74 F
Belize City
Saturday, May 8, 2021
Home Editorial (En Espanol) La novena entrada para el gobierno vs. los sindicatos

La novena entrada para el gobierno vs. los sindicatos

El tan esperado discurso sobre el presupuesto del Primer Ministro John Briceño el viernes 9 de abril marcó el final de un tenso período de un mes de negociaciones entre el Gobierno de Belize y los Sindicatos Conjuntos (Congreso Nacional de Sindicatos de Belize (NTUCB en inglés), Sindicato de Servidores Públicos ( PSU en inglés), Sindicato Nacional de Maestros de Belize (BNTU en inglés) y la Associacion de Altos Funcionarios de la Administración Pública (APSSM en inglés)), pero de ninguna manera señala el fin de los problemas que enfrenta la nueva administración PUP, a pesar de sus dos recientes victorias aplastantes, nacionales y municipales en las urnas. Puede haber sido el final del comienzo de otro choque épico de estos grandes sindicatos con el gobierno, y también puede haber sido el comienzo del fin de cualquier sueño que el partido gobernante pudiera haber tenido de posibles victorias consecutivas en elecciones nacionales.

El juego aún no ha terminado para el PUP, en lo que respecta a las elecciones de 2025. La situación parece al borde, pero aún quedan algunos lanzamientos por hacer, y un jonrón siempre es posible.

Apenas estamos entrando en el primer año de la nueva administración del PUP bajo el Primer Ministro John Briceño, y puede parecer bastante prematuro especular tan lejos como el 2025, pero el sabio pueblo beliceño ha mostrado a lo largo de los años una tendencia a recordar cosas, a pesar de lo que se hable de “pequeña brisa”. Puede que parezcan resignados a una situación, pero cuando llega el momento de mostrar su dolor y enojo interno, obtenemos victorias abrumadores en las urnas.

Le ha sucedido al azul y al rojo en diferentes momentos de la historia de nuestra joven nación, y puede volver a suceder. Claro, con más de cuatro años para lograr un cambio radical en la economía, el PUP puede apostar que, “como una pequeña brisa”, los malos recuerdos serán olvidados. Para algunas personas propensas al soborno y a los donativos de solución rápida, este suele ser el caso; pero el número de votantes de los sindicatos es grande y habrá tres años de dolorosos recordatorios.

Muchos pueden ser reacios a hacer ruido o mostrar su descontento, pero la democracia de Belize sigue viva y seguramente llegará su día. Por lo tanto, sería prudente que el Primer Ministro John Briceño considerara muy cuidadosamente su próximo “turno al bate” con los sindicatos, ya que eso puede determinar la medida de la navegación tranquila para el resto de su administración y podría sellar el destino de su partido, como la noche sigue al día, en las próximas elecciones generales.

Los sindicatos no son gente estúpida y no son groseramente egoístas. Esa es la impresión que el PUP parecería querer que el pueblo beliceño tenga de los sindicatos, que parecen intransigentes en su negativa a aceptar el recorte salarial del 10% propuesto por el gobierno y la congelación salarial durante 3 años. El tema persistente de que todos debemos sacrificar para el bien de la nación en esta crisis financiera sin precedentes, parece acusar a los sindicatos de ser egoístas.

Esta no es la primera crisis que enfrenta nuestra nación, y los sindicatos han sido fundamentales. Hubo el Preámbulo de Acuerdo; hubo un período de malestar en torno a la gestión/propiedad de BTL y otros asuntos; y más recientemente, el Sindicato Nacional de Maestros de Belize se destacó durante once días para insistir en que el gobierno, el UDP en ese momento, hiciera algunas concesiones de buen gobierno, más notablemente la firma de la CNUCC, que consideran fundamental para resolver nuestros problemas de deuda.

El problema de la corrupción ha atormentado a administraciones consecutivas, y los beliceños generalmente han llegado a la conclusión de que ni un gobierno UDP ni PUP pueden hacer mella en esta cultura de corrupción, siempre y cuando el Comisionado de Policía responda a un ministro, que sea miembro del partido gobernante. Con todos los gritos y acusaciones de corrupción de cualquiera de los partidos en la Oposición, ninguno de sus filas ha pasado algún tiempo como invitado de la Fundación Kolbe en Burrell Boom.

La prueba evidente de la impotencia de nuestra estructura de gobierno con respecto a los delitos políticos o la corrupción se ha mostrado en más de una ocasión, sobre todo cuando un Comisionado de Policía se negó a acatar las instrucciones del Presidente del Tribunal Supremo de investigar y enjuiciar a un miembro en funciones de la Cámara.

La razón por la que el gobierno del PUP liderado por John Briceño se enfrenta a una prueba crítica, es porque los sindicatos aún no están convencidos de que el gobierno es “real” con ellos, en lo que respecta a los sacrificios que se les piden.

Es cuestión de confianza. Un gran gesto que generaría un gran salto de confianza en la actual administración sería acceder a la CNUCC, vista por los sindicatos como quizás la única salida a la actual cultura de corrupción. El último gobierno, el UDP, prometió cortar la corrupción con un machete afilado, pero en cambio abrazó este vicio con un gusto nunca antes visto. Los maestros los obligaron a adherirse a la CNUCC, pero se demoraron en su implementación.

El PUP, a pesar de su promesa de campaña de implementar la CNUCC, ha optado por insistir en la óptica de “entregar nuestra soberanía” a agentes externos. Curiosamente, un reciente presidente guatemalteco, Jimmy Morales, cuando la presión sobre él y sus asociados estaba aumentando, decidió “echar” al representante de la CNUCC de su país. Vio lo que le había pasado a su predecesor, quien fue condenado a algunos años de prisión por cargos de corrupción. Por lo tanto, se han dado muchas excusas.

Sobre el tema del recorte salarial del 10% y la congelación de incrementos, voces en los sindicatos han indicado que si llega un momento de presión, si es absolutamente necesario, estarían dispuestos a “morder la bala” y sufrir las consecuencias de una pérdida tan dolorosa de sus ganancias, por el amor de Belize. Pero no están convencidos de la sinceridad del gobierno y han planteado una serie de puntos para mostrar que el gobierno no es serio, incluido el hecho de que los ministros y directores ejecutivos todavía mantienen la mitad de sus asignaciones de lujo y solo reducen sus enormes salarios en un 15%.

Todos estamos juntos en esto, y todos debemos “hacer todo lo posible” si queremos sobrevivir como nación. Nadie está pidiendo a los ministros que renuncien a todo su salario, pero tendrán que considerar qué medida de recorte se ajustará a lo deseado para inspirar el apoyo y la confianza de los sindicatos. Y eso no es difícil para ellos descubrirlo. Para eso están las negociaciones.

- Advertisment -

Most Popular

Sports training to resume

BELMOPAN, Mon. May 3, 2021-- Last month, athletes took to social media to vent their outrage at the Government of Belize’s decision to allow...

Cricket Corner – Games resume

BELIZE CITY , Wed. May 5, 2021-- To all you lovers of cricket, players and fans, after a year ’ s break from our...

FFB announces National Beach Soccer Selection

BELIZE CITY, Thurs. May 6, 2021-- On Monday of this week, the Football Federation of Belize (FFB) announced that it had commenced preparation for...

COVID-19 affecting more young people

WASHINGTON DC, USA, Wed. May 5, 2021-- COVID-19 was initially seen as a virus that primarily afflicted older members of the population. Recent studies...