73 F
Belize City
Saturday, February 22, 2020
Home From the Publisher (En Espanol) From The Publisher en Español

From The Publisher en Español

Pero para entonces Garvey se había separado de la asociación estadounidense y había formado su llamado Cuerpo Controlante de la Asociación Universal para la Mejora del Negro. La posibilidad de compartir un valioso legado, sin embargo, revivió rápidamente al moribundo grupo estadounidense hasta el punto en que sus líderes impugnaron con avidez el derecho de Garvey a la propiedad sobre la base de que ya no estaba conectado con la organización a la que Morter había dejadodo su propiedad. Después de años de duras disputas legales, el caso fue llevado al Consejo Privado de Londres, que confirmó la decisión del presidente de la Corte Suprema de Honduras Británica al otorgar el patrimonio a la UNIA estadounidense. Antes de esta inesperada ganancia financiera, la asociación de Nueva York había estado casi completamente inactiva, pero ahora revivió y comenzó a funcionar bajo el liderazgo de Lionel Francis, un médico de las Indias Occidentales que se unió al movimiento de Garvey en la convención de 1920 y se convirtió sucesivamente en presidente de la división de Filadelfia, y finalmente presidente general de la asociación separatista estadounidense.

– pág. 165, BLACK MOSES: MARCUS GARVEY AND THE UNIVERSAL NEGRO IMPROVEMENT ASSOCIATION, por E. David Cronon, The University of Wisconsin Press, 1955

Si desean refrescar su memoria, queridos, o si son simplemente solo un joven inexperto que no conoce la historia de nuestros antepasados ??en los viajes esclavistas hace siglos, la película de Steven Spielberg, Amistad, hace un buen trabajo al recordarnos exactamente qué nuestros antepasados ??africanos experimentaron/sufrieron en el camino de su libertad en África occidental, a través del secuestro, el trekking en la jungla con cadenas atornilladas a nuestros cuellos, el “almacenamiento” en inhumanas fortalezas costeras, el transporte a través del Océano Atlántico desnudos y encadenados encima y al lado el uno del otro, las bodegas oscuras de los barcos negreros, hasta la indignidad tal vez definitiva del bloque de subastas en varias partes de las Américas.

A lo largo de los siglos, hubo valientes líderes esclavistas que se rebelaron mientras se veían obligados a trabajar para enriquecer a los amos blancos en el “Nuevo Mundo”, y estas almas valientes terminaron siendo ejecutadas, generalmente colgadas, pero también quemadas vivas, cortadas en pedazos, y otras formas de violencia demasiado horribles para contemplar o contar.

En el caso del asentamiento de Belize, a donde corrían la mayoría de nuestros ancestros esclavos rebeldes era Bacalar, justo al otro lado de la frontera del Río Hondo, y allí se convertían en hombres libres si aceptaban la religión católica romana de los gobernantes españoles en Yucatán. La mayoría de los esclavos escapados de Belize se casaron con mujeres mayas en Yucatán y criaron familias que a lo largo de las generaciones se integraron al estado mexicano. Esa es una de las razones por las que a veces verán ciudadanos mexicanos de pleno derecho en Yucatán con cabello rizado o rasgos africanos.

Una menor cantidad de esclavos de Belize huyó al oeste hacia el territorio guatemalteco de San Benito, y su sangre africana se mezcló con las cepas indígenas y mestizas en esa área.
Hoy, sábado 1 de febrero de 2020, es el primer día de lo que llamamos Mes de la Historia Negra, y esa es la razón de esta columna. Quiero centrarme en Marcus Mosiah Garvey, un jamaiquino que fue el mejor líder negro del siglo XX. Fue atacado y “destrozado” por la estructura de poder blanco en los Estados Unidos a mediados de la década de 1920, y terminó muriendo solo y sin dinero en Londres en enero de 1940.

También mencionaré a Toussaint L’Ouverture, el magnífico líder de la Revolución Haitiana en la década de 1790, quien fue absolutamente el hombre más poderoso en la región del Caribe en esa década. Toussaint terminó muriendo de hambre en una prisión francesa a principios del siglo XIX. Tal vez el error fatal de Toussaint fue que admiraba demasiado a la nación y al pueblo francés, sin mencionar la Revolución Francesa, y fue debido a su confianza en el honor francés que el cuñado de Napoleón Bonaparte, Charles LeClerc, lo tomó prisionero en Haití. El líder haitiano que sucedió a Toussaint, Dessalines, no estaba bajo tal ilusión sobre los instintos humanitarios de los franceses, y así fue que la exitosa guerra de Dessalines para preservar la libertad de los antiguos esclavos de Haití se volvió enormemente cruel y sangrienta bajo el sucesor de Toussaint.

Me gustaría que tomen su copia de Amandala del fin de semana pasado y lean/ vuelvan a leer un extracto de un artículo sobre Marcus Garvey en un periódico canadiense. (El artículo sobre Garvey aparece en una página sin numerar, entre las páginas 16 y 17.) Lean el artículo cuidadosamente, y luego comiencen a investigar sobre Garvey, porque era, para repetir, el hombre negro más grande del siglo XX, pero terminó en una situación casi tan mala como la de Toussaint.

Después de que Garvey fue liberado de la Penitenciaría Estatal de Atlanta en 1927, donde había cumplido dos años por cargos falsos de fraude postal, fue deportado a su Jamaica natal. Mientras Garvey estaba en prisión, los charlatanes se habían apoderado de su organización de la Asociación Universal para el Mejoramiento del Negro (Universal Negro Improvement Association, UNIA), y el premio que estos charlatanes buscaban obtener era el control del patrimonio muy rico en Honduras Británica (Cayo Capilla, más prominentemente), que un beliceño, Isaiah Morter, había legado a la causa de “Redención africana” de Garvey tras la muerte de Morter en 1923. Si Garvey hubiera podido adquirir el patrimonio de Morter para reanudar su trabajo para “africanos en casa y en el extranjero”, podría haber regresado a la gloria internacional.

Creo que un tribunal superior en Gran Bretaña dictaminó en 1939 que los charlatanes de la UNIA deberían recibir la herencia de Morter. Creo que esta fue la razón por la cual Garvey quedó esencialmente abandonado en Londres, una ciudad a punto de experimentar, unos meses después, los devastadores bombardeos de la Alemania nazi de Adolf Hitler. Garvey tenía apenas 52 años cuando murió de dos derrames cerebrales.

El nuevo “líder” de la UNIA que se benefició del legado de Isaiah Morter era un médico caribeño llamado Dr. Lionel Francis, quien se mudó a Honduras Británica y se hizo activo en la política local y la vida social. Francis era definitivamente pro-británico en su política local, y se convirtió en uno de los primeros oponentes del anticolonial Partido Unido del Pueblo (PUP). Nadie en Belize ha examinado la carrera de este hombre aquí, y los movimientos que hizo con la herencia de Isaiah Morter para su beneficio personal y familiar.

En 1994, con motivo del 25 aniversario de nuestro periódico, este periódico organizó un concurso para el mejor ensayo que se escribiera sobre la estrecha participación de Marcus Garvey con Honduras Británica durante la era Morter. En ese ensayo, Regina Gordon, la ganadora de la competencia de ensayos, se preguntó en voz alta por qué el movimiento garveyita en Belize, misteriosamente, se había vuelto tan pro imperial y pro-británico durante las décadas de 1940 y 1950. Nadie entre la élite educativa aquí ha dicho una sola palabra sobre el tema. Es seguro que Garvey era anticomunista, pero era completamente pro-negro y antiimperialista.

El hecho es que las naciones europeas, durante un período de cuatro siglos más o menos, desde principios del siglo XV hasta finales del siglo XIX, trajeron a millones y millones y millones de africanos a las Américas para trabajar libremente para ellos, utilizando cruelmente violentos métodos mezclados hábilmente con distorsiones de argumentos religiosos cristianos. El Mes de la Historia Negra, desde una perspectiva, intenta convencer a los alienados y disfuncionales jóvenes afrodescendientes en las Américas, de que nuestros antepasados ??africanos eran seres humanos dignos, orgullosos, realizados y, de hecho, gloriosos, antes de la llegada de los portugueses, árabes, españoles, británicos, franceses, holandeses y otros depredadores esclavizadores.

Hasta que los africanos en la diáspora aprendamos a atesorarnos y amarnos, como nos enseñó Marcus Garvey en la década de 1920 y como sus discípulos intentan hacer hoy, nuestros jóvenes continuarán abusándose, violándose y matándose los unos a los otros, como si fuéramos descendidos de animales en lugar de ser producto de culturas fabulosas en civilizaciones africanas como las de Mali, Benin, Zimbabwe, etc.

¡Poder al pueblo!

- Advertisment -

Most Popular

Wagner’s Lane resident, Shane Budram, 43, shot dead

Last night, gunshots rang out on Wagner’s Lane shortly before midnight, claiming the life of Shane Budram, a longtime resident of the street.Budram, 43,...

Missing Robert Nunez, 24, found dead in Benque Viejo

BENQUE VIEJO DEL CARMEN, Cayo District, Wed. Feb. 19, 2020-- Robert Nunez, 24, a laborer of San Ignacio, left his home in San Ignacio...

Attorney Payal Ghanwani appointed new UDP Sentor

BELIZE CITY, Thurs. Feb. 20, 2020-- Payal Ghanwani, an attorney employed at the law firm of attorney Steve Perrera, has been tapped as the...

Yu name stink dah road!

One of the moves taking place as I pen this article is the massive protest by the unions, which was called for and spearheaded...