74 F
Belize City
Friday, August 14, 2020
Home From the Publisher (En Espanol) From the Publisher en Español

From the Publisher en Español

Los sistemas socioeconómicos en los que vivimos los beliceños se llaman cristianismo y capitalismo. Sin embargo, existe esta sorprendente contradicción entre las dos visiones, porque el capitalismo se basa en que los individuos y las familias (y las naciones) se apoderan de todo lo que pueden por cualquier medio necesario, mientras que el cristianismo enfatiza cuánto deberíamos cuidar a nuestros semejantes.

La columna no se trata de ninguna predicación personal mía, aunque sugiero que lean quizás mi parábola favorita de Cristo: La parábola del joven rico.

Las últimas semanas han sido devastadoras para mí, porque el fondo se le ha caído a mi mundo, y de repente no estoy en condiciones de ayudar a las personas que han asumido esa ayuda como rutinaria durante décadas. Una historia para otro momento, supongo. En pocas palabras, estoy tratando de ayudarme a mí mismo y a los míos.

Recuerden, vine de la nada a principios y mediados de los años setenta. Me aflige la posibilidad de volver a esos tiempos: creo que tendré que aprender a orar con más frecuencia.

En fin, el obispo católico romano Dorick Wright perdió su batalla contra la diabetes la madrugada del miércoles. Es lamentable que la situación del coronavirus impida las ceremonias y honores apropiados para este hombre bendecido.

Lo conocí en sexto grado en la Escuela Varonil del Santo Redentor (tal vez 1957, 58) cuando Carlson Gough y yo fuimos saltados del quinto grado juntos. En ese momento no me di cuenta de que Dorick era dos años mayor que yo. Él y yo éramos un tanto los favoritos de la finada Hermana Mary Francine (Vásquez).

El padre de Dorick tenía una sastrería en la calle North Front entre Douglas Jones y Victoria. El padre de Dorick tenía un asistente llamado Eddie trabajando con él. Las vibras en la sastrería eran tranquilas y geniales.

Nuestro editorialista para este número ha escrito sobre la aterradora tragedia del huracán Hattie que afectó a Dorick y su familia, por lo que les dejaré que lean ese episodio de octubre de 1961.

Perdí contacto con Dorick temprano en el Colegio San Juan. Había sido yo un acólito en la Iglesia del Santo Redentor y continué en la sociedad del Colegio San Juan, pero el finado padre Thomas Donovan tal vez estaba demasiado entusiasmado cuando tenía 15 años para que yo ingresara al sacerdocio, cosa que no me interesaba.

Y así, Dorick y yo tomamos caminos separados durante muchas décadas. Belize siendo tan pequeño como es, resultó que mi cuñada, que ha vivido en Los Ángeles desde finales de la década de 1960, está casada con el tío de Dorick, el talentoso Joe Purcell.

En una de las visitas de Purcell a Belize hace unos años, Dorick pidió verme. Nos divertimos juntos hablando. Dorick me dijo que siempre había querido ser sacerdote. Estaba muy cómodo en su piel, como dicen.

Dorick se quedó ciego, perdió ambos pies en los tobillos, sufrió diabetes durante muchos, muchos años y estuvo en doloroso diálisis tres veces por semana durante el tiempo desde que renovamos nuestra amistad.

Seguramente, este santo hombre será bendecido en el más allá.

- Advertisment -

Most Popular

Teacher tests positive for COVID-19

BELIZE CITY, Mon. Aug. 10, 2020-- On Saturday, August 8, the Diocesan Education Board – Managing Authority with responsibility for All Saints’ School —...

US issues DO NOT TRAVEL advisory for Belize

BELIZE CITY, Mon. Aug. 10, 2020-- Last Thursday, August 6, the US Department of State, Bureau of Consular Affairs, issued a Level 4 -...

Galindo brothers arrested for masterminding San Ignacio shooting

SAN IGNACIO, Cayo District, Wed. Aug. 5, 2020-- An investigation into the shooting of five persons — 4 men and a woman — at about...

Brother Clinton, Samuel Haynes is a great hero

I think the capitalists, socialists, and communists are similarly crafty when they take snippets from a person’s life to make a story to suit...