28.3 C
Belize City
Thursday, July 18, 2024

YWCA elects new Board of Directors

by Charles Gladden BELIZE CITY, Wed. July 10,...

BCC and Peak Outsourcing sign MOU

by Charles Gladden BELIZE CITY, Wed. July 10,...

Belize’s National Assembly welcomes new Acting Clerk

by Kristen Ku BELIZE CITY, Tues. July 2,...

Demasiados beliceños productivos perdidos en fines de semana sangrientos

Editorial (En Espanol)Demasiados beliceños productivos perdidos en fines de semana sangrientos

El fin de semana pasado fue sangriento, otro fin de semana sangriento, con muchos asesinatos, accidentes de tráfico mortales y lesiones graves, muchos de ellos causados por personas que se sienten con derecho a ser violentos o a exceder el límite de velocidad. Estos incidentes conllevan un costo que va más allá de la terrible violación del don de la vida, la angustia de perder a seres queridos, el dolor y la larga recuperación de las lesiones y la agonía de las discapacidades permanentes. Son un duro golpe para la economía de nuestro país en desarrollo porque el grupo demográfico más afectado por estos incidentes son nuestros jóvenes beliceños en sus años productivos.

Los accidentes de tránsito, algunos causados ??por individuos egoístas, y el comportamiento asesino de individuos violentos, sacudieron nuevamente a nuestra nación, y colectivamente debemos poner el pie firme, insistir en que los individuos consideren los derechos de todos. Naturalmente, está dentro de los individuos hacer las cosas que los hacen felices, pero no debemos perder de vista lo que sucede cuando nuestro deseo de complacernos a nosotros mismos infringe el de los demás. Matar o causar daño a un beliceño es un ataque grave a la nación, y todas las herramientas disponibles que tenemos deben ser empleadas para hacernos comprender –cuando nos preocupamos poco por el conjunto, o somos ignorantes– el costo total de nuestras acciones.

Hay varias personas en nuestro país que se han ganado la descripción de notorios, después de haber estado en una serie de problemas con la ley. Las aterradoras actividades en las que algunos han estado involucrados y que han sido expuestas en realidad palidecen al lado de algunas horribles acusaciones en su contra por acciones que no han salido a la luz. La forma en que estos individuos notorios eluden el largo brazo de la ley no tiene nada de emocionante ni liberador. Simplemente, se aprovechan de un sistema que se dedica a proteger los derechos del individuo, sin importar el costo.

Es una buena apuesta que una encuesta en Belize mostraría que la mayoría de los beliceños cree que la mayor vigilancia para proteger los derechos de las personas nos ha llevado por el camino pavimentado de buenas intenciones que conduce a la condenación. Proteger los derechos de las personas es algo bueno, consagrado en nuestra Constitución, pero tiene un costo, y podría ser que con respecto a la protección de los derechos de los beliceños acusados ??de asesinato, el peor crimen del mundo o comportamiento imprudente, el costo es demasiado alto para nuestra nación en desarrollo.

Antes de que los derechos del individuo se hayan vuelto más importantes que el bienestar del Estado, los criminales en serie no podían existir, porque antes de que alguien se volviera notorio habrían sido atrapados y colocados en la principal institución correctiva. Esa época fue cuando estábamos bajo dominio colonial, antes de convertirnos en un país independiente. La historia cuenta que nuestros gobernantes coloniales no se preocupaban por nosotros y por eso aplicaron mano de hierro a individuos acusados ??de crímenes violentos. Y puede que haya sido el caso, que no nos amaban. Pero en este asunto tenemos que preguntarnos, como lo hizo la célebre artista Tina Turner, qué tiene que ver el amor con ello. La justicia es más importante en el desarrollo de una nación.

En cuanto a los crímenes violentos, a nadie le sorprendería que tuviéramos algunos casos de encarcelamiento injusto y tal vez, triste y horriblemente, algunos beliceños fueran colgados injustificadamente por asesinato. Afortunadamente, nadie en Belize iría hoy a la horca si fuera condenado injustamente por asesinato, porque ya no aplicamos la pena de muerte. De hecho, en los casos de asesinato las únicas personas que deben temer a la muerte son los testigos del crimen. Debido a que la justicia ha desaparecido de nuestra tierra, los asesinos y los depredadores tienen un campo abierto para propagar el terror.

En Estados Unidos, la nación más rica y poderosa del mundo, el encarcelamiento injusto ha llevado al desarrollo de una nueva y muy lucrativa rama del derecho. Con frecuencia oímos hablar de una persona encarcelada injustamente en ese país que se marcha con montones de dinero en efectivo después de que se haya anulado su condena por asesinato. No se debe perder de vista que así como la ley se equivoca al poner a algunas personas tras las rejas, muy probablemente se equivoque al liberar a algunas personas. En la mayoría de los casos en los que se anularon las condenas sobre las que leímos en Estados Unidos, la evidencia que aseguró la libertad se basó en el ADN. Si bien el ADN es muy preciso, casi infalible, el proceso lo manejan los humanos, y de la misma manera que se equivocaron en el pasado, a favor del Estado, a veces se equivocan ahora, a favor del individuo.

Corregir el encarcelamiento injusto es un gran negocio para los abogados en Estados Unidos. Christina Carrega, en un artículo de CNN de 2021, dijo que se había demostrado que más de 2.800 personas en Estados Unidos habían sido condenadas erróneamente. Brian Boyer, de Injury and Accident Lawyers, dijo en un artículo publicado en el sitio web injuryfirm.vegas que en estos casos, a los abogados se les paga en base a honorarios de contingencia, lo que significa que si no ganan el caso no reciben ninguna compensación financiera. La victoria significa que estos abogados pueden volar o navegar alrededor del mundo, en su avión o yate recién comprado. Boyer dijo que en el estado de Nevada los honorarios de contingencia oscilan entre el 33% y el 40%, ¡después de costos!

Algunos beliceños aplauden cada reivindicación en los tribunales estadounidenses porque las personas encarceladas injustamente, al menos las que vemos en sus estaciones de noticias, invariablemente son negras. Es/era más probable que una persona negra sea/fuera condenada injustamente en los EE. UU. porque no era o no es una sociedad muy justa. Wendy Sawyer, en un informe de 2020 sobre las disparidades raciales en el encarcelamiento masivo en EE. UU., publicado por Prison Policy Initiative, dijo que en 2018, 592 de cada 100.000 negros fueron encarcelados; 401 de cada 100.000 indios americanos y nativos de Alaska fueron encarcelados; 187 de cada 100.000 blancos (no hispanos) fueron encarcelados; y 182 de cada 100.000 hispanos fueron encarcelados.

En verdad, es algo terrible encarcelar a una persona inocente, y es bueno que los abogados investiguen estos casos para corregirlos. Esto hace que el sistema estadounidense sea más justo. Que sólo uno de cada dos asesinatos se resuelva hoy en Estados Unidos probablemente no tenga nada que ver con que sus autoridades teman encarcelar injustamente a alguien debido al gran desembolso, millones de dólares, cuando se corrije la condena. Todos los informes de Estados Unidos indican que siguen estos casos con el mismo vigor con el que lo hacían en el pasado. Esto se debe a que saben que no hacer justicia por el crimen conducirá al caos y que en un clima así hay poca prosperidad.

Belize no está haciendo lo suficiente para proteger a sus ciudadanos productivos. Tenemos miedo de golpear el martillo contra el exceso de velocidad. Nos aterroriza encarcelar injustamente a alguien, cuando nuestro terror debería ser la amarga cosecha de permitir que individuos culpables anden sueltos. Podemos y debemos permitir una investigación agresiva de los casos en los que existe la posibilidad de que el Estado haya cometido un error al impartir justicia. Pero no podemos permitir que ese tipo de investigación se convierta en otro negocio lucrativo para el campo jurídico, un juego de mucho dinero para algunos, porque nuestro país no puede permitírselo.

¿Hay alguna persona en nuestro país que, frente a los beliceños productivos que mueren o quedan mutilados a un ritmo increíble debido a la violencia y los accidentes de tránsito, piense que los derechos individuales deberían seguir prevaleciendo sobre el bien nacional? El fin de semana pasado fue extremadamente sangriento.

Check out our other content

Check out other tags:

International