22.8 C
Belize City
Monday, May 16, 2022

Livestock producers “elated” at waived cattle import duty

Mexico’s decision to waive the 15% tariff...

CWU and PBL hold “meaningful talks”

The parties were granted 6 weeks to...

Belize City centenarian Leonora Patnett dies at 108

By Khaila Gentle BELIZE CITY, Mon. May 9,...

From the Publisher en Español

From the Publisher (En Espanol)From the Publisher en Español

El domingo por la mañana, cuando revisé mi correo electrónico, vi que Elma Whittaker Augustine me había enviado un correo el día anterior para decirme que su esposo, Cliff, había fallecido el día anterior en Chicago.

Sabíamos que con Cliff era solo cuestión de tiempo, porque había estado enfermo durante años con una grave enfermedad renal. De hecho, hace apenas unos meses insistió en que Elma lo llevara a casa por última vez para visitar su pueblo natal, Hopkins (Distrito de Stann Creek), lo cual hizo, aunque el viaje se complicó por todo el aparato médico y medicamentos involucrados con la enfermedad de Cliff.

Me reuní con él en esa visita en una casa que habían construido en el área de Lake Garden, y el amor entre él y Elma fue, como siempre, maravilloso e inspirador. Pensé, como siempre, ¿qué hacen estos dos siendo tan amigos míos cuando mi personalidad es tan diferente a la de ellos, tan cascarrabias?

Nunca podrían conocer a una pareja tan dulce como Cliff y Elma. Su amor había florecido en circunstancias muy difíciles allá por 1972, 1973. Cliff era un sacerdote católico romano ordenado: tuvo que ser liberado de sus votos sacerdotales para casarse con Elma. Elma era estudiante de la escuela secundaria Pallotti, hija mayor de sus padres, y era criolla. Cliff era garífuna.

Conocí a Elma en 1970 cuando vivía en la Calle Waight en el área de Yarborough. Cuando iba en bicicleta desde mi casa por las mañanas hasta el centro de la ciudad, tenía que pasar junto a dos familias que me trataban con mucho amor: estas eran las familias Earl Smith y Whittaker.

Elma fue directora ejecutiva de la organización del remanente UBAD entre 1973 y 1974. Uso el término “del remanente” para describir el hecho de que nuestra organización se dividió en dos, y ella se quedó con la sección bajo mi liderazgo. También vendió anuncios para nuestro pequeño periódico AMANDALA, que era un producto tipográfico en ese momento. Elma era como soldado. Sonriente y agradable y gentil, pero una soldado.

Obtuvo su Ph.D. en Chicago, y ahora Elma es una gran erudita. Estoy muy orgulloso de ella y siento mucho dolor por ella por la muerte de Cliff. Eran una pareja perfecta. Cosa seria.

Elma me envió una foto de la boda. Yo era el padrino de Cliff y Hanifa Reneau era la dama de honor de Elma.

Ras Pin, mi más sentido pésame para ti y tus hermanos por la muerte de tu querido padre.

Familiares y amigos de Cliff y Elma, así son las cosas. Como vivimos, así moriremos.

Descansa en perfecta paz, Cliff. Mi hermano de otra madre.

Check out our other content

Check out other tags:

International