74 F
Belize City
Saturday, October 16, 2021
Home From the Publisher (En Espanol) From the Publisher en Español

From the Publisher en Español

Este asesinato ha afectado la historia de África.  El derrocamiento del primer gobierno del Congo, la eliminación de Lumumba, la sangrienta represión de la resistencia popular a los regímenes neocoloniales de Joseph Kasavabu, Joseph-Desire Mobutu y Moise Tshombe, y finalmente la creación de la Segunda República en este vasto país estratégico: las repercusiones de todos estos acontecimientos han tenido consecuencias desastrosas en toda África.

Lumumba y el gobierno congoleño aparecieron justo cuando la revolución anticolonial estaba en su apogeo en todo el mundo.  Lumumba fue producto de estas favorables relaciones de poder, pero al mismo tiempo su caída fue una señal de que una contraofensiva neocolonial ya estaba ganando terreno.  La victoria neocolonial en el Congo indicó que la marea había cambiado para el movimiento anticolonial en África.  El cambio de dirección se hizo evidente con el éxito de Portugal en retrasar la descolonización en sus territorios de ultramar;  con el cese temporal del movimiento contra el apartheid en Sudáfrica;  con la prorroga temporal del régimen “colono” de Ian Smith en Rhodesia, y finalmente con el derrocamiento de Ben Bella en Argelia en 1965. Si África era un revólver y el Congo su detonante, para tomar prestada la analogía de Frantz Fanon, el asesinato de Lumumba y decenas de miles de otros nacionalistas congoleños, de 1960 a 1965, fue el último intento de Occidente de destruir el auténtico desarrollo independiente del continente.

– De pág. xxiii, la introducción a The Assassination of Lumumba, por Ludo De Witte, Verso, 2001.

Les he dicho antes que los adolescentes en Belize a principios y mediados de la década de 1960 teníamos una visión optimista del futuro de nuestro país, a pesar de que el huracán Hattie en octubre de 1961 había sido un tremendo desastre nacional.  (Jamaica, que históricamente fue una especie de Hermano Mayor de Belize, logró felizmente la independencia en 1962.) Mirando hacia atrás, podemos ver que Belize se recuperó relativamente rápido de Hattie, asistido por aquellos de nuestra gente a quienes se les había permitido ingresar a los Estados Unidos.

La vida, diría yo, era buena en Belize en las décadas de 1960 y 1970, en comparación con ahora, a pesar de que la tensión política en ese entonces entre el gobernante Partido Unido del Pueblo (PUP) y el opositor Partido de la Independencia Nacional era alta, y aunque Guatemala amenazaría con una invasión militar de vez en cuando.  El ejército británico se estableció en Belize, y los beliceños habíamos sido “súbditos británicos” durante tanto tiempo que nos sentíamos cómodos con el apodo.  La mayoría de los beliceños estaban esperando la independencia política y el autogobierno.  Quizás, sobre todo, en ese entonces existía la ley y el orden.

De Witte, en su The Assasination of Lumumba, afirma que en la contraofensiva de los neocolonialistas europeos, el asesinato de Patrice Lumumba en 1961 fue un acontecimiento de referencia.  Anteriormente, De Witte había señalado todos los casos en los que muchos países asiáticos y africanos habían logrado la independencia después de la Segunda Guerra Mundial, cuando los principales países europeos habían luchado reñidamente entre ellos.

Durante mucho tiempo me he preguntado qué salió mal para nosotros, los beliceños, cuando las cosas parecían tan prometedoras.  Durante muchos años Tony Wright ha argumentado que las cosas empezaron a ir mal después de la independencia política de Belize en 1981. Aún así, ya en agosto/septiembre de 1980, siete miembros del prestigioso equipo nacional de softbol de Belize, las favoritas de Belize, habían desertado para quedarse en los Estados Unidos durante una gira por Estados Unidos y México.  Se trataba de jóvenes cuyo futuro en Belize parecía bastante prometedor.  Aún así, Estados Unidos es Estados Unidos: las calles, se decía, están pavimentadas con oro.

En este ensayo, no nos estamos centrando en Belize después de marzo del año pasado, cuando el coronavirus nos llevó a un nivel socioeconómico bajo que probablemente nunca antes habíamos experimentado.  Antes de COVID-19, ya estábamos experimentando deterioro y desintegración como pueblo.  Sin duda, las cosas empezaron a complicarse en la última parte de la década de 1980 cuando el crack y la violencia de las pandillas se apoderaron de nuestra narrativa.  Nuestro poder judicial comenzó a desmoronarse.

Lo largo y corto de todo es que en algún momento los colonialistas de Europa (y los Estados Unidos) comenzaron a actuar juntos, y todas nuestras esperanzas de autogobierno en el Tercer Mundo se vieron socavadas por algo llamado neocolonialismo.  Técnicamente ya no éramos sujetos: éramos un país independiente.  Pero parecía que no podíamos desarrollarnos económicamente, y, socialmente hablando, Belize se convirtió en un lugar muy violento e indisciplinado.

Había hondureños británicos que se habían sentido cómodos con el colonialismo, especialmente aquellos en los rangos más altos del servicio público.  Cabe señalar que Belize era un lugar muy disciplinado antes del autogobierno en 1964 y la independencia en 1981. Los británicos gobernaron con mano dura.  Si los beliceños hubiéramos podido mantener la mitad de la ley y el orden del colonialismo británico, habríamos estado en un lugar mejor que ahora.  Pero el dinero gobierna absolutamente en Belize hoy en día, y las personas de la base han respondido recurriendo a la justicia de los justicieros entre ellos mismos.

Siento que aquellos beliceños que eligieron vivir y trabajar en los Estados Unidos de manera permanente tomaron una decisión con la que ya no puedo discutir.  Solía tener la firme convicción de que podíamos quedarnos y construir un buen país con todos los recursos naturales (“riqueza incalculable”, escribió Samuel Haynes) que disfrutábamos.  No ha funcionado de esa manera.

He aquí un fragmento de un poema que escribí y publiqué en el número del 15 de agosto de 1980 de Amandala que les dara una idea de mis sentimientos hace más de cuatro décadas … Bajo coacción, mis sentimientos han ido cambiando.  En retrospectiva, este poema fue escrito solo un par de semanas antes de que las novias del softbol de Belize decidieran largarse.

Llegado el centenario
En estos tiempos
los ancianos dicen centenario
ahí es cuando realmente
realmente te golpea –
beliceño trasplantado
beliceño migrado
residente indocumentado.
Peor si estás bebiendo
¿No se siente tu corazón lleno?
y tus ojos
algo húmedos
en 80 Anno Domini
cuando consideras
tu glorioso vuelo
en la fantasía
de la Manzana.
Fueron alucinaciones
Porque las verdaderas riquezas
es aquí,
y tu estás ahi
ERES UN EXILIADO
ESTÁS EN EL EXILIO
un vagabundo ciego
a un destino desconocido,
y pronto tu
nunca volverás a casa
de nuevo, porque
tierra de los dioses
se alquila y se vende
y se divide…

- Advertisment -

Most Popular

US to open border with Canada, Mexico starting in early November

The United States will lift restrictions at its land borders with Canada and Mexico for fully vaccinated foreign nationals in early November, ending historic...

PM speaks on Belize’s economy

BELIZE CITY, Thurs. Oct. 14, 2021-- While being interviewed by local reporters yesterday, the Prime Minister, Hon. John Briceño, noted that the country is...

Khalydia Velasquez, Belize International Day of the Girl – “We Belong”

Concacaf.com, Mon. Oct. 11, 2021-- Khalydia Velasquez might be the youngest Belizean player to score internationally in 2018 at IMG Academy but you would...

No bola rolling, but ballers still passing

BELIZE CITY, Mon. Oct. 11, 2021-- There is no football playing in Belize for over a year now due to Covid-19, and the football...