28 C
Belize City
Thursday, January 26, 2023

St. Catherine Academy at 140

by Kory Leslie (Freelance Writer) BELIZE CITY, Fri....

Opposition and third parties call out GoB on 2023’s bloody start

BELMOPAN, Thurs. Jan. 19, 2023  Still recovering from...

Year in Review Part 2 – 2022

Photo: LA-based photographer and artist Menyelek Marin...

¡Felicidades! y precaución.

Editorial (En Espanol)¡Felicidades! y precaución.

Domingo 11 de diciembre de 2022, lun. 12 de diciembre de 2022

Nadie es perfecto, y considerando todas las cosas, de donde han llevado a nuestro país desde que asumieron el cargo en noviembre de 2020 a donde estamos hoy en diciembre de 2022, prácticamente sin una Oposición vigilante “gruñendo a sus pies” debido a que están totalmente ocupados con sus propios asuntos internos, sería justo decir que este actual gobierno del PUP dirigido por John Briceño, con su lema PlanBelize, bien merece las felicitaciones calurosas de una población agradecida. En ausencia de una Oposición ágil y agresiva, gran parte de la tarea de vigilancia recae en el “cuarto poder”, los medios independientes. Pero, si bien los medios de comunicación tienen su trabajo que hacer, también es oportuno en esta temporada festiva de generosidad, brindarle a la administración actual lo que le corresponde y felicitarlo por hacer un muy buen trabajo hasta ahora; y desear que hagan aún mejor en el Año Nuevo. ¡Aplausos para el gobierno PUP del Plan Belize! Pero, solo un poco de precaución, no sea que el exceso de confianza conduzca al desliz.

Las esperanzas y los sueños de nuestra nación de aplastar la corrupción, cuando la nueva administración UDP asumió el cargo en 2008, todas parecían venirse abajo cuando finalmente fueron expulsados de su cargo en 2020, y era una imagen muy sombría la que enfrentaba la entrante administración PUP y su manifiesto PlanBelize, en el que declararon “todos ganamos”. El saliente primer ministro UDP, Dean Barrow, lamentó públicamente que nuestra economía se encontraba en un estado desesperado, el Covid-19 todavía tenía sus garras en nuestra vida diaria y actividad comercial, y el gigantesco Súper Bono se cernía sobre nuestras cabezas colectivas como una siniestra nube oscura que invitaba a un diluvio de lágrimas por las inminentes medidas de austeridad del FMI.

Pero, como dice la canción, siempre hay “sol detrás de un cielo nublado”; y pronto aumentó la esperanza de un mañana mejor. La temida variante Delta finalmente dio paso a la menos virulenta Omicron, y las restricciones de Covid-19 se levantaron gradualmente, permitiendo que la vida y la economía comenzaran a volver a la normalidad. El gobierno firmó el acuerdo del Bono Azul con Nature Conservancy y, de repente, el Súper Bono ya no era “súper”. Nuestros servidores públicos respondieron valientemente al llamado del gobierno a sacrificar parte de sus salarios por un tiempo, y eso evitó que las afiladas garras del FMI se clavaran en nuestras espaldas. Hubo sacrificios por doquier, pues la ciudadanía en general ha soportado los precios dolorosamente elevados de los combustibles sin recurrir a manifestaciones y desobediencia civil, entendiendo que era por el impacto de acontecimientos internacionales. Pero su fe se vio un poco sacudida cuando los tecnócratas de alto nivel fueron recompensados por primera vez con el restablecimiento de sus prestaciones “gordas”.

Sin embargo, los avances han sido muchos y notables en los últimos dos años de esta administración PUP, y el órgano de su partido, The Belize Times, ha hecho una crónica semanal de los muchos pasos en el camino hacia el cumplimiento de su manifiesto PlanBelize. En la agricultura, está la creciente industria ganadera, una serie de programas de asistencia y capacitación para pequeños agricultores, la nueva industria de producción de ovejas y cabras asistida por Taiwán, importantes mejoras en las calles agrícolas en el cinturón azucarero del norte y esfuerzos de mediación para mantener la industria azucarera forjando adelante, etc. Justamente la semana pasada se jactaron de que el Ministerio de Economía Azul copatrocinó un “Foro de Resiliencia Climática y Feria de Stands” centrado en “mejorar la planificación de la adaptación y aumentar la resistencia climática en la zona costera y el sector pesquero”. Es una larga lista de logros, demasiado numerosos para enumerarlos aquí, y son dignos de ser apreciados por los ciudadanos beliceños.

Tampoco vamos a entrar en muchos detalles sobre los pocos tropiezos a lo lardo del camino, porque, como decíamos al principio, nadie es perfecto. La promesa de campaña, una vez elegido para el cargo de “publicar de inmediato los hallazgos del Comité Selecto del Senado sobre el timo en el Departamento de Inmigración”, pronto se olvidó. Del mismo modo, ha habido algunos retrasos serios en su compromiso de “no solo implementar la CNUCC, sino… también promulgar la Legislación de Financiamiento de Campañas”. Hubo una promesa de que “En los primeros 100 días, el nuevo gobierno del PUP ordenará a la Oficina del Fiscal General que redacte una legislación de Financiamiento de Campañas que estará sujeta a consultas y revisión nacionales antes de que se presente un proyecto de ley final y se apruebe como ley.” Y hay otros; pero los partidos políticos se tratan de ganar elecciones, y hemos llegado a aceptar que algunas cosas se dicen en el ardor de las campañas, incluso con sinceridad, pero la realidad se establece y luego vemos lo que realmente pueden entregar. Y, aunque los tiempos siguen siendo difíciles debido a los trastornos económicos mundiales, y el crimen sigue siendo un gran problema, el actual partido en el gobierno aún ha logrado mucho a manera de promover el desarrollo de la infraestructura y la economía y mejorar las condiciones de vida del pueblo beliceño.

Pero hay un pase que simplemente no podemos darnos el lujo de dar a este ni a ningún otro gobierno. La corrupción ha sido el grito de batalla de los ciudadanos durante décadas, y los dos partidos principales han hecho campaña con la promesa de erradicar la corrupción como un elemento importante de sus manifiestos. Independientemente de cuántas buenas acciones parezcan estar haciendo el gobierno, los beliceños desconfían de cualquier señal de que puedan estar deslizándose por ese terrible camino, intencionalmente o no.

Uno de nuestros ancianos venerados y muy respetados en el campo de los cítricos advirtió una vez que “el secreto es el reino de los malandrines”.

El P.M. Briceño se apresuró a tranquilizar a la oficina central de Oceana en el exterior sobre el pleno compromiso de su gobierno de cumplir con la moratoria sobre la exploración petrolera en alta mar, incluidas las pruebas sísmicas, después de que la vicepresidenta de Oceana en Belize, Janelle Chanona, lanzara una petición para un referéndum porque se había vuelto seriamente preocupada por la falta de dicho compromiso durante conversaciones privadas con el primer ministro, que él pensó que deberían haberse mantenido en secreto.

Hubo una especie de alboroto en los círculos de los medios locales el viernes pasado, y según los diversos informes, todo gira en torno al asunto del “secretismo” con respecto al sistema de registro de empresas de Belize. Hay algunos grandes peces corporativos nadando en nuestras pequeñas aguas financieras poco profundas en Belize. Y si bien los beliceños habían llegado a aceptar el hecho incómodo de que las compañías comerciales internacionales (IBC, por sus siglas en inglés) “offshore” registradas en Belize disfrutaban de mucho secreto en lo que respecta a sus directores y accionistas, al menos nos consolaba saber que no existía tal secretismo con nuestras empresas comerciales locales.

Pero ahora parece que algún agente de este gobierno, en nombre del progreso electrónico y hacer las cosas en línea, ha ido y ha redactado un nuevo “Registro de Empresas y Asuntos Corporativos de Belize (BCCAR por sus siglas en inglés)”, que confiere el mismo secretismo a las empresas locales que la ley alguna vez daba solo a las IBC. Y eso es un problema, un gran problema. Según el informe de 7News del viernes, los directores de tres estaciones de noticias, 7News, Krem TV y Plus TV, “pidieron al gobierno que elimine el cortafuegos de secretismo que ahora se ha colocado frente al registro comercial. El 28 de noviembre, se fusionó con el registro de IBC para crear el BCCAR, que transpone el secretismo inherente a las IBC al registro regular de empresas”.

Si nos tomamos en serio la lucha contra la corrupción en Belize, entonces lo que necesitamos es más transparencia en el gobierno, no menos. ¿De qué otra manera se puede asegurar a los ciudadanos que los políticos electos no tienen “conflicto de intereses” con las “compañías comerciales” privadas con las que trata el gobierno? Dos abogados ministros de gobierno, el Honorable Kareem Musa y el Honorable Francis Fonseca, ya han expresado su desaprobación de este nuevo arreglo; y también lo ha hecho el presidente del Congreso Nacional de Sindicatos de Belize (NTUCB por sus siglas en inglés), Luke Martinez.

Alguien cometió un gran error en este caso. Y esperamos rápidamente alguna acción correctiva decisiva por parte del P.M. Briceño, antes de que este pequeño incendio forestal se convierta en un infierno furioso, y todas las buenas obras de su gobierno se manchen con el sucio trapo de la sospecha.

Check out our other content

St. Catherine Academy at 140

Year in Review Part 2 – 2022

Two RTA’s, two lives lost

Man hangs himself in detention cell

Elevator failure caused woman’s death

Ras Ben’s alleged killers walk free

Check out other tags:

International