74 F
Belize City
Friday, October 30, 2020
Home From the Publisher (En Espanol) From the Publisher en Español

From the Publisher en Español

Mi padre, que ahora tiene 97 años, y el finado Henry “Eagles” Usher eran muy buenos amigos.  No así con la relación entre mi madre, que era una NIP metodista, y la esposa del Sr. Usher, la legendaria “Miss Jane”, que era, por supuesto, una PUP católica romana.  Así que la Sra. Hyde y la Sra. Usher fueron simplemente cordiales entre sí.

Mi padre jugaba baloncesto en el equipo del Sr. Usher, pero mi padre no era una estrella, mientras que “Eagles” Usher era considerado el mejor jugador de baloncesto de Belize durante su tiempo.  Mi padre, sin embargo, fue un futbolista estrella en el equipo All Star del campeonato a mediados de la década de 1940.

Mi padre me contó de un viaje que hicieron los baloncestistas y futbolistas de Belize (Honduras Británica) para jugar contra equipos de la República de Honduras.  Supongo que C.B. estaba en la selección de fútbol pero no en la seleccion de baloncesto.  Me dijo que había una clara diferencia en el trato que recibían los basquetbolistas y futbolistas de los anfitriones de Honduras.  Los basquetbolistas de Belize eran tratados mejor que los futbolistas.  Esta fue una conversación privada entre mi papá y yo.  No entramos en detalles, pero ambos sabíamos que en esos días en la colonia los baloncestistas procedían de una clase social superior a la de los futbolistas.

La clase es muy importante aquí.  Vimos esto cuando el voleibol apareció por primera vez en la escena a mediados de la década de 1980.  No entraré en detalles.

Menciono el tema de la clase porque, al escribir sobre Ludwig Lightburn en nuestro número de mediados de semana, pensé en los torneos Guantes de Oro en Belize que lo produjeron a él, Eckert Lewis, Johnny Hyde, Roy “Slim Terror” Cadle, George Meighan y todos  los jóvenes boxeadores que gozaron de tal prestigio entre nuestros jóvenes de la colonia.

Sabía que eran los jesuitas de los Estados Unidos quienes habían introducido el muy popular boxeo de Guantes de Oro en nuestro país, pero me sorprendió saber de mi padre que consideraba al Padre Marion Ganey, C.de.J., el creador de los Guantes de Oro en Belize. Sabía que el Padre Ganey disfrutó de una reputación bien merecida como fundador del movimiento de cooperativas de ahorro y crédito en Belize, pero, para repetir, me sorprendió saber que él también merecía la mayor parte del crédito por los Guantes de Oro.

Déjenme decirles algo. El boxeo fue muy, muy importante en Belize en las décadas de 1940 y 1950, y la popularidad de los Guantes de Oro contribuyó enormemente a la popularidad de los sacerdotes católicos que organizaban los torneos. A su vez, la fe católica ganó el favor de los negros en la antigua capital, y el catolicismo participó en el surgimiento del Comité Popular y del Partido Unido del Pueblo (PUP). Antes de la década de 1940, casi todos los negros criollos de Belize eran anglicanos y metodistas.

Sé que en las décadas de 1960 y 1970, había varios gimnasios de boxeo en la antigua capital, pero los Guantes de Oro como tales ya no existían, que yo sepa. El boxeo siguió siendo muy popular en Belize en la década de 1970, pero la llegada de la televisión por cable estadounidense a principios de la década de 1980 arruinó el boxeo beliceño, porque nuestra gente comenzó a ver el boxeo de pago por visión de clase mundial de forma gratuita en la televisión local en la comodidad de sus hogares.

Fui a buscar mi copia de AÑOS DE GRACIA: La historia de la evangelización católica romana en Belize (escrito por Charles M. Woods, Sr.; J. Alexander Bennett; y Silvaana Udz). Quería ver si la historia del catolicismo en Belize podía darme una idea de la historia de los Guantes de Oro, su ascenso y caída, en Belize. Pero fui totalmente decepcionado. No había nada sobre los Guantes de Oro en Años de Gracia aunque en las calles de la antigua capital los Guantes de Oro habían sido la clave de mucha popularidad católica, como ya he dicho.

Todos podemos ver, creo, que algo empezó a salir mal en las calles de la ciudad de Belize después de la independencia política. El crack salió a las calles alrededor de 1985, seguido por la cultura de las pandillas en 1987 y 1988. La cultura de las pandillas introdujo las armas como un medio para resolver disputas entre nuestros niños y hombres jóvenes, y ahora esta violencia de pandillas asesina continúa durante tres décadas y entre nosotros y nadie tiene realmente una solución duradera.

La competencia entre niños y hombres jóvenes es una parte integral de nuestro crecimiento. Para la mayoría de nuestra juventud, esa competencia solía incluir deportes, a lo grande. En comparación con las décadas de 1940 y 1950 y 1960 y 1970, esa competencia deportiva ya no existe. Nuestros jóvenes de diferentes vecindarios compiten hoy con armas de gran potencia.

He escuchado a algunas personas, y algunas de ellas no son cínicas u hostiles en lo que respecta a los jóvenes, culpar al surgimiento del semiprofesionalismo en los deportes en Belize por varios problemas en los deportes. Estos son beliceños que recuerdan los días del amateurismo con nostalgia. Sin embargo, el boxeo era profesional desde la época de Ludwig y Eckert. El problema en los deportes beliceños no es el dinero en manos de los atletas beliceños: ese dinero es insignificante. ¿Cuál es el problema en los deportes de Belize? ¿Cuál es el problema con la juventud beliceña? En general, los que luchan por el amateurismo pertenecen a las clases altas.

Hablando personalmente, creo que sé cuál es el problema con nuestra juventud de la base, pero ustedes no quieren escuchar lo que pienso. Prefieren que se produzca el mismo derramamiento de sangre durante treinta años, y que nuestros líderes políticos y autoridades policiales ofrezcan las mismas soluciones una y otra vez.

COVID-19 solo ha hecho que las perspectivas de soluciones reales parezcan aún más difíciles durante los últimos seis meses. Cuando yo era niño, los líderes de la iglesia católica romana acudieron a los jóvenes de esta ciudad. Así es como, si lo piensan bien, Ludwig Lightburn llegó al Madison Square Garden. ¿Ustedes ven algún líder de la iglesia, de cualquier denominación, acercándose para atacar nuestra crisis de la Zona Sur?

Ganey, Sutti, Carney, Puthoff, et alii, respeto sus contribuciones. Desafortunadamente, ya no están en la conversación. La independencia significa que los beliceños somos los que debemos resolver nuestros propios problemas. Lloro por la juventud de Belize. Han sido traicionados.

- Advertisment -

Most Popular

…And then there were 5

BELIZE CITY, Mon. Oct. 26, 2020-- Of the 28 prisoners who escaped from the Belize Central Prison on October 12, five escapees remain on...

NOC recommends curfew for general elections night

BELMOPAN, Mon. Oct. 26, 2020-- Late this evening, the National Oversight Committee (NOC), in a press release, said that it had met this morning and...

6-year-old dies from COVID-19

BELIZE CITY, Mon. Oct. 26, 2020-- Over the weekend, the Office of the Director of Health Services announced the first pediatric death associated with...

Over 100 persons charged for attending restricted events over weekend  

BELIZE CITY, Mon. Oct. 26, 2020-- Police are reporting that over 100 persons were arrested and charged over this past weekend for attending restricted...