74 F
Belize City
Saturday, January 22, 2022
Home From the Publisher (En Espanol) From the Publisher en Español

From the Publisher en Español

Tengo entendido que PLUS TV, con sede en Belmopan, cuenta con el apoyo de iglesias evangélicas en los Estados Unidos. Entonces, me sorprendió un poco la intensidad con la que los pastores de PLUS, Louis Wade, Santie Valencia y Kerm Thimbrel cuestionaron recientemente la sabiduría de un anuncio del Gobierno de Belize de que se otorgaría una amnistía migratoria a “entre cuarenta y sesenta mil” personas que están viviendo y trabajando en Belize.

No quiero faltarle el respeto a los tres caballeros, pero durante mucho tiempo he tenido la impresión de que lo que el gobierno de los Estados Unidos visualiza para Belize es una especie de tercera república oligárquica de Centroamérica en un triángulo que incluiría a Guatemala y Honduras. Dado que la presunción es que la mayoría de las personas a las que se les concedería la amnistía aquí son de origen centroamericano, entonces tienen una idea de hacia dónde me dirijo.

Hubo una persona que llamó al programa de Louis que declaró categóricamente que estos “cuarenta a sesenta mil” no residían actualmente en Belize, pero serían introducidos en La Joya en el momento apropiado.

Ahora, donde los evangélicos estadounidenses entran en escena es en lo que respecta a su política nacional. Aparte de su hostilidad masiva al aborto y la agenda LGBT, los evangélicos estadounidenses quieren mantener a Estados Unidos blanco, es decir, están indignados por estas caravanas de centroamericanos que han estado marchando por México con la intención de cruzar la frontera hacia Estados Unidos. Dejar a algunos de estos migrantes centroamericanos en Belize estaría bien para los evangélicos estadounidenses.

Cuando crecía en Honduras Británica, solía haber una publicación semioficial llamada A BRIEF SKETCH OF BRITISH HONDURAS [BOCETO BREVE DE HONDURAS BRITÁNICA]. Recuerdo que en lo que respecta al tema de la inmigración (y solo se trató brevemente), el autor (un tal A.H. Andersen, si mal no recuerdo) dijo que era un desafío para las autoridades coloniales decidir cómo abordarían este asunto, siendo el caso de que la colonia estaba subpoblada, por así decirlo. (Esa publicación, dicho sea de paso, simplemente desapareció de Belize hace algunas décadas).

Recuerden que Belize era una anomalía centroamericana. Era una cabeza de playa dentro del área de control española, donde los piratas predominantemente británicos habían desembarcado y luego comenzaron a importar esclavos africanos para cortar palo de tinte y árboles de caoba para la exportación. Ya para cuando las autoridades españolas en el Yucatán mexicano intentaron expulsarlos, los “colonos” se habían vuelto prácticamente negros en su mayoría demográfica.

Hay muchos anglófilos aquí que glorifican la Batalla de Cayo San Jorge de 1798 como una batalla decisiva en la que sus antepasados ??les enseñaron una lección a los españoles invasores de Yucatán, una lección tal que nunca intentaron otra invasión. Bueno, nosotros del siglo XX sabíamos que la amenaza del elemento español nunca desapareció: simplemente se trasladó del norte al oeste, de México a Guatemala.

Pero hay una historia compleja en torno a 1798 que nunca se enseña en las escuelas beliceñas, porque involucra a Napoleón Bonaparte, quien fue la peor pesadilla británica a fines de la década de 1790 y principios de la de 1800. Napoleón, que emergió como la potencia francesa en los años posteriores a la Revolución Francesa de 1789, llevó a sus hombres al campo de batalla. Fue guerrero, general y luego emperador. A excepción de Albión, controló Europa, incluida España, a principios del siglo XIX. Esta fue una oportunidad para que el pueblo mexicano, encabezado por Miguel Hidalgo, iniciara una rebelión contra el colonialismo español en 1810. Nadie en México tuvo tiempo de prestar atención al asentamiento en Belize a principios del siglo XIX.

Mientras tanto, medio millón de esclavos africanos en Santo Domingo (Haití) se habían rebelado contra sus minoritarios amos esclavistas franceses, y el líder haitiano, Toussaint L’Ouverture, gobernaba tanto Haití como lo que ahora conocemos como República Dominicana. La Revolución Haitiana de 1791 aterrorizó a los amos esclavistas blancos en los Estados Unidos, Cuba, Jamaica y en todo el Caribe.

En aquellos días, el algodón y la caña eran cultivos comerciales muy, muy lucrativos en esta región. (Belize en ese entonces se dedicaba a la caoba) Cuantos más esclavos africanos poseyera un europeo, más algodón o azúcar podría producir, y más rico se volvería. Muchos de estos propietarios de esclavos se hicieron tan ricos que regresaron a sus países europeos nativos como aristócratas.

Lo que hizo la Revolución Haitiana fue poner de manifiesto el peligro que corría la población minoritaria de europeos que eran propietarios de esclavos al aumentar indiscriminadamente la mayoría de esclavos que trabaja en sus campos y plantaciones. Belize experimentó un levantamiento posterior a la esclavitud en 1894, pero no recibió una dosis completa de jugar con el fuego de la mayoría africana hasta la rebelión de los ex militares de 1919.

Saben, queridos, hay historia y hay poder. En África, antes de que nuestro pueblo fuera conquistado y esclavizado, hubo una institución humana llamada GRIOT. El GRIOT era un hombre africano (y supongo que también había mujeres) cuya mente era tan excepcional que podía memorizar y recitar historia que abarcaba siglos. En África, entonces, no había necesidad de historia impresa. Las instituciones humanas preservaron la historia, oralmente.

En Belize hoy, debido a las realidades del poder, es indispensable que los nativos conservemos nuestras historias en blanco y negro. Eso se debe a que los oligarcas son dueños de los medios de comunicación y controlan las escuelas. Déjenme darles un ejemplo. Nadie en los medios de comunicación ni en el sistema educativo ha comentado nunca el hecho de que el Consejo Nacional Criollo (NKC en inglés) y la Fundación Educativa UBAD se organizaron en el mismo año – 1996. Eso es porque hay una población negra en Honduras que es criolla. Cuando la Organización Negra Centroamericana (ONECA) estaba siendo organizada en 1996 por líderes garífunas de Honduras y Belize, los criollos en Honduras exigieron que los criollos en Belize estuvieran representados en la nueva ONECA. Y ahí radica una historia que los medios de comunicación propiedad de los oligarcas en Belize no quieren que se cuente. Háblame, Silvana. Háblame de Texas.

Hubo negros en Belize que boicotearon la única cumbre negra celebrada en Belize, en septiembre de 2003. Hoy, la pregunta es: ¿cuántos negros quedan en Belize? Ésta es la cuestión que, en última instancia, se convierte en el meollo del asunto cuando hablamos de amnistía.

¡Poder al pueblo!

- Advertisment -

Most Popular

PM speaks on Health Ministry shake-up and new Health CEO

BELIZE CITY, Thurs. Jan. 20, 2022-- While being interviewed by reporters yesterday, Prime Minister Hon. John Briceño made public comments on the recent reshuffling...

7.2 million new COVID-19 infections found in the Americas

BELIZE CITY. Wed. Jan. 19, 2022-- There continues to be a rapid increase in the number of COVID-19 cases in the Americas. In the...

LOO on the lam

BELIZE CITY, Thurs. Jan 20, 2022-- The Leader of the Opposition, Hon. Patrick Faber, is once again being accused of domestic assault after his...

Tensions hit boiling point at PBL

BELIZE CITY, Thurs. Jan. 20, 2022-- The Port of Belize (PBL) and unionized waterfront workers of the Christian Workers Union (CWU) are once again...