71.3 F
Belize City
Tuesday, January 21, 2020
Home Editorial (En Espanol) Un liderazgo en el que podemos confiar podría aliviar los dolores de...

Un liderazgo en el que podemos confiar podría aliviar los dolores de la guerra de EE.UU contra la cocaína

No es fácil para los beliceños comprender que 5 hombres que fueron al mar en un viaje de pesca y todos terminan muertos, no por ahogamiento, sino por disparos a la cabeza. El impacto es asombroso. La pérdida equivalente en México sería que 1,735 pescadores mexicanos fueran asesinados a tiros una tarde en el Golfo, y para los estadounidenses sería que 4,410 pescadores estadounidenses fueran asesinados a tiros una mañana en Alaska. El mundo hubiera dejado de girar si ese tipo de noticias hubiera salido de México o los Estados Unidos.

No podemos recordar ningún período con tantos incidentes de homicidios múltiples en nuestro país. El 4 de junio, se encontró a una profesora muy respetada y querida, junto con dos de sus amigos, todos muertos a tiros en su casa, que se encuentra en una zona un tanto aislada cerca de la carretera George Price. Luego, entre el 21 de junio y el 23 de junio, se encontraron los cuerpos de siete personas, en incidentes separados. En un incidente, cinco hombres fueron asesinados a tiros en un viaje de pesca a unas pocas millas de la costa de la Ciudad de Belize, y en el otro incidente, un guía turístico y un turista fueron muertos a tiros durante un viaje de pesca en las aguas de San Pedro.

No hay ninguna sugerencia de que estos tres incidentes trágicos estén directamente relacionados, pero en Belize todos sabemos que el clima aquí contribuyó al menos indirectamente a los tres. En 1971, el presidente de los Estados Unidos, Richard Nixon, declaró la guerra contra las drogas. Esta guerra contra las drogas realmente comenzó a impactar a Belize en su totalidad en la década de 1980, y no ha habido un amaine.

La policía no ha establecido vínculos directos con las drogas en los asesinatos de la maestra y sus dos amigos. Ellos creen que los dos jóvenes que arrestaron habían ido a la casa con el propósito de robar su contenido, y cuando se encontraron con el desafortunado trío que estaba en la casa, los mataron. En los viejos tiempos, antes de que los estadounidenses declararan la guerra contra las drogas, esos dos jóvenes probablemente no hubieran estado armados con armas de fuego. No habría entrado en sus mentes tratar la vida humana de manera tan trivial.

La policía dice que tienen sospechosos del doble homicidio en San Pedro, pero no han determinado el motivo. Entre los sospechosos se encuentra una figura conocida por la policía que tuvo un problema con el guía turístico. Quienquiera que fuera, el problema condujo a una emboscada en el mar que reclamó la vida del guía beliceño y su inocente cliente estadounidense. Así es como operamos en Belize en estos días, desde que los estadounidenses declararon la guerra contra las drogas. En los viejos tiempos, una pelea a puñetazos podría haber resuelto la dificultad entre el guía turístico y su adversario, pero no era imposible que pudiera haber aumentado a un solo asesinato.

La policía ha sugerido que los quíntuplos homicidios en el mar están relacionados con las drogas, pero no tienen ningún conocimiento de lo que realmente ocurrió. Hay informes de que una supuesta narco avioneta se encontró en el norte del país la semana pasada, y se encontraron cerca de 200 galones de combustible de aviación en el sur. Esto lleva a la policía a creer que hubo una descarga aérea de cocaína en el mar, de ahí su especulación sobre los asesinatos.

Las familias de los hombres que murieron sugieren que las drogas no tenían nada que ver con sus asesinatos. Dicen que los hombres eran todos pescadores honestos, y que estaban extremadamente ocupados persiguiendo a los crustáceos con las colas muy preciadas. La apertura de la temporada de langosta, el 15 de junio de cada año, es uno de los períodos más importantes para los pescadores.

El hecho es que desde que los estadounidenses declararon la guerra contra las drogas, nadie que va al mar es inmune a la contaminación de la cocaína. Uno no tiene que ser un cazador de cocaína para encontrarse con “lotería del mar”. Los operativos del negocio saben cuándo y dónde se realizará una descarga, pero a veces hay una emergencia y una descarga debe realizarse en un área no planificada, y a veces el clima no coopera y la cocaína se desvía del rumbo. Esto explica por qué a veces el producto termina enredado en los manglares.

La policía sugiere/aconseja que los pescadores informen sobre sus hallazgos cuando se encuentran con la cocaína en el mar, pero no es tan simple para los pescadores que deciden mantenerse alejados del comercio. La guerra contra las drogas ha hecho que la cocaína sea tan lucrativa que ha corrompido a los gobiernos y departamentos de policía. Podrían ser desgraciados si reportan haberlo encontrado. Nadie quiere hacerle un informe a un policía corrupto. Pueden apostar que los pondrán en la lista de vigilancia aunque esta vez haya jugado con honestidad en su descubrimiento.

Lo mejor que podría pasar para los pescadores humildes sería que el paquete de cocaína que se encuentra en los manglares se desenrede de alguna manera y se abra paso por sí solo a los brazos de la persona a la que fue enviado. Sin embargo, eso no los exime completamente por estar tan cerca de ello.

Podrían abandonar las áreas donde los narcotraficantes les gusta dejar caer su producto, mantenerse alejados hasta que los estadounidenses decidan terminar su guerra contra las drogas. Ese es otro dilema para los pescadores. Pueden abandonar sus ricos caladeros para alejarse de los problemas, pero no hay garantía, de hecho, es muy improbable que el rico lugar de pesca no haya caído bajo la reclamación de otra persona cuando regrese.

Podrían arriesgarse e intentar venderlo. Preferiríamos que hagan cualquier otra cosa que arriesgarse y venderlo, pero ¿puede alguien culpar a los que ceden a la tentación?

El sitio web, drugpolicy.org, en “Una breve historia de la guerra contra las drogas”, dice que a “finales de los años 80, una histeria política sobre las drogas llevó a la aprobación de sanciones draconianas en el Congreso y las legislaturas estatales…”

Esas “penas draconianas” dispararon el precio de la cocaína, y esto llevó directamente a la interrupción, la violación de la vida de millones de personas. Las multas masivas también afectaron a la marihuana, pero es el comercio de la cocaína el que ha tenido el peor impacto en la vida aquí. Cada país entre el Río Grande y Colombia ha sufrido a causa de esta guerra que Estados Unidos está librando contra las drogas. Ningún país afectado por esta guerra puede decirle a Estados Unidos que busque otro método para frenar el uso de drogas en su país. Los estadounidenses son demasiado poderosos.

Hasta ahora, este editorial ha sido sin esperanza, indefenso. De un vistazo, parece que los Estados Unidos de América está volviendo lentamente a la cordura, como lo demuestran los cambios en su enfoque sobre la marihuana. Este nuevo desarrollo podría sugerir que pronto serán razonables también sobre la cocaína, pero eso no es probable porque no controlan la producción de la misma. En América, todo se trata de su balance. No tienen nada que ganar económicamente al aliviar las restricciones sobre el consumo de cocaína, por lo que no sucederá.

Los estadounidenses son demasiado poderosos para que les digamos que pongan fin a su guerra, y no podemos tolerar absolutamente estos asesinatos de nuestros ciudadanos y visitantes a nuestro país. Estamos en una mala, mala situación. Absolutamente debemos detener estos asesinatos, poner fin a este clima horrible, a esta nube malvada que está cobrando vidas y matando el espíritu de nuestra nación.

La única esperanza que vemos aquí es dar lo mejor de nosotros, y para eso tenemos que comenzar desde arriba. Comenzamos con líderes políticos en los que podemos confiar. Los líderes políticos cultivan la confianza cuando son transparentes y responsables. Puede que sea imposible para nosotros terminar con el dolor de la cocaína, pero si tuviéramos líderes en los que pudiéramos confiar, tal vez podríamos aliviar el sufrimiento en nuestra nación.

- Advertisment -

Most Popular

Minister Castro involved in traffic accident

There was a traffic accident about an hour ago near mile 4 on the George Price Highway that involved the Minister of Transport Hon....

Mother of missing Alison Mackenzie pleads for her return

I WANT MY DAUGHTER BACK - Cherie Mackenzie, mother of Alison Mackenzie, a tourist visting Belize who went missing, pleads for the return of...

US Tourist missing since Saturday

Missing Person BelIze : in the first instance, US tourist, Paige Rote, 58, told Police that on Friday he was on a tour along...

Roberto Pott raises alarm that Belize Sailing Association is “taking on water.”

BELIZE CITY, Tues. Jan. 14, 2020-- The Belize Sea Scouts has been in existence in Belize since 2004 and functions as a unit within...