74 F
Belize City
Sunday, October 24, 2021
Home From the Publisher (En Espanol) From the Publisher (En Español)

From the Publisher (En Español)

Le debo a Pen Cayetano una explicación de lo que ocurrió en 1995 o 1996 (Pen probablemente habría estado en Alemania en ese momento) cuando alguien envió a comprarAmandala, y en realidad hubo negociaciones en la casa del finado Emory King en Tropical Park.

Les he dicho que cuando Sagis Investments salió de la carpintería en 1994 para comprar el 10 por ciento de Radio KREM, no sabía que Sagis era realmente Lord Michael Ashcroft. Sentí que era él o Ralph Fonseca. Todavía no puedo decir exactamente cuándo fue que me convencí de que era el par británico. En las jurisdicciones españolas, como Coco Orio y yo siempre recuerdo cada vez que nos encontramos, las sociedades de responsabilidad limitada se denominan “sociedad anónima – S.A.” Uno no debe saber quién es o quiénes son en el mundo del dinero y el poder.

Ya para 1995, 1996, trabajando desde 1969, habíamos construido algo fuera del pantano en la calle Partridge, que atrajo la atención de grandes personas. En 1995, Amandala y Radio KREM estaban siendo atacados por el gobierno del Partido Democrático Unido (United Democratic Party, UDP) del primer ministro Manuel Esquivel. La relación entre yo y el Dr. Esquivel se había vuelto hostil en un sentido personal, y cuando regresó al cargo en junio de 1993, buscó mi destrucción. La primera cosa que él y su gente persiguieron fue los Kremandala Raiders, Campeón de baloncesto a nivel semi-pro de Belize.

Yo diría que un problema empezó para mí cuando el Dr. Esquivel, a quien había apoyado para líder del UDP en la convención de enero de 1983, se negó a investigar la conspiración de asesinato de octubre de 1984 contra mí cuando se convirtió en Primer Ministro en diciembre de 1984. Ese problema se agravó cuando Rufus X empezó a hacer campaña para la posición de abanderado UDP en el Área Rural Norte del Distrito de Belize en 1988. Rufus X, un hombre que en realidad ayudó a fundar el UDP en septiembre de 1973 y que había sido valientemente e inquebrantablemente leal al partido durante quince años fue tratado como una suciedad por el Dr. Esquivel. Yo sudaba la fiebre de Rufus X, como diríamos en criollo. Las cosas empeoraron en 1993 cuando públicamente respaldé al oponente PUP del Dr. Esquivel en Caribbean Shores – José Coye.

De todos modos, en 1995, 1996, Kremandala estaba en mal estado. Emory King había sido un conocido amistoso mío desde la década de 1970, a pesar de que era obviamente un apologista descarado de la estructura de poder de la supremacía blanca de Belize. La relación entre Emory y yo, diría, surgió del hecho de que ambos éramos escritores, y admirábamos a gente como Damon Runyon. (Emory, por cierto, para el expediente y en mi opinión, causó un daño significativo a la autenticidad de la narrativa histórica de Belize con su masacre a sangre fría de la biografía del Coronel Marcus Despard y su invento de  los 14 de Flowers Bank). En 1995, 1996 Emory operaba sus varios negocios fuera de una oficina en la planta baja del Hotel Radisson Fort George de Lord Ashcroft. Pero cuando Emory empezó a sugerirme la idea de que vendiera el periódico, nunca mencionó a lord Ashcroft.

Dos hombres blancos aparecieron un día. Uno llevaba gafas y un sombrero. El otro era más musculoso, más físico. El segundo me dijo durante las negociaciones en casa de Emory y Elisha: “Escucha, Evan, puedes vender todo el periódico, o sólo una parte. De cualquier manera, no tendrías que trabajar ni un sólo día más para el resto de tu vida.” Mi papá estaba involucrado en la discusión, y siendo un hombre sensato y razonable, estaba intrigado, complacido incluso, por la proposición. Para mí, la idea de no tener que trabajar nunca más sonaba atractiva, por supuesto.

Pero el hombre blanco estaba mintiendo. Lo que querían era control. Después de consultar con el Dr. Leroy Taegar, y el contador Cedric Flowers, el buen amigo de Leroy, les ofrecí el 40 por ciento. Nunca supe de ellos de nuevo.

Por cierto, un día, cuando les mostramos nuestra operación en la Calle Partridge, que empleaba a unas 15 o 16 personas en ese momento, pregunté a los dos hombres blancos cuántas personas emplearían en un periódico del tamaño de Amandala. (Ellos decían poseer periódicos en todo el mundo.) Dijeron, cinco o seis.

En una economía enorme y dinámica como la de América, saben, sucede todo el tiempo que hombres y mujeres jóvenes construirán una empresa en diez o quince años, digamos, la venderán por millones, miles de millones, y se jubilarán a una vida de lujo y ocio.

El cambio de propiedad de este periódico habría tenido un ambiente diferente. Amandala significa algo especial para muchos beliceños, una de las razones siendo que han sido una parte crítica del proceso que comenzó en 1969, para citar a Lawd Gerald, “con dos hojas de papel”.

Más que eso, Amandala representa algo en este país que llamamos Belize. Un trabajador que ha estado con Radio KREM por más de dos décadas me dijo algo en una reunión esta semana. Dijo que cuando era un niño en Punta Gorda, tendría que caminar dos millas todos los viernes para comprar un Amandala para su abuelo. En Alemania, en 1995, en 1996, Pen se preguntó qué haría si se vendiera Amandala. A finales de los años 80, el gran Andy Palacio cantó de volver de Londres para leer su Amandala.

Para mí, durante muchos, muchos años este periódico fue como una obra de arte. Había una cierta satisfacción involucrada en armar una buena edición. Ganar dinero a través de las ventas callejeras era, en cierto sentido, la guinda del pastel, dulce guinda por cierto, pero el pastel ya tenía su propio sabor delicioso.

Como un joven que salía de la universidad, soñaba con crear cosas a través de la escritura que harían a mi gente feliz y emocionada. Esto es de lo que se trata el artista. Es una embriaguez, una deliciosa embriaguez.

Para concluir hoy, supongo que muchos de nosotros los beliceños estamos pensando que podríamos haber hecho más para que la dama Leela Vernon supiera lo grande que era mientras vivía. Hay música que ella hizo que la hará inmortal. Mientras exista Belize y los beliceños, el nombre de Miss Leela sonará. ¡Qué intérprete y qué artista!

En septiembre de 2011, Kremandala presentó una conferencia nacional en el Salón de la Parroquia Santo Redentor que describimos como una conferencia para escritores, artistas, músicos e intelectuales – WAMI por sus siglas en inglés. Era una buena base sobre la cual construir, pero nunca pudimos producir otra tal. Ustedes saben que tales reuniones son siempre consideradas como potencialmente subversivas por los políticos profesionales. Los escritores, artistas, músicos e intelectuales no son fácilmente controlados. Siempre se están inventando ideas que son problemáticas para los políticos. ¿Saben por qué? Es porque, en última instancia, los políticos trabajan para la estructura de poder, mientras que los verdaderos escritores, artistas, músicos e intelectuales pertenecen al pueblo.

¡Poder al pueblo!

- Advertisment -

Most Popular

Barbados elects first ever president ahead of becoming republic

Barbados has elected its first ever president as it prepares to become a republic, removing Queen Elizabeth as head of state. Dame Sandra Mason, 72,...

UDP calls for Police Minister and CEO to resign

BELMOPAN, Tues. Oct.19, 2021-- The Secretariat of the United Democratic Party (UDP) issued a press release this week in which it condemns the Minister...

Proper police training

Dear Editor, Police abuse and brutality continue to plague our jewel Belize unabated. The incident in Cayo of law enforcement officers using brute force and...

Belize gets rough initiation into international Rugby

BELIZE CITY, Wed. Oct. 20, 2021-- Commenting on a breakingbelizenews.com report by Ruben Morales Iglesias on Monday of this week, English pioneer of rugby...