Editorial (En Espanol) — 09 November 2016
Editorial – En Español

El Gobierno de Belize anunció el viernes que estaría tomando las acciones necesarias para la recuperación de un total de $800,000 pagados a Sharon Pitts y Andre Vega como compensación por tierras privadas que el Ministerio de Recursos Naturales les había vendido en lo que se puede describir como estafas de tierra.

Como ha sido el caso con las disputas más destacadas entre el Gobierno de Belize e individuos particulares y grupos en la era moderna, este intento de recuperar el dinero de compensación parece otro caso en el que algunos abogados en Belize ganarán mucho dinero.

Cuando los beliceños comenzaron a luchar por el autogobierno en 1950, se podía contar la cantidad de abogados nativos por un lado, y casi todos los casos judiciales eran criminales. Hoy, parece que todos, y su hermano y hermana, son abogados, y la nuestra se ha convertido en una sociedad altamente litigiosa desde la independencia política en 1984. Cifras civiles multimillonarias abundan en el calendario legal en Belize. “Civil” es donde está el dinero grande.

Los grandes bufetes de abogados están en su mayoría vinculados con uno de los dos principales partidos políticos: el Partido Democrático Unido (United Democratic Party, UDP) y el Partido Unido del Pueblo (PUP), y muchos de ellos se han convertido en bufetes de abogados multimillonarios a través de todos los casos que tienen que ver con tierra, inmigración y otras transacciones que involucran al Gobierno de Belize. Los abogados del UDP se ponen muy gordos cuando su partido está en el poder, y los abogados del PUP tienen su turno cuando el partido azul está en el poder.

Desafortunadamente, por cualquier razón, los abogados beliceños no involucran su riqueza en la vida social y empresarial de nuestra nación. Ellos depositan sus dineros en cuentas extranjeras y offshore, y compran casas lujosas en los Estados Unidos, Canadá y otros territorios extranjeros. Es un buen trabajo si pueden conseguirlo.

Dicho esto, el periódico debe decir que el gesto de parte del Primer Ministro para recuperar los $800,000 es bienvenido, e incluso puede ser honorable. En un mundo honorable, Pitts y Vega habrían ofrecido devolver sus respectivos $400,000 en dinero sucio, pero no lo harán: sin duda lucharán por mantener sus dineros. Sin embargo, el Primer Ministro, el Muy Honorable Dean O. Barrow, se ve bien en éste, y tiene que ser dicho, aunque también se puede decir que él está en un agujero de su propia excavación. Esto, en palabras de Hyman Roth, era el negocio que eligió el señor Barrow.

En su carrera política personal, el Sr. Barrow ha vivido una vida relativamente encantada. A su graduación de la facultad de derecho de la Universidad de las Indias Occidentales, regresó a Belize en 1974 para incorporarse a la firma de abogados de Dean Lindo justo antes de la impresionante actuación del UDP en las elecciones generales de octubre de 1974, en las que el UDP quedó a 17 votos de meter a la Cámara en un empate 9-9. Esta fue la mejor actuación de un partido político en oposición al PUP. Además, en diciembre de ese mismo 1974, el UDP derrotó al PUP, 6-3, para ganar el Ayuntamiento de Belize (Belize City Council, BCC). Era la primera vez que el PUP había perdido el BCC.

El tío materno de Barrow, el mencionado Dean Lindo, era el Líder del UDP y la corrida electoral del UDP entre 1974 y 1979 fue casi espectacular. Dean Barrow se convirtió en la imagen para el llamativo UDP en las calles de la Ciudad de Belize, aunque no era un candidato UDP para el poder. Se hizo amigo íntimo de Michael Finnegan, el confidente del tío Dean. Alrededor de 1978, el Sr. Barrow contrajo un brillante matrimonio con la joven abogada, Lois Young, que estaba en buenas gracias con el gobernante PUP en ese momento.

Luego en las elecciones generales de 1979, el UDP sufrió una derrota aplastante que fracturó al partido durante años. El UDP comenzó a reconstruirse a principios de 1983, bajo la nueva dirección de Manuel Esquivel, y el Sr. Barrow tomó la decisión crítica de convertirse en un candidato del Consejo Municipal de Belize para el UDP en las elecciones de diciembre de 1983. El UDP ganó una victoria aplastante, con el Sr. Barrow superando las encuestas.

A principios de 1984, derrotó a Hubert Elrington en una convención para decidir el candidato del UDP para la circunscripción de Collet. Más adelante en 1984, cuando el gobernante PUP esencialmente dividió a Collet en tres distintas divisiones – Lake Independence, Queen Square, y Collet, el Sr. Finnegan aconsejó al Sr. Barrow a elegir el nuevo distrito electoral de Queen Square. De las tres divisiones, Queen’s Square contenía la mayor concentración de votantes UDP. El Sr. Barrow ganó fácilmente el escaño y el UDP del Sr. Esquivel derrotó al PUP en las elecciones generales de diciembre de 1984. Esta fue la primera derrota del PUP en las elecciones nacionales. El Sr. Barrow ganó el escaño de Queen Square en nueve elecciones generales consecutivas.

En 1998, el Sr. Barrow se convirtió en Líder del UDP cuando el Dr. Esquivel renunció. Después de perder ante el PUP en 2003, ha llevado al UDP a tres victorias electorales consecutivas, sin precedentes en la era posterior a la independencia.

Hoy, el señor Barrow está en una posición en la que ningún otro beliceño jamás ha estado. Es primer ministro de Belize en una administración en la que puede permitirse tomar decisiones basadas en principios, porque este es su último mandato como representante de área de Queen’s Square y como primer ministro, al menos así lo dice. No tiene que tomar decisiones políticas estrictamente maquiavélicas y mezquinas. Puede comportarse como un “hombre grande”, como decían las calles.

Fue en un espíritu de toma de decisiones en base a principios que el Sr. Barrow decidió remover al Honorable Gaspar Vega de la cartera del Ministerio de Recursos Naturales tras la tercera victoria consecutiva del UDP en noviembre del año pasado. Pasamos gran parte del editorial del fin de semana pasado mostrándoles cómo esa decisión ha creado todo tipo de problemas políticos para el señor Barrow dentro de su propio partido.

En cierto sentido, Gapi Vega se había convertido en la versión Ralph Fonseca de Said Musa: el Sr. Vega, debido a que los líderes de las circunscripciones UDP siempre necesitaban dinero, se había vuelto demasiado grande, porque siempre tenía dinero para darles. El señor Barrow tenía que saber la mayoría de lo que estaba pasando, pero había aceptado las irregularidades de conducta. Por último, concedido un tercer mandato en el que no tenía que asegurarse un cuarto por sí mismo, decidió tomar el toro Vega por los cuernos. El resultado es que el UDP ha terminado siendo corneado, o atorándose a sí mismo.

El Sr. Barrow tiene una cita con la historia, porque hay acciones que puede tomar para demostrarle al pueblo beliceño que es real. El poder de la oficina del Primer Ministro es casi monárquico. Desde su entrada en la política electoral en 1983, Barrow siempre ha procurado crear una imagen para sí mismo como hombre y líder de principios. El negocio de la política, sin embargo, no tiene principios, por definición. Es por eso que Maquiavelo escribió el libro.

Muchas de las declaraciones retóricas del pasado del Sr. Barrow sobre el tema de su integridad personal se han convertido en humo. Lo que uno imagina y desea para uno como individuo en la política electoral es de poca importancia. El sistema es un fraude, e igualmente importante es la responsabilidad colectiva. El “yo” no puede separarse del “nosotros”. Si el Ministerio de Recursos Naturales era un “hervidero de corrupción”, y usted sabía que era un hervidero de corrupción hace más de dos años, se le dio el poder constitucional, como Primer Ministro, para lidiar con el problema. Como se dice, el que duda, se pierde. Tropiezos han seguido tropiezos. Ser o no ser. Esa es la pregunta.

Related Articles

Share

About Author

(0) Readers Comments

Comments are closed.