25.6 C
Belize City
Wednesday, February 1, 2023

Campaign Finance Reform Still on the Table

Photo: BCCI information session BELIZE CITY, Wed. Jan....

SIB Report: 6.7% inflation, rise in imports, drop in exports

by Kory Leslie (Freelance Writer) BELIZE CITY, Thurs....

From the Publisher en Español

From the Publisher (En Espanol)From the Publisher en Español

Hace poco más de dos semanas, un soldado beliceño recibió un disparo (en las nalgas) en algún lugar cerca de la frontera de Belize con Guatemala.  Desde el principio, la historia fue severamente minimizada por las autoridades locales.  Se dijo que tenían que hacer un extenso análisis forense de la bala, que todavía estaba alojada en el cuerpo del soldado beliceño, para determinar quién disparó, siendo la pregunta relevante para la población beliceña si el tirador era beliceño o guatemalteco.  Se dijo que el informe forense tomaría tiempo.  Se ha establecido un silencio oficial sobre el asunto.

Un incidente vagamente similar ocurrió hace unos seis o siete años.  Un guardia beliceño en el sitio turístico Caracol en Chiquibul, un joven llamado Danny Conorquie, fue asesinado a tiros por varios hombres.  Hubo algunas imágenes de video del incidente.  Se informó que justo antes del asesinato de Conorquie, soldados beliceños habían incautado unos caballos pertenecientes a guatemaltecos del otro lado de la frontera.

Un gobierno del Partido Demócrata Unido (UDP por sus siglas en inglés) estaba en el poder, y el Ministro de Relaciones Exteriores del UDP dijo a los medios que no se sabía si los guatemaltecos habían matado a Danny Conorquie.  Pero creo que la mayoría de los beliceños pensaron que ese era el caso.  La del Ministro de Relaciones Exteriores fue la versión oficial del asunto, y la administración UDP intentó que la historia muriera una muerte natural.  “Una pequeña brisa…”

Kremandala, por su parte, luchó por mantener viva la historia.  A Danny Conorquie le dispararon a finales de septiembre, y todos los años repasábamos el incidente a través de nuestros medios de comunicación.  La familia de Conorquie de Georgeville (Cayo) agradeció nuestros esfuerzos.  Pero en 2022 nadie menciona a Danny Conorquie.

Se dice que la población de Guatemala es de quince a diecisiete millones. La de Belize es quizás 400.000.  Las fuerzas militares de Guatemala son mucho más poderosas que las de Belize.  Si hubiera una guerra abierta, no habría competencia.  Pero cabe señalar que Guatemala sigue siendo un país muy dividido: hubo una sangrienta guerra civil allí desde 1960 hasta 1996. Entonces, una guerra entre Guatemala y Belize no sería una guerra “directa” si entienden lo que estoy tratando de decir.

Antes de continuar, permítanme decir esto.  Tengo un mundo de respeto y admiración por Wil Maheia y todos los beliceños que han viajado al Sarstún junto con él a lo largo de los años.  Los guatemaltecos a los que tienen que enfrentar en el Sarstún están armados con modernos fusiles automáticos.  Los beliceños están desarmados.  Como jugador, no me gustan las probabilidades.

Ahora hemos repasado algo de la historia de nuestro país en esta columna a lo largo de los años.  Algunos puntos relevantes incluyen la declaración de la Doctrina Monroe de 1823 por parte del gobierno de los Estados Unidos y el tratado fronterizo de 1859 entre Gran Bretaña y Guatemala, que he descrito como “patrocinado” por los Estados Unidos.  En efecto, Estados Unidos estaba “tolerando” la propiedad de Belize por parte de Gran Bretaña.

Alrededor de la década de 1930, cuando Hitler se estaba convirtiendo en una amenaza para Gran Bretaña, un gobierno guatemalteco, encabezado por Jorge Ubico, creo, comenzó a renunciar al tratado de 1859 como falso, y desde entonces ha aumentado la tensión, amenazando incluso con estallidos en la frontera entre Guatemala y Honduras Británica/Belize.    

El general Ydígoras Fuentes, quien fue presidente de Guatemala de 1958 a 1963, afirmó que el gobierno de los Estados Unidos encabezado por el presidente John Kennedy había prometido apoyar el reclamo de Guatemala sobre Belize a cambio de que Guatemala permitiera que una plantación de café en Guatemala se usara como campo de entrenamiento para la invasión a la Cuba de Fidel Castro por los exiliados cubanos, invasión que tuvo lugar en abril de 1961.

En Puerto Rico al año siguiente (1962), Estados Unidos organizó una reunión entre representantes de Gran Bretaña y Guatemala para discutir el reclamo guatemalteco sobre Belize.  Los beliceños fueron invitados solo como observadores, y solo del gobernante Partido Unido del Pueblo (PUP), nadie del opositor Partido de la Independencia Nacional (NIP por sus siglas en inglés), dirigido en ese momento por el Honorable Philip Goldson.

Los beliceños presentes en la conferencia de Puerto Rico fueron el Muy Honorable  George Price, el Honorable Albert Cattouse, el Honorable Louis Sylvestre, y el presidente de la Cámara, Sir W. H. Courtenay.  El inglés presente de la oficina colonial de Honduras Británica era un tal Michael Porcher.

Esa conferencia de 1962 nunca se menciona en los medios de Belize.  Nunca.  ¿Fue organizado por los estadounidenses para aplacar a Ydígoras por su acuerdo de instalaciones de entrenamiento?  Recuerden que cuando Fuentes permitió que Guatemala fuera utilizada contra Cuba, provocó una rebelión nacionalista en el ejército guatemalteco a fines de 1960, una rebelión que algunos académicos consideran el comienzo de la guerra civil que mencioné antes, de 1960 a 1996.

Los británicos otorgaron a Belize el autogobierno en 1964, y los estadounidenses promovieron otra conferencia en 1966 entre los británicos y los guatemaltecos, con un abogado mediador estadounidense llamado Bethuel Webster, para preparar propuestas para un arreglo al reclamo que permitiría a Belize  proceder a la independencia.  La diferencia entre eso y la conferencia de Puerto Rico de 1962 fue que se invitó al opositor NIP, en la persona del Honorable Philip Goldson.  Aunque juró guardar el secreto, Goldson estaba tan alarmado por las propuestas de Webster que las reveló al pueblo beliceño, que se rebeló en el centro poblacional.

¿Cuál es el punto de todo esto?  El punto es que los Estados Unidos tiene un interés sustancial en preservar la paz entre Guatemala y Belize.  Este ya no es el bebé de Gran Bretaña.  El reclamo guatemalteco sobre Belize ahora es hijo de Washington.  Por lo tanto, existe una presión derivada de Estados Unidos sobre las autoridades de Belize, ya sean PUP o UDP, para que “minimicen” cualquier tipo de insulto o incursión de los guatemaltecos.  Esto se debe a que la realidad geopolítica de la situación de Belize es complicada, precaria.  Es por eso que tenemos amnistía, amnistía extendida, y así sucesivamente.

Esto aquí es un asunto de gente importante.  El negocio del petróleo también.  Solía pensar, cuando era joven, que estaba pasando de “súbdito británico” a la masculinidad beliceña.  Ya no se nada.

Check out our other content

Check out other tags:

International