74 F
Belize City
Friday, September 17, 2021
Home Editorial (En Espanol) La tierra es el banco”

La tierra es el banco”

Lun. 6 de septiembre de 2021
El finado médico nacionalista beliceño, Leroy Taegar, era un hombre de gran visión y no se negaba a compartir sus ideas sobre el potencial y las oportunidades que “la bondad de Dios” había puesto ante nuestra pequeña nación atribulada a la que le gustaba referirse como “La Nueva Jerusalén”. En medio de nuestro atolladero social y económico en el nuevo milenio, después de haber sido hundido por políticos imprudentes bajo una montaña de deuda nacional del súperbono, y todavía preocupados por la nube oscura del reclamo injusto e infundado de nuestro vecino sobre nuestro territorio, mientras que nuestros hombres jóvenes con problemas persistían en la guerra de pandillas y derramaban sangre preciosa, a menudo inocente, a un ritmo alarmante en todo el país en asesinatos por venganza; mientras nuestras madres lloraban en marchas callejeras a la luz de las velas por la paz, y nuestra población en general clamaba desesperada por una salida a este malestar interminable, Taegar señaló un recurso que vio como el camino hacia la redención de nuestra nación. Dijo simplemente: “La tierra es el banco”; y también propuso la creación de un banco nacional para impulsar el desarrollo de nuestro país y poner a trabajar a nuestros jóvenes.

Y ahora debemos preguntarnos seriamente si en verdad, esta pequeña Joya nuestra es verdaderamente “La Nueva Jerusalén”; porque, habiendo desaprovechado una oportunidad de oro durante la pasada administración UDP (yacimiento de petróleo y Petro Caribe) para resolver nuestra crisis de deuda, parece que podemos ser bendecidos con una segunda oportunidad de oro bajo la actual administración PUP para liberar a nuestra gente de la esclavitud de deuda del súperbono. Y en ambas ocasiones, es la bendición de la naturaleza, la tierra y el mar, lo que podría convertirse en nuestra gracia salvadora. Bajo el UDP, fue el combustible fósil, el petróleo que salió del suelo, la tierra, lo que presentó un trampolín de inmensas posibilidades para eliminar nuestra carga de deuda, pero lo echaron todo a perder. Ahora bajo el PUP, la tierra y el mar vuelven a ser nuestro “banco”, pero de una manera diferente, ya que las negociaciones basadas en “créditos de carbono” que requieren el compromiso de dejar la tierra bajo cobertura forestal y crear zonas de conservación marina podrían ser el camino para darle un fuerte golpe a nuestra persistente pesadilla del súperbono.

La reciente ola de calamidades internacionales provocadas por el clima (temperaturas récord y devastadores incendios forestales, sequías prolongadas que causan la necesidad de racionar el agua, inundaciones mayores y mortales deslizamientos de tierra, el aumento de huracanes más poderosos y desastrosos) ha silenciado a los restantes escépticos sobre la realidad del calentamiento global. El cambio climático y el calentamiento global ya no son cuestionados por personas sensatas; y, por muy atrasados que hayamos estado en muchos sentidos, nuestro pequeño Belize está ahora preparado para beneficiarse financieramente de manera sustancial del esfuerzo desesperado de la comunidad internacional por desacelerar y posiblemente detener la marcha actual hacia el desastre climático para nuestro mundo.

Sin profundizar en los detalles científicos, el dióxido de carbono, que consumen las plantas, es uno de los principales denominados “gases de efecto invernadero” que atrapan el calor en la atmósfera terrestre. Los combustibles fósiles que se queman en automóviles, fábricas y motores de varios tipos, producen enormes cantidades de dióxido de carbono y otras emisiones de carbono que se liberan a la atmósfera; mientras que las plantas consumen gran parte de este mismo dióxido de carbono y producen oxígeno, que los humanos y otros animales respiran. Entonces, cuantas más plantas, como en nuestra selva tropical, mejor será la lucha por controlar los niveles crecientes de dióxido de carbono en la atmósfera. Según weather.nasa.gov, “el nivel del mar global ha aumentado alrededor de 8 pulgadas desde que se inició el mantenimiento de registros confiables en 1880. Se proyecta que aumente entre 1 y 8 pies para 2100. Este es el resultado de la adición de agua por el derretimiento del hielo terrestre y la expansión del agua de mar a medida que se calienta”. Ese es un asunto serio para todas las ciudades y pueblos costeros bajos.

Entonces, los grandes países desarrollados, cuya quema de combustibles fósiles en sus fábricas, industrias y sistemas de transporte (terrestre, marítimo y aéreo) representan la mayor parte de las emisiones de carbono del mundo, han diseñado un programa a través del cual están otorgando incentivos financieros a países con bosques aún existentes para preservar algunos de esos bosques como una forma de ayudar a frenar y, con suerte, detener la marcha actual hacia la catástrofe climática para nuestra próxima generación. Y el equipo negociador de Belize ideó una manera de capitalizar sobre eso, aprovechando nuestros recursos marinos para aseguar apoyo financiero de las entidades internacionales a las que se acercaron, y asegurando la voluntad del 50% actual de los tenedores de bonos de aceptar una reducción de la amortización en virtud de un nuevo acuerdo calibrado.

En la reunión de la Cámara de Representantes del viernes pasado en Belmopán, el primer ministro John Briceno hizo dos anuncios muy importantes sobre nuestros recursos terrestres y marinos nacionales y el servicio del temido súperbono. Y si su administración tiene éxito en llevar a cabo esos planes hasta su finalización, será una gran “victoria” para todo el pueblo beliceño.

Aunque 7News el viernes por la noche filtró muchos detalles del proceso que debería ver a la organización conservacionista, The Nature Conservancy (TNC), ayudar al gobierno a recaudar fondos para recomprar el súperbono “con un descuento significativo, alrededor de 55 centavos por dólar – y equivaldrá a un ahorro de un mínimo de 225 millones de dólares estadounidenses, casi 500 millones de dólares beliceños”, PM Briceno advirtió rápidamente que el acuerdo aún no está sellado, ya que “debemos tener una participación del 75% de los tenedores de bonos”, que espera plenamente que se logre porque “este es el mejor trato que podemos ofrecer a los tenedores de bonos.” Explicó que los fondos que obtendrá TNC para financiar la recompra y el mantenimiento del súperbono será “más conservación marina y será conservación más allá del arrecife, en nuestra zona económica exclusiva”.

En lo que respecta al acuerdo de conservación de Belize Maya Forest Trust que involucra unos 260.000 acres de tierras forestales en el norte de Belize, que el exministro de Tierras del UDP, Hugo Patt, había firmado en noviembre pasado con el mismo TNC poco antes de las elecciones, Briceno dijo que su gobierno PUP ha vuelto a negociarlo y finalizó el trato con TNC consiguiendo un arreglo mucho mejor para el pueblo beliceño. Miembros UDP de la Cámara, el Honorable Shyne Barrow y el Honorable Patrick Faber, líder de la oposición en la Cámara de Representantes y líder del UDP, respectivamente, dieron su apoyo a regañadientes a los esfuerzos del PM, mientras le recordaban que era el UDP el que había iniciado ese trato.

No entraremos en todas las explicaciones detalladas del acuerdo de crédito de carbono aquí, mientras esperamos la finalización del acuerdo que, con suerte, resuelva el asunto del súperbono. Y trataremos de no recordarnos la declaración triunfal del ex primer ministro Barrow cuando regresó de una reunión en un hotel de Miami para declarar que había llegado a un acuerdo fantástico con Lord Ashcroft para la recompra de BTL, y no resultó tan agradable después de todo. Si el equipo negociador del PM Briceno tiene exito, con la ayuda de TNC y la tierra y el mar de Belize, en matar al temido dragón del súperbono, incluso en estos tiempos de Covid-19, debería ganar puntos significativos con el pueblo beliceño. Crucemos los dedos.

P.D. Según www.nature.org, “The Nature Conservancy es una organización de conservación global dedicada a conservar las tierras y aguas de las que depende toda la vida. Guiados por la ciencia, creamos soluciones innovadoras sobre el terreno para los desafíos más difíciles de nuestro mundo para que la naturaleza y las personas puedan prosperar juntas. Estamos abordando el cambio climático, conservando tierras, aguas y océanos a una escala sin precedentes, proporcionando alimentos y agua de manera sostenible y ayudando a que las ciudades sean más sostenibles. Trabajando en 72 países y territorios: 38 por impacto directo en la conservación y 34 a través de socios, utilizamos un enfoque colaborativo que involucra a las comunidades locales, los gobiernos, el sector privado y otros socios”.

- Advertisment -

Most Popular

Wife of double-murder suspect granted bail

Belize City, Thurs. Sept. 9, 2021-- Last Thursday, Jovannie O’Brien was arrested and charged in connection with the shooting of Lloyd Myvett, 18, and...

4 homes burnt; arson suspected

Belize City, Fri. Sept. 10, 2021-- On Friday, September 10, just after 6:30 p.m., the local fire department received reports of a huge fire...

Belize listed in US State Department Afghan travel release

BELIZE CITY, Mon. Sept. 13, 2021-- In a joint statement released by the US State Department on August 29, Belize was listed as a...