74 F
Belize City
Monday, April 12, 2021
Home Editorial (En Espanol) La Cuba de Castro y el Belize de Price

La Cuba de Castro y el Belize de Price

   El período de quince años entre 1966 y la independencia de Belize en 1981 es interesante e importante en la historia de La Joya. En algún momento de este período, la Cuba de Fidel Castro se convirtió en un factor en la lucha de Belize por la independencia y (o pero) la relación entre Cuba y Belize tuvo implicaciones negativas para la coalición política del Premier George Price, una coalición que le había apoyado desde el momento en que se convirtió en líder del Partido Unido del Pueblo (PUP) en 1956.

    Para estudiar 1966 a 1981, uno tendría que volver a una época en la que el PUP era una potencia invicta en la política de Belize, y la oposición era liderada por el Partido de la Independencia Nacional (National Independence Party, NIP). No fue hasta 1973 que se formó el ahora gobernante Partido Democrático Unido (United Democratic Party, UDP), como resultado de la amalgama del NIP, el Movimiento de Desarrollo Popular (People’s Development Movement, PDM) y un nuevo Partido Liberal.

    Las personalidades del PUP que aún están disponibles para los académicos para consultar sobre el período en cuestión incluyen a Fred Hunter, Héctor Silva, Assad Shoman y Said Musa. Hunter fue ministro de gabinete del PUP durante todo el período, mientras que Silva fue ministro de gabinete hasta 1974. Shoman y Musa se convirtieron en senadores del PUP en 1974, y luego en 1979 fueron ministros de gabinete del PUP.

     Los beliceños que serían capaces de proporcionar detalles del lado UDP incluyen el Dr. Manuel Esquivel, el Dr. Colville Young, Net Vasquez, Harry Lawrence, el Dr. Ted Aranda y Paul Rodríguez. Aranda y Rodríguez, que cumplieron dos mandatos como alcalde de la Ciudad de Belize entre 1974 y 1980, ambos abandonaron al UDP a principios de los años ochenta. El Dr. Aranda dirigió al UDP desde 1979 a 1982.

     Después de que Belize se convirtiera en una colonia británica autónoma en enero de 1964, con el aparente apoyo de Estados Unidos, se esperaba que Belize avanzara hacia una independencia temprana. El reclamo guatemalteco se convirtió en un punto crítico después de que el líder del NIP, Philip Goldson, arriesgó la cárcel para exponer al pueblo de Belize en 1966 lo que se conoció como las Trece Propuestas. Las conversaciones anglo-guatemaltecas de 1966 en Washington fueron las primeras a las que el opositor NIP había sido invitado. Había cierto optimismo en el aire, porque las conversaciones estaban siendo mediadas por el abogado de la Ciudad de Nueva York, Bethuel Webster, que representaba los intereses de los Estados Unidos de América. Las conversaciones no resultaron bien, sin embargo, porque los instintos políticos de Goldson resultaron correctos: hubo disturbios violentos en la Ciudad de Belize cuando reveló lo que recordaba de los planes para el futuro de Belize.

     Cuando Bethuel Webster publicó oficialmente sus Diecisiete Propuestas en 1968, esas propuestas esencialmente confirmaban lo que Goldson había expuesto: Estados Unidos pretendía que el Belize independiente fuera una especie de estado satélite de Guatemala. Debido a la oposición política interna a las propuestas estadounidenses, el Sr. Price tuvo que buscar una ruta diferente a la independencia después de 1968.

    Cuba era comunista, un enemigo declarado de los Estados Unidos, y estaba siendo acusadao de exportar sus ideas revolucionarias a la región, incluida Guatemala, donde las sucesivas dictaduras militares de derecha estaban tratando de aplastar una rebelión armada que había comenzado en 1960. Eso fue cuando jóvenes oficiales del ejército guatemalteco condenaron la decisión del presidente guatemalteco, Ydigoras Fuentes, de permitir que la república fuera utilizada como base de entrenamiento para los exiliados cubanos financiados por Estados Unidos que se preparaban para atacar la Cuba de Fidel Castro.

     En algún momento, el Premier George Price cultivó amistad con Cuba a través de una relación informal con los jóvenes abogados entrenados en Gran Bretaña, Assad Shoman y Said Musa. Debido a esa relación informal, que probablemente había comenzado ya en 1969, un elemento de la coalición política de Price empezó a alejarse de él, acusándolo de alentar el comunismo. Este era un elemento católico romano, que formó el Partido Liberal en 1972 y, para repetir, se convirtió en parte del nuevo UDP en 1973.

    El apoyo de Cuba a la independencia de Belize fue incondicional. Se ha prestado mucha más atención al apoyo a nuestra independencia del general de Panamá, Omar Torrijos, que marcó el primer caso en que una nación centroamericana se había opuesto a Guatemala y su reclamo a Belize. Torrijos tomó esa decisión para apoyar a Belize alrededor de 1977 aproximadamente.

     Sin embargo, no hay duda de que el apoyo de Cuba a la independencia de Belize fue vital, de hecho indispensable. Decimos esto porque la independencia eventualmente se convirtió en una apuesta para el PUP de Price, no sólo por el reclamo de Guatemala, sino porque el pueblo de Belize estaba dividido y atemorizado. Los líderes del PUP pudieron arriesgarse a la independencia porque sabían que podíamos contar con Cuba.

    Cabe señalar que Richard Nixon y Henry Kissinger tomaron el poder en los Estados Unidos en enero de 1969, y que eran ideólogos de derecha en el molde de Ronald Reagan y ahora Donald Trump. Aunque Nixon renunció a la presidencia bajo amenaza de destitución en 1973, Kissinger, a quien le desagradaba Fidel Castro con pasión, permaneció como Secretario de Estado durante la presidencia de Gerald Ford, que terminó en 1976.

    La presidencia de Jimmy Carter entre 1976 y 1980 cambió la política exterior estadounidense en la región lo suficiente para que los Estados Unidos decidiera a finales de 1980 no oponerse a la independencia de Belize.

    Cuando Carter fue sucedido por Reagan a principios de 1981, sin embargo, la presión sobre Belize para ceder tierras a Guatemala se reanudó y aumentó. La independencia de Belize en 1981 fue arriesgada y el apoyo de la Cuba de Fidel Castro fue vital.

    En 1983, con Ronald Reagan cabalgando sobre la región, invadiendo Grenada y financiando a los contras para luchar contra el gobierno sandinista en Nicaragua, Assad Shoman y Said Musa, los principales aliados de Fidel en el Gabinete Price, fueron derrotados por la derecha del PUP en una lucha por el poder.

    La gente alrededor de Donald Trump ya ha comenzado a hablar de manera agresiva y amenazante contra esta nueva Cuba sin Fidel. Un nuevo paradigma está a punto de desplegarse en nuestra región, y es seguro decir que lo que debilita a Cuba, debilita a Belize.

     Los cubanos han sido los mejores amigos de Belize a lo largo de nuestra lucha contra el colonialismo, el imperialismo y el racismo. Pero hay varios prominentes capitalistas neoliberales en el actual Gabinete de Belize, y es ahí donde se producirá el problema. Los capitalistas neoliberales en Guatemala no son nuestros amigos. Reclaman nuestra tierra y nuestro mar. Por muy comunistas que sean, los cubanos siempre han apoyado la soberanía y la integridad territorial de Belize.

     ¡Poder al pueblo!

- Advertisment -

Most Popular

Two female cops fined for talk show appearance

BELIZE CITY, Wed. Apr. 7, 2021-- In late January, we reported of a groundbreaking legal victory in favor of two female police officers who...

Two officer cadets graduate from Mexican Naval Academy

BELIZE CITY, Wed. Apr. 7, 2021-- Two officers in the Belize Coast Guard recently graduated from the Mexican Naval Academy with Bachelor’s degrees. Officer...

WHO – approved vaccine is no threat when compared to bat virus

There are studies that claim that the animal we know as modern man appeared on the earth about one and a quarter million years...

Curfew extended to Mid-April 

BELIZE CITY, Weds. Mar. 31, 2021-- The nationwide nightly curfew was set to end on April 3, but a joint decision handed down by...