan en algún lugar. ¿Ha comenzado para el criollo aquí mismo en Belize? ¿Es bueno que la nueva generación hable solo inglés, para un mayor avance en su educación, y que no desarrolle la capacidad que antes se daba por sentada de comunicarse fácilmente en el criollo beliceño? ¿Sufrirán la identidad de Belize y nuestra unidad como pueblo? Y si es solo un segmento de la sociedad el que pierde su criollo, ¿qué dice o implica eso para su futuro involucramiento, contribución y participación con el resto de sus hermanos y hermanas de habla criolla en la comunidad beliceña? Materia para reflexionar, beliceños.

- Advertisment -

Most Popular

US to open border with Canada, Mexico starting in early November

The United States will lift restrictions at its land borders with Canada and Mexico for fully vaccinated foreign nationals in early November, ending historic...

PM speaks on Belize’s economy

BELIZE CITY, Thurs. Oct. 14, 2021-- While being interviewed by local reporters yesterday, the Prime Minister, Hon. John Briceño, noted that the country is...

Khalydia Velasquez, Belize International Day of the Girl – “We Belong”

Concacaf.com, Mon. Oct. 11, 2021-- Khalydia Velasquez might be the youngest Belizean player to score internationally in 2018 at IMG Academy but you would...

No bola rolling, but ballers still passing

BELIZE CITY, Mon. Oct. 11, 2021-- There is no football playing in Belize for over a year now due to Covid-19, and the football...