29 C
Belize City
Thursday, January 26, 2023

St. Catherine Academy at 140

by Kory Leslie (Freelance Writer) BELIZE CITY, Fri....

Opposition and third parties call out GoB on 2023’s bloody start

BELMOPAN, Thurs. Jan. 19, 2023  Still recovering from...

Year in Review Part 2 – 2022

Photo: LA-based photographer and artist Menyelek Marin...

From the Publisher en Español

From the Publisher (En Espanol)From the Publisher en Español

En septiembre, los guatemaltecos faltaron el respeto a los beliceños cuando sus soldados arrancaron banderas beliceñas de la isla del río Sarstún y las llevaron a la Ciudad de Guatemala.

Hace unos días, los guatemaltecos volvieron a faltarle el respeto a los beliceños cuando describieron el reciente acercamiento de Belize a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) para revertir el reclamo de Honduras sobre los Cayos Sapotillos como “deplorable”. “Deplorable”, porque Guatemala dice que los Cayos Sapotillos son suyos, a pesar de que los cayos nunca han sido reconocidos como tales por la comunidad regional o internacional.

Hace unos años, el entonces presidente de Guatemala, Jimmy Morales, reunió tropas en la frontera de Guatemala con Belize porque afirmó creer que un joven guatemalteco que se encontraba ilegalmente en territorio beliceño había sido asesinado por soldados beliceños. Estos fueron unos días aterradores para los beliceños.

De lo que tratamos hoy es establecer un patrón, un patrón en el que los guatemaltecos militarmente superiores hablan y se comportan de manera irrespetuosa con los beliceños sobre nuestras 8,867 millas cuadradas de la Joya.

Ahora, la invasión de Rusia y la guerra con Ucrania han demostrado que la tecnología del equipo militar moderno puede permitir que una nación más pequeña y más débil neutralice la ventaja de tamaño de una más grande.

Pero para que esa tecnología militar moderna tenga efecto, la nación más pequeña debe tener una moral de lucha, y Ucrania ha demostrado que la tiene. Este no es el caso de Belize, donde la mayoría de los ciudadanos, me parece, todavía tienen una dependencia mental de los británicos en lo que respecta a cualquier emergencia guatemalteca.

Hay un viejo cliché que dice que no puedes tener tu pastel y comértelo también. Los beliceños que han emigrado a los Estados Unidos creen que todavía tienen un interés vital en Belize, el estado-nación. Estoy de acuerdo, pero los sucesivos gobiernos beliceños han indicado que no tienen en alta estima a la diáspora de Belize en lo que respecta a la CIJ y la constitución de Belize.

El nuevo Gobierno de Belize elegido hace dos años ha hablado mucho sobre el cambio de “competencias” y otros asuntos técnicos en la educación, pero sus voceros no han dicho casi nada sobre la historia africana y maya.

Bueno, la verdad del asunto es que los mayas son los mejores luchadores de la jungla en el pequeño ejército de Belize, y los intrépidos garífunas (de origen africano) constituyen probablemente el mayor porcentaje de ese ejército.

La verdad sobre la historia maya en esta región es importante si uno desea exponer la injusticia y la crueldad de la oligarquía militar/corporativa en Guatemala. Hubo una guerra civil muy sangrienta en Guatemala entre 1960 y 1996, y aunque hubo cuestiones ideológicas involucradas, la cuestión étnica fue grande. Guatemala es una nación racista, y la gran población maya, probablemente la mayoría, es considerada y tratada como inferior.

Llegamos ahora, en este breve ensayo, a la llamada población criolla de Belize, una población que cuenta con muchos voceros que se niegan a considerarse africanos, como tal. ¿Cuál es la realidad? Los piratas británicos y los inversores comerciales trajeron aquí encadenados a nuestros antepasados ??africanos con un propósito específico desde el siglo XVII hasta el XIX: nuestros antepasados ??trabajaron los bosques aquí, los británicos ganaron mucho dinero y nuestras mujeres y niños tuvieron que arrojar nuestros desechos en alcantarillas abiertas en el Municipio de Belize.

Hubo rebeliones de nuestros antepasados ??en 1894, 1919, 1934 y 1950, y después de que logramos el autogobierno en 1964, creímos que estábamos a punto de heredar estas 8.867 de los esclavizadores y colonizadores británicos. En 1964, los beliceños no sabíamos casi nada acerca de algo llamado “corporaciones”. Y no sabíamos casi nada sobre la Guerra Fría internacional, una lucha por el control ideológico del mundo poscolonial.

Los criollos, para 1964, habían desarrollado un complejo de superioridad con respecto a los mayas y los garinagu. Este fue un complejo que fue creado y alimentado por los británicos. Por eso he dicho que hay que leer el ensayo de Peter Ashdown sobre “Historiografía criolla” para entender lo que ha pasado aquí desde 1964.

Espero que la nueva organización de Audrey Matura aliente el discurso y el debate sobre algunos de estos temas que los académicos controlados por las iglesias romana y anglicana pretenden que no existen. En cierto modo, no culpo a los académicos actuales por estar asustados: las iglesias romana y anglicana son utilizadas para mantener la supremacía europea por parte de las corporaciones neoliberales.

No hace falta decir más.

Check out our other content

St. Catherine Academy at 140

Year in Review Part 2 – 2022

Two RTA’s, two lives lost

Man hangs himself in detention cell

Elevator failure caused woman’s death

Ras Ben’s alleged killers walk free

Check out other tags:

International