26.7 C
Belize City
Sunday, December 4, 2022

Guats bex after submission of Honduras’ claim to the ICJ

by Marco Lopez BELIZE CITY, Thurs. Dec. 1,...

$5 minimum wage by New Year 

BELIZE CITY, Thurs. Dec. 1, 2022 In exactly...

Belize City Council Receives Half Million Grant from Japan

BELIZE CITY, Thurs. Dec. 1, 2022 In a...

Detrás de los problemas de los afrobeliceños

Editorial (En Espanol)Detrás de los problemas de los afrobeliceños

Los afrobeliceños que viven en Belize, los criollos/Kriols y los garinagu, nunca han tenido mucho poder económico y, durante décadas, sus fortunas han ido disminuyendo. Los criollos (Kriols) comprenden menos del 25% de nuestra población, pero en 2017, el 50% de las personas que cumplen condena en la cárcel principal de Belize eran de ese grupo. El Observatorio del Crimen de Belize enumeró la tasa de homicidios de 2021 en el área de Belize donde vive la mayoría de los afrobeliceños, con un asombroso 72,64 por 100.000. Los beliceños insinceros o ingenuos les dicen a los afro-beliceños que se levanten por sus propios medios. Beliceños sinceros, y afortunadamente hay muchos de ellos en nuestro hermoso país, quieren saber qué está pasando con sus hermanos y hermanas, y cómo pueden formar vínculos para ayudarlos a mejorar su condición.

Es importante que las personas observen lo que sucede a su alrededor, para que puedan aprender y emular las cosas buenas que ven en su vecindario y evitar las cosas malas. Al observar lo que sucede con sus vecinos, las personas deben controlarse firmemente a sí mismas, para no ser víctimas del orgullo, si tienen más éxito que sus vecinos, o de la envidia, si sus vecinos tienen más que ellos.

Las cosas eran simples cuando los países estaban poblados por un solo grupo (tribu). Pero nunca ha habido una nación sin problemas. Siempre habrá divisiones entre individuos y pueblos: divisiones sobre creencias religiosas, creencias políticas, políticas económicas, distribución de la riqueza, posiciones sociales y el lugar donde vive la gente (rural versus urbano). En los países que tienen más de un grupo, se agregan a la mezcla cuestiones raciales y culturales.

En nuestro Belize, tenemos más que una buena cantidad de diferencias para dividirnos, si lo permitimos. Es difícil precisar cuál de los divisores potenciales es el más volátil en el resto del mundo. Hemos visto tantos países divididos por diferencias políticas, económicas y religiosas, y por líneas tribales. Nuestro país está bendecido con muchos grupos, y nos jactamos ante el mundo de la armonía que aquí existe; de hecho, hemos tenido una racha bastante larga de paz entre nuestros muchos grupos, pero habiendo visto lo que ha sucedido en otras partes del mundo, debemos saber que si no trabajamos en ello, las cosas podrían desmoronarse.

Pregúntenle a cualquier beliceño que les diga con qué grupo es el más difícil de tratar, e indefectiblemente le dirán afro-beliceños, particularmente los criollos. Varios grupos no afro en Belize llegaron aquí para escapar de la guerra, la pobreza o la persecución religiosa, por lo que pocos son ajenos a las dificultades. Incluso los grupos mayas, los pueblos originarios de esta tierra, muchos de ellos están aquí porque dentro de las fronteras demarcadas por los conquistadores europeos, fueron oprimidos. Si bien casi todos nuestros grupos han experimentado problemas, ninguno enfrenta las dificultades únicas de los afrobeliceños.

Brevemente, desde que los europeos introdujeron como Dios a un hombre rubio, de cabello lacio, ojos azules, labios delgados y rostro angosto, las personas de ascendencia africana, que son las más alejadas de ese fenotipo, han sido maltratadas y difamadas. El hecho es que Jesús el Cristo, hijo directo de Dios o profeta, no se parecía al cuadro pintado por los europeos, pero ellos han usado su dominio mundial alcanzado a punta de pistola para imponer su parcialidad.

En pocas palabras, el Belize moderno se construyó sobre las espaldas de personas que eran predominantemente de etnia afro. Naturalmente, con el tiempo el porcentaje de afrodescendientes en la población ha disminuido debido a que Belize está rodeado de países poblados por mayas y mestizos, estos últimos también llamados hispanos.

Los fenómenos naturales, como estamos viendo con el cambio climático, juegan un papel importante en el movimiento de los pueblos. En 1961, el huracán Hattie, una tormenta catastrófica que avanzaba hacia el norte, alejándose de Belize, dio un giro inesperado hacia el suroeste, un giro que tuvo repercusiones trascendentales, en particular para los afrobeliceños. La Ciudad de Belize, Gales Point, Mullins River y Dangriga (entonces el Municipio de Stann Creek), los centros poblacionales con la mayor concentración de afrobeliceños, quedaron devastados. Alrededor del 70% de la Ciudad de Belize fue destruida; EE. UU. abrió sus fronteras para los beliceños que quedaron en la indigencia por la tormenta, y hubo un éxodo masivo de beliceños, en su mayoría afrobeliceños, de nuestras costas.

Los afrobeliceños han visto disminuir aún más su porcentaje de la población legal a lo largo de los años: en la década de 1980, cuando miles de personas de países vecinos se refugiaron aquí para escapar de las guerras civiles, y este año, cuando una amnistía para las personas que están aquí ilegalmente hará que su porcentaje de la población disminuya aún más. A muchos afrobeliceños les está costando acostumbrarse a la cantidad de lugares que están siendo ocupados por rostros diferentes al suyo.

Consideren lo que sucedió después de que la esclavitud “terminara”. Entramos en la era del colonialismo y la población afro (criollos) fue preparada para servir a los amos coloniales en el sector público, como servidores públicos, maestros, policías. Mientras tanto, el gobierno colonial comenzó a centrarse en la agricultura, ya que la reserva forestal en una economía dominada por la silvicultura se había agotado gravemente. Un pequeño segmento de la población afro se dedicaba al sector productivo, los del área rural a la agricultura y los que vivían en la costa a la pesca. La mayoría de los afrobeliceños, encerrados en la principal área urbana del país, ahora se encuentran compitiendo por los escasos trabajos con los nuevos beliceños que aceptan salarios mínimos.

Los trabajos como trabajadores agrícolas están disponibles, pero no son atractivos para los afrobeliceños urbanos porque las condiciones de vida en las fincas son malas y los salarios son necesariamente bajos, para que nuestros productos crudos puedan competir en el mercado mundial. A los salarios poco atractivos y las malas condiciones de vida se suma el hecho de que los propietarios de fincas prefieren trabajadores extranjeros dóciles, que vienen a trabajar con permisos de trabajo estacionales.

De ninguna manera son los afrobeliceños el único grupo que está estresado. Los grupos afro tienen motivos para quejarse, pero también los otros grupos de la base. Por ejemplo, el negocio de las tiendas de comestibles estaba dominado por nuestro grupo mestizo, y ellos han perdido su parte de eso ante el grupo asiático que llegó después de que Belize comenzó a vender ciudadanía económica en la década de 1980.

Las cosas solo pueden ir bien si todos obtienen una parte suficiente del pastel. Es el peor de los tiempos para los afrobeliceños, porque no solo están experimentando graves problemas económicos, sino que la violencia, provocada principalmente por la pobreza y la guerra contra las drogas de EE. UU., está obstaculizando los esfuerzos del grupo para prosperar. Las balas vuelan y los jóvenes, las jovencitas y los niños también, están  cayendo. En este ambiente violento, los empresarios afrobeliceños están atrapados, incapaces de darlo todo en busca de su pan de cada día en calles que han sido tomadas por matones. Los padres viven con miedo cada momento que sus hijos están fuera de casa.

Los afrobeliceños tienen todas las razones para pedir a los líderes políticos del país que ayuden al grupo a superar sus problemas. Los afrobeliceños no pueden buscar que otros grupos velen por ellos; algunos de ellos también tienen problemas, pero es importante que otros grupos tengan una mejor comprensión de sus hermanos y hermanas afro, porque compartimos este espacio y todos somos beliceños.

Check out our other content

World AIDS Day

BCCI voted in favor of Waterloo

No plans for seismic testing YET, says PM

Teen charged for friend’s death in RTA

Check out other tags:

International