74 F
Belize City
Wednesday, November 25, 2020
Home From the Publisher (En Espanol) From the Publisher en Español

From the Publisher en Español

Hace un par de meses escuché a Sandra Coye decir en Radio KREM que no apoyaba el llamado de UBAD para el voto de 18 años a fines de la década de 1960 y principios de la de 1970.  Ella había sentido que el voto de 18 años, que fue otorgado por el entonces gobernante Partido Unido del Pueblo (PUP) en 1978, sería un voto inmaduro.  Bien puede ser que haya sido así.

Pero estábamos luchando por la supervivencia de la base en UBAD, y un PUP muy poderoso controlaba las calles en esos días.  Fueron los jóvenes beliceños quienes apoyaron los eventos de recaudación de fondos que permitieron que UBAD funcionara, y fueron los jóvenes beliceños los que arriesgaron sus cuerpos en las calles para promover y defender la agenda de UBAD.

El arresto por sedición en 1970 de mí y del finado Ismail Shabazz nos indicó que la estructura de poder en Belize, representada por el PUP, había tomado la firme decisión de tratar a UBAD como un problema político, una amenaza política.  Entonces, necesitábamos nuestra juventud de columna vertebral para poder votar en las elecciones de Belize.

El tema de poner cuerpos en las calles requiere cierta elaboración.  En Belize hoy, el Sindicato Nacional de Maestros de Belize (BNTU por sus siglas en inglés) puede poner cuerpos en las calles.  El Congreso Nacional de Sindicatos de Belize (NTUCB en inglés) puede poner cuerpos en las calles, pero el NTUCB de 2020, por la razón que sea, no es el NTUCB militante de 2005. Entonces, si uno es un disidente, normalmente tiene que estar buscando que se active el BNTU.

Si uno sólo habla y no puede poner cuerpos en las calles, entonces es simplemente un intelectual, hablando fuerte sin decir nada. Por favor, no es falta de respeto.  La estructura de poder oligárquica de Belize siempre lo ignorará a uno si no puede poner cuerpos en las calles.  Pregúntenle a Moses Sulph.

El clima sociopolítico en Belize y esta región ha cambiado sustancialmente desde la época de UBAD (1969-1974).  El neoliberal Partido Laborista de Jamaica (JLP) acaba de destruir al Partido Nacional del Pueblo (PNP) que es más de la base en la isla en las elecciones nacionales.  En 1972, fue el PNP de la base, liderado por el carismático (¿nos atrevemos a decir entonces radical?) Michael Manley, el que estaba haciendo un número en el JLP.

En la época de UBAD, aunque México jugaba juegos capitalistas posrevolucionarios y masacraba a sus estudiantes rebeldes justo antes de los Juegos Olímpicos de 1968 en la Ciudad de México, se sentía en la región que México nunca abandonaría la Cuba de Fidel Castro a las tendencias destructivas del gigante Estados Unidos. Recuerden, después de derrocar al dictador Fulgencio Batista en la Revolución Cubana de 1959, Fidel Castro y su grupo repelieron la invasión de Bahía de Cochinos financiada por Estados Unidos en 1961, y luego sobrevivieron a la crisis nuclear, cuando Estados Unidos y la Rusia soviética se miraron fijamente a los ojos, que ocurrió en octubre de 1962.

Durante el tiempo de UBAD, los jóvenes beliceños que no eran negro-conscientes como tal, escuchaban las voces socialistas de los dos jóvenes abogados palestinos, Assad Shoman y Said Musa, quienes forjaron una alianza con el Muy Honorable George Price del gobernante PUP a tiempo para presentarse como candidatos PUP en las elecciones generales de octubre de 1974 en los distritos electorales de Cayo Norte y Fort George, respectivamente.

Hoy, mientras examinamos la situación que nos rodea en México, Guatemala y Honduras, es seguro que los observadores progresistas están decepcionados con el nuevo gobierno mexicano de Obrador.  Esperábamos que AMLO estuviera orientado a las bases, pero las realidades del norte en la América de Donald Trump pueden haber obligado a Obrador a moverse hacia la derecha.  Guatemala sigue siendo lo que ha sido Guatemala desde el derrocamiento de Jacobo Arbenz por la CIA en 1954: una tierra donde los ricos empresarios/industriales ladinos oprimen a los campesinos indígenas pobres y gobiernan con mano de hierro junto con los militares.  Honduras se ha vuelto aún más neoliberal y opresiva, lo que trae a colación el asunto de los jóvenes líderes garífunas que recientemente fueron secuestrados allí por hombres armados con equipo paramilitar y que probablemente hayan sido asesinados, por defender tierras ancestrales en la costa.

Debido a que Belize se ha encaminado hacia México, Guatemala y Honduras durante décadas, es muy importante para nosotros en Belize mantenernos enfocados en la situación en Honduras, que es nuestro vecino inmediato en el sur.  La brecha entre la oligarquía adinerada y los pobres que ahora mueren de hambre en Belize se ha ensanchado aún más desde que COVID-19 mostró su fea cara en marzo.  La militarización cada vez más abierta de Belize a nivel nacional es nada menos que ominosa, queridos.

Hablo como un intelectual viejo e impotente, porque no estoy en condiciones de poner cuerpos en la calle.  He decidido poner mi dirección de correo electrónico ([email protected]) en la columna, para que los pensadores que están viendo lo que estoy viendo yo puedan comunicarse directamente conmigo.

Saben, durante la época de UBAD estábamos tan activos en las calles que los UBADers casi no prestamos atención a lo que Richard Nixon, elegido presidente de los Estados Unidos en 1968 y reelegido en 1972, y su compañero de sangre fría, Henry Kissinger, estaban haciendo  en Vietnam, Camboya, Laos, Chile y el resto del mundo.  Hoy en día, con una capacidad tecnológica mucho mayor para ver las noticias mundiales, las palabras y los hechos de Trump están ahí para que los jóvenes beliceños las escudriñen y analicen.

Creo que los beliceños estamos en un lugar extremadamente peligroso en 2020. Me siento impotente y algo confundido.  A veces pienso que hemos vuelto a una forma de colonialismo en La Joya.  Nuestros líderes se parecen a nosotros en esta nueva forma de colonialismo, pero aman absolutamente el dinero, por lo que siguen las instrucciones del mismo lugar donde el gobernador británico recibió las suyas en 1950. El resultado de este nuevo colonialismo es evidente para nosotros: a diario, un aumento del sufrimiento de las masas del pueblo beliceño.  Por lo menos, debemos concentrarnos en evitar el terrible destino de las masas que nos rodean en México, Guatemala y Honduras.

¡Poder al pueblo!

P. D. Una compañera de la preparatoria del Colegio San Juan de los años sesenta que ahora vive en Chicago ha corregido mi última columna, en el sentido de que las dos personas asesinadas recientemente en Kenosha, Wisconsin, por un justiciero blanco de 17 años, eran blancas, no negras.  Le agradezco la corrección.

Previous articleCountrywide curfew ends
Next articleFrom the Publisher
- Advertisment -

Most Popular

Home invasion in Burrell Boom; 6 suspects caught

BURRELL BOOM, Sun. Nov. 22, 2020-- On Friday, November 20, at around 7:00 p.m., the Burrell Boom home of Garry Samuels, 53, was invaded...

High-powered rifles stolen from San Jose Succotz Police Sub-station

SAN JOSE SUCCOTZ, Sun. Nov. 22, 2020-- Police are investigating a burglary at the San Jose Succotz Police Sub-Station that occurred sometime between 1:00...

Belize murder rate to decrease amid COVID-19 pandemic

BELIZE CITY, Mon. Nov. 23, 2020-- For the first time in seven years, Belize is projected to record a decrease in the yearly number...

GOB vehicles sold for $200!

BELIZE CITY, Mon. Nov. 23, 2020-- It is not uncommon for administrative mischief to occur within government departments in the final months leading up...