28.9 C
Belize City
Friday, March 1, 2024

“Flavors of Abstract Art” exhibition unveiled in Belmopan

Photo: Tom Sharp, abstract artist by Kristen Ku BELMOPAN,...

Belize: “Israel should withdraw entirely from Palestinian Territory”

Photo: H.E. Assad Shoman Nations from across the...

KREM Television to become X TV

by Katie Numi Usher BELIZE CITY, Thurs. Feb....

“Atrocidades” y “abominaciones”

Editorial (En Espanol)“Atrocidades” y “abominaciones”

Domingo, 7 de enero de 2024

Hay un dicho que dice que a veces “del mal sale el bien”. También se dice que “las personas lastimadas lastiman a las personas”, lo que significa que existe una tendencia entre las personas que han sufrido mucho dolor y abuso cuando eran niños a crecer con una ira interior y una infelicidad que se manifiesta más adelante con una continuación del ciclo de abuso contra otros. Desde ese punto de vista, puede haber alguna explicación histórica para las atrocidades cometidas por Israel debido a los dolorosos recuerdos de su holocausto; ¿Pero qué excusa tiene Estados Unidos para la inhumanidad? ¿Cómo pudo el bastión internacional de la democracia, Estados Unidos, dejarse arrastrar a un espeluznante caldero de odio?

Recientemente, ha sido alentador observar que el Secretario de Estado de Estados Unidos, Anthony Blinken, expresó su preocupación por la atrocidad en curso en Gaza. En su actual viaje a Oriente Medio, para tratar de sofocar cualquier posible “metástasis” de la situación tras el asesinato por parte de los israelíes del “alto funcionario de Hamas… Saleh al-Arouri el martes, junto con otras seis personas” (BBC, 7 de enero de 2024), supuestamente admitió que “demasiados hombres, mujeres y niños palestinos inocentes han muerto en la guerra”. Algunos dirían que no es realmente una guerra, sino más bien un ataque de represalia en un asunto totalmente unilateral.

Hay una tendencia en nuestras comunidades, cada vez que un joven se convierte en un espectáculo en las noticias por algún crimen mayor, a que otros pregunten: ¿quiénes son sus padres? ¿Qué no hicieron sus padres al “criarlo” que lo impulsó a tomar esa dirección? En toda sociedad siempre habrá unos pocos individuos que, quizás por circunstancias no comprendidas, a pesar de los aparentes esfuerzos de los padres, quedan sujetos a malas influencias y fuerzas y deciden tomar la ruta del crimen. Incluso en las sociedades más primitivas, libres de todas las tentaciones y distracciones de la “civilización” moderna, ha habido casos de individuos que se extraviaron y tuvieron que ser castigados por los demás miembros del grupo social. Hemos leído casos en ciertas culturas indígenas en los que un asesino sería desterrado de la tribu o clan y su nombre nunca volvería a mencionarse, tal vez una pena que algunos considerarían peor que la muerte. Pero donde hay vida, hay esperanza; y ha sido un principio fundamental entre los pueblos llamados “primitivos” que la vida misma es preciosa, un regalo del Creador que debe ser apreciada. Sin embargo, incluso en esas culturas ha habido incidentes de conflicto con otros grupos y ha habido amplia evidencia de violencia intertribal. El conflicto, al parecer, es algo inevitable dentro de la civilización humana, al igual que en el reino animal, donde reina la ley de “supervivencia del más fuerte”. Pero, al ser la forma “más elevada” de la obra del Creador, muchos de nosotros, los humanos, esperamos más de nosotros mismos como seres humanos; Desafortunadamente, hay muchos que todavía se aferran al mantra de la jungla en 2024 mientras disfrutan de las comodidades físicas y los placeres que se pueden disfrutar gracias a todos los avances de la moderna “civilización occidental”.

En nuestra pequeña Joya, con sólo una pequeña Fuerza de Defensa, el camino hacia la paz es el único camino para nosotros como nación, en medio de una guerra furiosa contra las drogas en nuestra región. Nuestros líderes han demostrado un compromiso para mantener nuestra democracia parlamentaria; y es nuestra aspiración seguir intentando que nuestra sociedad sea pacífica y amorosa, y de alguna manera a nivel personal, comunitario, nacional e internacional, tratar siempre de resolver las diferencias de manera “civilizada”, mediante la negociación, el arbitraje o el litigio, utilizando la batalla de ideas en la balanza de la justicia y la rectitud, en lugar de bombas, balas y otras armas avanzadas de guerra que mantienen a nuestro llamado mundo moderno atrapado en su estado de supervivencia más primitivo: el poder por encima del derecho.

Afortunadamente, en nuestra región personas sensatas han intervenido contra la estrategia intimidatoria del partido más grande en la reciente controversia territorial sudamericana. La guerra no resuelve nada, sino que significa “destrucción y pérdida de vidas. La guerra significa lágrimas que brotan de los ojos de algunas madres, porque sus hijos van a luchar y perderán la vida”. (De “War” de John Jones de Tomorrow’s Children) Cuando prevalecen la razón y la justicia, las personas de ambos lados pueden encontrar una manera de vivir en paz, con beneficios para ambas partes en la disputa. Puede ser un ejemplo para el mundo.

Sin embargo, dondequiera que se cometa una grave injusticia contra un pueblo, habrá resistencia; la historia nunca cambia.

Los productores de caña del norte de Belize han estado convencidos durante años de que no estaban recibiendo un trato justo por parte de ASR/BSI en sus transacciones azucareras; y así montaron una resistencia fuerte pero pacífica. La negociación ha permitido evitar una verdadera explosión, pero aún quedan cuestiones graves por resolver. Como cantó Peter Tosh, si no hay justicia, no habrá paz.

Lo que ha estado sucediendo al otro lado del océano, y que aparece constantemente en los titulares de las noticias (excepto en Estados Unidos), es una flagrante atrocidad humana, declarada por el Secretario General de las Naciones Unidas como un caso claro de genocidio. La nación ocupante, Israel, y sus partidarios siguen señalando la atrocidad del 7 de octubre cometida por los “terroristas” de Hamás; pero ninguna mención se hace de la abominación que el gobierno israelí ha estado perpetrando contra el pueblo palestino durante las décadas anteriores. La muy injusta creación del Estado de Israel en 1948 y la consiguiente dominación del apartheid israelí sobre el pueblo palestino tuvieron que generar resistencia; la explosión del 7 de octubre fue exactamente eso: resistencia con las mismas tácticas brutales de su opresor. Así pues, parece que la solución israelí es borrar de la faz de la tierra al oprimido pueblo palestino si no quiere cruzar las fronteras como refugiados hacia otros Estados árabes adyacentes. Y el mundo observa.

En el pequeño Belize reflexionamos sobre el resultado de esta situación. ¿El siglo XXI estará marcado por la brutalidad por encima de la justicia y el sentido común? ¿Se permitirá que la abominación del apartheid practicado por Israel continúe y prospere con el apoyo de Estados Unidos en 2024, mientras el pueblo palestino en dificultades es diezmado por las bombas, el hambre y las epidemias de enfermedades (cólera, disentería, etc.) mientras su infraestructura de saneamiento y salud es sistemáticamente destruida por los bombardeos aéreos israelíes? ¿Se pronunciará la CIJ sobre esta atrocidad que las fuerzas israelíes están cometiendo contra civiles desarmados, incluidos ancianos, mujeres y niños en Gaza? ¿Y qué resultará de su fallo?

Aparte de Estados Unidos, uno de los aliados más firmes de Israel durante décadas ha sido el país que nos reclama, Guatemala. Ambos estamos ahora en la CIJ. Guatemala está actualmente atravesando su propia lucha interna contra la corrupción institucional. Y su viejo aliado, Estados Unidos, temeroso de la actual crisis de inmigración ilegal en su propia frontera sur, está muy preocupado por la escalada de la situación que podría resultar si no se respeta la agitación de las masas guatemaltecas por la democracia y no se permite que su líder elegido popularmente asuma el cargo.

Mientras Belize espera y observa, habiendo declarado nuestro total rechazo al genocidio israelí contra el pueblo palestino, oramos para que prevalezca la democracia y se pongan en jaque a los agentes de corrupción institucional en la vecina Guatemala; que las cosas salgan bien en la CIJ; y que el nuevo presidente guatemalteco verá la relación de su país con Belize como una relación que implica forjar un camino de mayor respeto, cooperación y amistad entre nuestros dos pueblos estrechamente relacionados.

Check out our other content

Bladen 12 trial continues

Man charged for Corozalito murder

Jamie Usher and BHS lawyer-up!

Belize off the EU’s blacklist!

Check out other tags:

International