74 F
Belize City
Monday, July 6, 2020
Home From the Publisher (En Espanol) From the Publisher en Español

From the Publisher en Español

Un gran bergantín cargado de caoba estaba anclado con un piloto a bordo esperando clima favorable para navegar. El piloto tenía con él a su hijo, un muchacho de unos dieciséis años, acunado en el agua, a quien el Capitán Hampton conocía y decidió llevar a bordo.

Estaba a plena luz de la luna cuando el niño subió a cubierta y nos dio la bienvenida del piloto. No pude distinguir sus rasgos, pero pude ver que no era blanco; su voz era tan suave como la de una mujer. Tomó su lugar al volante y, cargando al lienzo con lonas, nos habló de los fuertes vientos en la costa, de los temores entretenidos por nuestra seguridad, de desastres y naufragios, y de un piloto quien, en una noche que recordamos bien, había conducido su embarcación sobre un arrecife hundido.

– pág. 4, INCIDENTES DE VIAJE EN CENTROAMÉRICA, CHIAPAS Y YUCATÁN, por John L. Stephens, Rutgers University Press, 1949

Dos hermosas señoritas que eran estudiantes de la Sexta Forma del Colegio San Juan nos visitaron un par de veces cuando la muy controvertida UBAD, una organización de conciencia negra, abrió su oficina en el # 45 Hyde’s Lane en la ciudad de Belize en marzo/abril de 1969. Una de las jóvenes se llamaba Florence, y tenía la piel más oscura que la otra joven, que se llamaba Maxine.

Maxine, de piel clara, tenía un gran problema aceptando la descripción general de UBAD de todos los colores de piel de los beliceños como “negros”, y puede ser que donde sea que esté, más de medio siglo después, esto aún pueda ser un problema para ella, como lo es para la mayoría de los beliceños de ascendencia mixta europea y africana. Si Maxine ha estado en los Estados Unidos durante estas cuatro o cinco décadas, es probable que haya cambiado su perspectiva sobre la cuestión de color. En Estados Unidos, una gota de sangre africana lo marca a uno como “Negro” (Florence, por cierto, no parecía tener problemas de ser considerada “Negra” en 1969. Que yo sepa, ella se ha quedado en el país de Belize en un distrito del sur, y ha vivido y trabajado aquí todo este tiempo).

En los días de la esclavitud y el colonialismo en el asentamiento de Belize, absolutamente ningún mulato quería ser negro: todos luchaban por ser tan blancos/europeos como pudieran en todos los aspectos de sus vidas: cabello, apariencia, habla, etc. Había un aspecto económico de esta situación. El dicho era así: si eras blanco, tenías razón; si eras moreno, podrías quedarte; pero, si eras negro, tenías que irte hasta atrás. Entonces, cuanto más claro era un beliceño, mejores eran las perspectivas económicas de ese beliceño en Honduras Británica.

Ahora, estrictamente hablando, la palabra “mulato” se refiere a los niños nacidos de padres europeos y madres africanas. Había muchos otros términos, como “mustee”, “quadroon” y “octoroon”, que se referían a las diversas mezclas de sangre europea que un individuo poseía junto con sangre africana. Pero, a los fines de este ensayo, me referiré a todos nosotros, los beliceños que, en primera instancia, descendimos originalmente de uniones que presentaban padres europeos y madres africanas, como “mulatos”.

(Las circunstancias de tales uniones son muy controvertidas y requieren un estudio y análisis cuidadoso y preciso. En Belize, preferimos no pensar en las circunstancias antes mencionadas como violación, pero lo que nosotros los beliceños preferimos no se basa en ningún tipo de investigación científica sólida. Se trata solo de lo que preferimos pensar, porque queremos preservar cuanto orgullo y prestigio mulato como podamos).

UBAD era un concepto muy revolucionario en Belize, porque le decía a los jóvenes mulatos: su lado africano es más relevante que su lado europeo. Durante todos los siglos de esclavitud y colonialismo, nadie había querido escuchar eso, José. Nadie. La supremacía blanca controlaba totalmente nuestras mentes.

No creo que, a la larga, UBAD funcionó, porque todavía es el caso hoy en día que la mayoría de los beliceños morenos aprecian más el hecho de que tienen características blancas que el hecho de que descienden del continente africano.

Lo que hicieron los esclavizadores europeos fue usar su fuerza militar y autoridad administrativa para controlar la escolarización de nuestros hijos, desde el momento en que se introdujo cualquier tipo de sistema educativo en estas colonias. En el caso de Honduras Británica, la primera escuela, una anglicana, se abrió alrededor de 1814, si no recuerdo mal. Entonces, nuestros hijos crecieron con la idea de que los blancos siempre habían sido los gobernantes, hombres y mujeres distinguidos, cuando el hecho era que nuestros amos eran esclavos, en su mayoría bárbaros, que hacían fortuna mediante la esclavitud y otras actividades criminales.

Crecimos como niños morenos y negros aquí en Belize con la falsa idea de que nuestros antepasados africanos nunca habían logrado nada antes de que los europeos invadieran África en el siglo XV, y que, esencialmente, merecíamos ser esclavos. Los europeos, creíamos, nos habían hecho un favor al “civilizarnos” y “cristianizarnos”.

Ahora, el hecho es que en sus colonias, los británicos y los franceses utilizaron técnicas hábiles para separar el negro del moreno, creando clases de protección morenas (“mulatos”) que generalmente se ponían del lado de los europeos contra los africanos y fueron usados en todo tipo de formas nefastas para mantener a los negros pisoteados.

Los Estados Unidos de América tenía una cultura y estructura racial diferente. Los estadounidenses blancos trataban a cualquiera con la más mínima cantidad de sangre africana como negro. De modo que, en las plantaciones de esclavos en el sur confederado, los hijos de amos blancos y esclavos africanos se convirtieron en esclavos comunes, sin ningún derecho debido a su mulatidad. Hasta cierto punto, esto se debía a que el amo blanco en el sur de Estados Unidos generalmente tenía a su esposa blanca en la finca.

Tal no fue el caso en Honduras Británica (Belize). Había muy pocas mujeres blancas aquí, de modo que muchos hombres blancos trataban a sus descendientes mulatos con cierto grado de cuidado. Así fue que surgió una clase morena en Belize que fue responsable, me parece, de “matar” las celebraciones del cincuentenario de la emancipación de 1888 y de impulsar el Centenario de la Batalla de Cayo San Jorge de 1898.

En mi caso personal, asistir a la universidad en los Estados Unidos durante tres años en los tumultuosos años sesenta me llevó a un estado mental en el que me sentía totalmente negro. Pero muchos beliceños en los Estados Unidos se aíslan de los afroamericanos, los miran como inferiores, especialmente en educación, y los beliceños, como muchos indios occidentales, se convierten en carne de cañón para los estadounidenses blancos que se utilizarán de diversas maneras contra los afroamericanos. Este no es un tema que debatimos en Belize. Pero es lo que es.

Muchos beliceños no quieren discutir el tema de la raza, por varias razones. Pero, si quieren comprender la Revolución Haitiana, y la historia de la República Dominicana en el lado este de la isla La Española, deben comenzar a examinar el tema negro/mulato. Es raro que un mulato en el Caribe británico y francés piense como un ser negro, y uno puede argumentar que es porque los mulatos no son realmente negros. Pero en los Estados Unidos de América, el negro es negro. Cuento acabado.

Para mí, este problema es un desafío personal o un dilema, porque yo era el líder mulato de un levantamiento negro. Tenía una idea de los límites de mi liderazgo, pero no importaba cuando era joven. Hoy, es enormemente importante que consideremos nuestra situación aquí en La Joya, porque tenemos un país que es minoritario negro, pero está dominado por un liderazgo político negro. Pero la realidad en la calle es que nuestra juventud negra es cruelmente victimizada en Belize.

En mi opinión, esto se debe al liderazgo “negro”, que en realidad es muy mulato en su pensamiento. Es seguro que algo está muy mal en La Joya, y la conclusión es que la supremacía blanca es quizás tan formidable aquí hoy en Belize como lo fue en Honduras Británica durante el colonialismo. Si no están de acuerdo conmigo, demuéstrenme que estoy equivocado.

12¡Poder al pueblo!

- Advertisment -

Most Popular

Elderly couple beaten and robbed in their home in Seine Bight

SEINE BIGHT, Stann Creek District, Tues. July 1, 2020-- An elderly American couple were reportedly beaten and robbed at about 8:30 Sunday night in...

BCCI not happy about sale of Scotia Bank Belize

BELIZE CITY, Thurs. July 2, 2020-- The financial sector of Belize became the focus of much public debate and angst following Monday’s announcement that...

Shooting death in Burrell Boom

BURRELL BOOM, Belize District, Thurs. July 2, 2020-- A shooting that occurred at about 2:00 this morning in Burrell Boom as a result of...

PM Barrow loses again… and we the people will pay!

No other prime minister in the history of Belize has ever had the opportunity to govern our little Belize longer than PM Dean Barrow....