29 C
Belize City
Thursday, January 26, 2023

St. Catherine Academy at 140

by Kory Leslie (Freelance Writer) BELIZE CITY, Fri....

Opposition and third parties call out GoB on 2023’s bloody start

BELMOPAN, Thurs. Jan. 19, 2023  Still recovering from...

Year in Review Part 2 – 2022

Photo: LA-based photographer and artist Menyelek Marin...

Tal vez los pequeños cañeros deberían tener su propia fábrica

Editorial (En Espanol)Tal vez los pequeños cañeros deberían tener su propia fábrica

Cuando, en 2015, el Gobierno de Belize aprobó un aumento del 50% en el precio controlado del azúcar que se vende en el mercado local, de 50 centavos a 75 centavos la libra, muchos creyeron que el aumento era totalmente para los agricultores, que habían estado pidiendo apoyo debido al precio severamente deprimido del azúcar en el mercado mundial. Pero solo el 65% era para los cañeros; el 35% era para los molineros, ASR-BSI, en consonancia con el acuerdo de reparto de ingresos entre los grupos.

Podría decirse que sus amplios bolsillos y su acceso a los mercados en el extranjero fueron las razones por las que nuestro gobierno (UDP) favoreció a una empresa extranjera para poseer una participación mayoritaria en BSI. Solo tres años después de comprar acciones mayoritarias en BSI, alrededor del 80 %, ASR no debería haber necesitado la ayuda del gobierno y el pueblo de Belize debido a una caída temporal en el precio del azúcar. ASR probablemente tuvo suerte con esa participación. Es muy probable que el Gobierno de Belize sintiera que tenía que incluir a los accionistas locales en la empresa cuando buscó en los bolsillos de los beliceños, y ASR los “atrapó” con su parte del azúcar.

El finado Richard Harrison, economista, en una nota de 2017 “Belize: pagando a A.S.R. para ser dueño de B.S.I.” que fue publicado por Breaking Belize News, calculó que el Gobierno de Belize “facilitó el camino para que nosotros, los beliceños, pagáramos para que ASR fuera dueño de nuestra industria azucarera” cuando aprobó concesiones fiscales especiales para la empresa, y “aumentó el precio del azúcar blanca en $0.25 por libra.”

Nuestros pequeños cañeros están perdiendo terreno cada año. Esta es la razón del actual punto muerto entre ASR-BSI y BSCFA. Los grandes cañeros están ansiosos por que comience la zafra. Los pequeños cañeros, y algunos grandes cañeros que los apoyan, están exigiendo un cambio en el acuerdo de reparto de ingresos, uno que les dé a los cañeros una mayor parte del pastel, y los molineros no están cediendo.

El Gobierno ha dicho que no le corresponde intervenir más allá de facilitar las negociaciones porque las entidades son privadas. Mientras que algunos consideran que es un escape, el Gobierno está restringido por ciertas convenciones importantes.

La división entre los molineros y los pequeños cañeros podría ser demasiado grande para superar. En este entorno en el que el Gobierno tiene las manos atadas a la espalda, podría ser conveniente que nuestros líderes busquen otras formas de ayudar a nuestros pequeños cañeros. Una forma podría ser facilitar la propiedad de una fábrica por parte de los pequeños cañeros.

A pesar de los tiempos difíciles, es muy probable que los beliceños apoyen un pequeño aumento en el precio controlado del azúcar, únicamente en beneficio de los pequeños cañeros. La investigación de 2015 del Sr. Harrison mostró que 37,620,000 libras de azúcar se consumen localmente, de las cuales 26,334,000 libras son de azúcar blanca. Si el precio del azúcar aumenta en 5 centavos, se derivarían $2 millones por año de las ventas locales de 40 millones de libras, solo para los pequeños cañeros, para ayudarlos a pagar su fábrica.

Waterloo absurdo

Podría haber sido una artimaña, la propuesta de Waterloo de verter 7,5 millones de metros cúbicos de sedimentos entre el Atolón de Turneffe y Cayo Inglés. Waterloo anunció que un equipo de científicos ambientales altamente especializados había investigado a fondo el desecho del sedimento en esa área y lo había declarado ambientalmente adecuado. Verter el sedimento en la costa y cerca de la costa nunca podría acercarse a los costos de descargarlo a diez o quince millas de distancia en mar abierto. Entonces, ¿por qué no se envió primero esa propuesta, antes de la absurda propuesta de arrojar el material cerca de nuestro arrecife?

Algunos beliceños no estaban muy preocupados por las consecuencias ambientales. Estaban listos, ansiosos, para que las enormes dragas siguieran con el trabajo. Estos individuos perdieron la razón cuando escucharon $400 millones, la inversión estimada. Eso es mucho dinero, y como una polilla atraída por una llama, como una pieza de acero atraída por un imán, estaban listos para decir que sí al absurdo plan.

Tenemos que preguntarnos acerca de los beliceños que sabían que esta era una propuesta absurda, pero aún así pusieron su credibilidad en juego. Para ellos, ¿se trataba solo de un día de pago? ¿Se detuvieron a considerar que los crédulos beliceños podrían haber triunfado y que habrían sido parte de un sacrilegio? ¿O estaban seguros de que el pueblo beliceño nunca habría considerado tal plan?

Para Waterloo, extranjeros, la descabellada propuesta no tenía consecuencias. Si los beliceños fueran tan tontos como para seguir adelante, sería su país el que habría sido identificado como hipócrita y estúpido. Y si se oponían, bueno, todo el tiempo el trato mejor para ellos era arrojar los 7,5 millones de metros cúbicos de sedimentos en la costa y cerca de la costa.

Cómo esta receptoría que formó Waterloo obtuvo el control de Port of Belize (PBL) es tan laberíntico como los tratos sobre la propiedad de BTL. Hasta la fecha, nadie ha ido más allá de desenredar superficialmente los nudos, las redes alrededor de estos activos clave de Belize. La propiedad de BTL ha sido restaurada a los beliceños, a un gran costo, y después de que el Partido Demócrata Unido hubiera exprimido cada gramo de beneficio político que podía obtener de él. Pero preguntas clave siguen sin respuesta. Lo mismo sucede con PBL. Los beliceños no saben qué sucedió aquí, exactamente cómo esta administración judicial terminó con el control de este activo vital.

Control tiene Waterloo, y ahora, después de proponer absurdamente arrojar sedimentos en el mar, amenazar absurdamente con llamar al gobierno británico para que intervenga en su nombre y acusar absurdamente a los miembros del Comité Nacional de Evaluación Ambiental (NEAC por sus siglas en inglés) de pedirles sobornos, están preparados para cosechar las ganancias durante décadas, tal vez siglos por venir.

Curiosamente, en la última consulta sobre su propuesta de proyecto, Waterloo cantó más fuerte sobre las muchas ventajas para Belize si se mejoraran las instalaciones de almacenamiento a granel en PBL, esto después de haber obstaculizado la mejora de las instalaciones durante una década, esto después de declarar que las mejoras de almacenamiento a granel vendrían SOLAMENTE SI obtuviera la aprobación de su proyecto de terminal de cruceros.

Verter sedimentos en la costa y cerca de la costa no conlleva los riesgos que conlleva arrojarlos diez millas mar adentro. Pero hay riesgos. Algunos expertos dicen que las cortinas de sedimentos que Waterloo propone instalar no detendrán la sedimentación del arrecife interior entre Port O’ Stuck y Triangles, y profundizar el canal cerca de la Ciudad de Belize expondrá esa área a olas más poderosas cuando golpeen los huracanes.

Nuestra gente necesita empleos. Pero no debemos subestimarnos. Si el NEAC es de la opinión de que los obstáculos ambientales se han superado, aún quedan preguntas por responder sobre lo que hay en este proyecto de Waterloo para Belize. ¿Cuánto de esa inversión de $400 millones se destinará a comprar materiales beliceños, alquilar equipos de propiedad beliceña y emplear a beliceños? ¿Cuántos impuestos obtendrá nuestra gente de una empresa de propiedad extranjera dirigida por alguien que ha demostrado ser un ciudadano corporativo mediocre y ha sido cuestionado en su país de origen, el Reino Unido, por evitar pagar impuestos? Finalmente, ¿qué hará la pequeña Ciudad de Belize con tres puertos de cruceros? En el sector de los cruceros, ¿Waterloo simplemente le quitará puestos de trabajo a Puerto Coral en Stake Bank?

Check out our other content

St. Catherine Academy at 140

Year in Review Part 2 – 2022

Two RTA’s, two lives lost

Man hangs himself in detention cell

Elevator failure caused woman’s death

Ras Ben’s alleged killers walk free

Check out other tags:

International