From the Publisher (En Espanol) — 15 July 2017 — by Evan X Hyde
From the Publisher en Español

En ese momento, la Batalla de Cayo San Jorge no parecía ser tan grande porque nadie sabía que sería el último gran ataque contra el asentamiento de Belize por el virreinato español en Yucatán.

La razón por la que la escaramuza de septiembre de 1798 fue la última ofensiva española fue lo que sucedía en Europa, empezando con la Revolución Francesa de 1789 y lo que estaba sucediendo en el Caribe, empezando con la Revolución Haitiana de 1791.

La toma de la fortaleza de la Bastilla por las masas francesas en París el 14 de julio de 1789, condujo a una transformación social en Francia que desató energías serias. Por cualquier cosa que valiera, un hombre del pueblo, por así decirlo, llegó al poder militar en Francia y en realidad terminó declarándose Emperador de Francia en 1804. Era un corso por el nombre de Napoleón Bonaparte, y una de las razones por las que se convirtió en una leyenda fue porque luchó en el campo de batalla junto con sus soldados. El ejército francés se convirtió en el más temible en Europa, tanto así que en 1808 Napoleón pudo colocar a uno de sus hermanos, José, en el trono español.

La humillación de España por parte de Francia y Napoleón provocó varios tipos de insurrecciones en las posesiones coloniales españolas en el hemisferio occidental. En nuestra región inmediata, la más espectacular de estas insurrecciones fue aquella realizada en 1810 en México por un sacerdote llamado Miguel Hidalgo. Unos años más tarde, las insurrecciones contra el dominio español en los países más septentrionales de América del Sur fueron dirigidas por el legendario Simón Bolívar, apoyado por la nueva república negra de Haití.

Personalmente, no tengo ningún control sobre las personas blancas siendo lo que son y haciendo lo que hacen. El problema que tengo es con los negros que colaboran con la supremacía blanca y que ascienden al poder político fingiendo estar buscando los mejores intereses de nuestro pueblo. Ha llegado al punto en Belize en que algunos de los líderes negros locales me están diciendo lo negro que son. Mi respuesta a eso es simple: si usted quisiera llamarme blanco, entonces adelante.
A propósito, en una nota histórica, los historiadores se están preguntando si Marcus Belisle, uno de los 65 colonos en Belize que votaron para permanecer y para luchar en junio de 1797, era el padre de Adney Broaster, porque él le dejó todas sus posesiones terrenales a ella. Adney Broaster, la hija de la esclava mandingo, Eve Broaster, fue la madre de mi tatarabuela por lado de mi padre. Sólo digo.

Después de 1798, no mucho cambió en el asentamiento en cuanto a las condiciones para las masas de esclavos negros. Es por eso que leímos de una revuelta de esclavos en Belize en 1820 y es por eso que leímos del juicio en la Corte de Magistrados un par de años más tarde del Dr. Mansfield Bowen, quien fue acusado de abusar de una esclava. Bowen, por cierto, no era uno de los 65: llegó después al asentamiento desde Alemania.

Los líderes e historiadores negros en Belize deberían estar investigando por qué fue que la emancipación en 1838 nunca se celebró en el asentamiento, que se convirtió en una colonia británica en 1862. En cambio, aquellos de nosotros que nos convertimos en potencias políticas nos centramos en la celebración de la Batalla de Cayo San Jorge. Ese es el evento que el Imperio Británico quería celebrar. Personalmente, pensé que el autogobierno en 1964 y la independencia en 1981 se trataban de lanzar fuera el yugo colonial de Gran Bretaña y de abordar las racistas demandas territoriales de la república guatemalteca.

En 2017, ya es tiempo para que nosotros, los beliceños, nos despojemos de nuestra mentalidad colonial. Nuestros estudiantes deben leer a Frantz Fanon. Probablemente ni siquiera saben quién es. Nuestros eruditos deben prestar atención a las realidades haitianas, porque fue en Haití donde nuestra lucha regional por la libertad comenzó en 1791. Hay tíos Toms por todos lugares, incluso en Haití. Dondequiera que haya una lucha por la libertad, la justicia y la dignidad contra un opresor, siempre habrá personas de la clase oprimida que se ofrecerán para hacer tratos con el opresor. Los Toms presentan estos tratos a los oprimidos como el buen sentido, la razón, y “engañerías” de Pedro Ardimales.

En Belize, la pregunta es, si usted es tan negro, ¿por qué no celebra la emancipación? Si es tan negro, ¿por qué glorifica a Thomas Paslow? Si es tan negro, ¿por qué no quiere saber tu propia historia?

Se les han permitido acumular todo su dinero y sus bienes porque han colaborado con la supremacía blanca. Eso es todo. Vendieron a la gente negra para lograr éxito personal. Mutabaruka, yo diría, debería hacer otra visita a Belize.

¡Poder al pueblo!

Related Articles

Share

About Author

Eden Cruz

(0) Readers Comments

Comments are closed.