30 C
Belize City
Friday, May 24, 2024

Belize attends STI Forum in New York

Photo: Belize’s delegation to STI forum in...

Belizean Douglas Langford, 2024 MVP at Basketball Without Borders

Photo: Douglas Langford BELIZE CITY, Mon. May 20,...

UEF commemorates Haitian Flag Day in Belize

Photo: YaYa Marin Coleman educating young Belizean...

From the Publisher en Español

From the Publisher (En Espanol)From the Publisher en Español

Cuando comencé a recuperarme financieramente en las décadas de 1980 y 1990, les decía a mis amigos cercanos que si alguna vez volvía a estrellarme, sentía que podría soportar el impacto y la decepción. Probablemente estaba siendo optimista o quizá demasiado seguro de mí mismo.

Como escritor, he perdido muchos de mis lectores debido a la migración de mis generaciones y a todas las redes sociales a las que se puede acceder a través de teléfonos y otros dispositivos. Antiguamente, la gente tenía que esperar hasta el viernes por la mañana o por la tarde para leer sobre un asesinato sensacionalista o un accidente de tráfico ocurrido cinco días antes. Hoy en día, noticias tan candentes llegan a los dispositivos de la población en cuestión de minutos, y esa población incluye a beliceños tanto en el país como en el extranjero.

Sólo a efectos de discusión, los seres humanos pueden dividirse en dos categorías: los burgueses y los bohemios. Los burgueses son básicamente aquellos que se dedican a trabajar un horario de 9 a 5, cinco días a la semana. Los bohemios son aquellos que viven en y a través de las artes: pintura, escultura, música, teatro, etc. Viven para y a través de sus audiencias. Muy pocos bohemios se vuelven ricos, pero en la gran mayoría de los casos son los burgueses quienes controlan el dinero. Los bohemios, es decir, los artistas, suelen requerir patrones que los sustenten, desde muy atrás en la historia. Alguien tiene que cultivar y pescar para que la gente pueda comer mientras que el Sr./la Sra. Inspiración están pintando y cantando, etc.

La primera clase que tomé en una universidad estadounidense llamada Dartmouth en 1965 destacó a un famoso escritor irlandés llamado James Joyce. Joyce, un novelista, despreciaba y desdeñaba a los periodistas. Pensó que eran la escoria de la tierra de la escritura. Yo respetaba mucho a Joyce, de modo que cuando comencé a ganarme la vida quince años después, como periodista, lamenté que él me hubiera despreciado a mí y a mi trabajo.

Al mismo tiempo, sé que Belize nunca me dio la oportunidad de escribir creativamente. Una razón fue que nuestro sistema escolar en Belize, que elige y compra libros para que los estudiantes lean, es fuertemente imbuido con lo religioso Jesús rubio, por lo que mi material creativo era anatema. Otra razón fue que nuestro llamado Festival de las Artes era muy burgués, de modo que cuando escribí mi primera obra exitosa, alrededor de 1971, las autoridades del Festival la desaprobaron, a pesar de que al público de la base le encantaba.

Creo que después del huracán Lisa hace un par de años, me di cuenta vívidamente de lo importantes que son las personas que trabajan con las manos de manera práctica. No había nada que un escritor pudiera hacer para reparar los edificios y las tuberías deteriorados por Lisa. La gente práctica, la gente del día a día, la gente burguesa, son más importantes que los bohemios.

Sin embargo, la vida sería rancia sin el bohemio. El ejemplo más impresionante de esto en nuestra región es Bob Marley. Qué logros musicales tan sensacionales acumuló en 36 años de vida. ¿Qué habrían sido nuestras vidas sin él?

Personalmente, valoro mucho a Peter Tosh y creo que no ha recibido lo que le corresponde, como diríamos nosotros. Pero esa es sólo mi opinión. Gregory Isaacs nuevamente. Súper, súper talento.

Los gobernantes del mundo pueden quitarnos todo a nosotros, las personas de color, pero no pueden degradar a los genios del arte que han nacido entre nosotros.

Admito que hay una forma de música clásica de origen europeo que admiro. Me gusta observar la asombrosa sincronicidad de estas enormes orquestas sinfónicas. Por supuesto, esa sincronicidad es muy costosa, y casi todo en Europa fue financiado con mano de obra esclava gratuita. Tenía que dejar claro eso. Tengo que agregar también: el fabuloso Beethoven era un hombre de color. ¿Qué tal eso?

Finalmente, para ser justos, hay que reconocer el hecho de que los jóvenes europeos han apoyado firmemente a Marley, Tosh, Isaacs, Riley y a uno de los miembros de la realeza entre todos ellos: Beres Hammond, el grande. Nuestros artistas están agradecidos por ese apoyo, estoy seguro.

Check out our other content

Yo geh ketch!

Two missing men

Life sentence for Louis Gillett

Selgado asks for court’s mercy

Check out other tags:

International