74 F
Belize City
Thursday, June 4, 2020
Home Editorial (En Espanol) Pasos inseguros en la lucha contra Covid-19

Pasos inseguros en la lucha contra Covid-19

El manejo de la pandemia de Covid-19 por parte de nuestras autoridades no ha sido exactamente una navegación clara, ni en los frentes de la salud ni económicos. Deberían haberse evitado los pasos en falso en el frente económico.

El plan que hemos seguido para controlar Covid-19 ha sido dictado en gran medida por la Organización Mundial de la Salud (OMS), pero no han presentado mucho para ayudar a una persona que se ha enfermado gravemente por el virus. Eso es comprensible, porque Covid-19 es una enfermedad nueva.

Cada vez más personas están dependiendo de remedios herbales antiguos para sobrevivir a esta enfermedad debilitante. Los principales científicos del mundo están completamente comprometidos en encontrar tratamientos y una cura, pero hasta ahora la única contribución química de ellos es un antiguo medicamento analgésico para el dolor de cabeza y la fiebre llamado acetaminofén.

Dos meses después de apresurarse a colocar tubos de ventilación en las gargantas de las personas, los médicos se están dando cuenta de que los antiguos tratamientos básicos para los pulmones congestionados, como la percusión torácica y colocar a los pacientes boca abajo, son una terapia efectiva. Los ventiladores ahora se usan con menos entusiasmo en algunos hospitales.

Todos están totalmente de acuerdo sobre el distanciamiento social y la desinfección completa de nosotros mismos y de todas las superficies en las que el virus podría permanecer. La evidencia de algunos países es que el uso de máscaras faciales proporciona un control efectivo de Covid-19 y otros virus que atacan el sistema respiratorio.

Las autoridades de Belize no han respaldado completamente el uso de máscaras faciales. Esto podría tener que ver con el hecho de que las máscaras faciales certificadas para bloquear la mayoría de los virus, por ejemplo, las máscaras quirúrgicas y los respiradores N95, son difíciles de conseguir. Sin embargo, existe un fuerte argumento de que si todos usamos algún tipo de máscara facial cuando estamos en público, aunque no sean de la mejor calidad, nuestra exposición al virus se reducirá considerablemente.

El país que se ha destacado por contener Covid-19 es Taiwán. El distanciamiento social, la auto cuarentena, la desinfección de las superficies con las que las personas entran en contacto regularmente, el uso de máscaras faciales y la eliminación de hábitos sociales como darse la mano y abrazarse son parte de su estrategia para combatir el virus.

Nuestras autoridades han dejado caer la pelota varias veces en este corto período en el que hemos estado luchando contra la enfermedad. Sorprendentemente, rechazamos valiosos kits de prueba de Corea del Sur porque, según los informes, no eran compatibles con nuestro equipo y carecía de técnicos capacitados. Los programas para mantener a las personas y familias que habían perdido sus ingresos en la economía formal o informal debido a la recesión mundial provocada por la pandemia de Covid-19 fueron lamentablemente inadecuados.

Al parecer, nuestras autoridades no tenían conocimiento de la realidad económica de este país cuando diseñaron sus programas de ayuda. Cuando se declaró el estado de emergencia a principios de abril, lo que obligó a la mayoría de las empresas a cerrar, la situación en el terreno ya era grave. Durante las dos primeras semanas de abril, miles de beliceños no tenían seguridad alimentaria.

¿Cómo es que las autoridades no eran suficientemente conscientes de la realidad sobre el terreno? ¿Acaso no divorciaron a nuestra gente de la producción de alimentos y los convirtieron en camareros y guías turísticos? ¿Sintieron que los miles de beliceños que apenas ganan el salario mínimo estaban ganando lo suficiente para guardar fondos sustanciales para un día lluvioso? La incapacidad de satisfacer la necesidad más esencial de los seres humanos, la alimentación, es difícil de comprender.

Tenemos que comer lo que producimos

Muchos beliceños han estado proporcionando buenas ideas para mantener nuestro país en marcha en este momento, y es sorprendente que las autoridades no hayan adoptado algunos de ellos para aliviar el dolor que atraviesa la nación debido a las severas restricciones que se han impuesto para contener el Covid-19. Quizás las buenas ideas son tantas que las autoridades tienen problemas para analizarlas.

Si Belize ha de sobrevivir a Covid-19 y prosperar después, estaremos comiendo carne de res, cerdo, aves, pescado, huevos, vegetales, frijoles, arroz, maíz, queso, mermelada, frutas y plátanos producidos localmente, y menos alimentos importados. Por cierto, aquí hay implicaciones para la clase mercantil que ha estado gobernando políticamente a Belize desde fines del siglo XIX/principios del siglo XX.

En el sector agrícola, el bajo precio actual del combustible nos brinda una gran oportunidad para invertir en canales de drenaje y riego, y caminos agrícolas, los dos primeros para aumentar la productividad de la tierra que ya tenemos bajo cultivo, y el último para disminuir el desgaste de vehículos agrícolas y daños a productos agrícolas.

El gobierno debe transferir estos bajos precios del combustible al sector productivo, no solo para desarrollar tierras sino también para extraer arena y grava y cosechar madera para la industria de la construcción.

El costo de hacer algunos tipos de negocios será mayor

En algún momento de mayo, si todo va bien, como esperamos, el gobierno comenzará a eliminar las severas restricciones a los movimientos en el país y los beliceños volverán a dedicarse al negocio de ganarse la vida y construir nuestro país. Aquellos que trabajaban en el sector turístico buscarán nuevas vías para ganarse la vida porque esa industria estará inactiva durante algunos meses, y aquellos que se ganaron la vida en los negocios de cuello azul, y como vendedores de alimentos, estarán retomando de donde se quedaron cuando el país fue puesto en estado de emergencia.

Muchos beliceños regresarán a los mismos viejos trabajos, pero estarán operando en una nueva normalidad, un nuevo entorno que hará hacer negocios más costoso. Durante algún tiempo, tal vez durante mucho tiempo, tendremos que seguir observando algunas de nuestras prácticas durante el estado de emergencia. Higiene mejorada, distanciamiento social: el distanciamiento físico como lo llama el co-anfitrión de KREM WuB, David Almandarez, usar equipo de protección como mascarillas y guantes, viajar en autobuses más espaciosos aumentará el costo de hacer negocios.

Habrá que hacer esfuerzos para que nos sintamos seguros de involucrar/emplear a nuestros técnicos y proveedores de servicios. Las autoridades podrían comenzar a usar los medios de comunicación para presentar infomerciales para inculcar en electricistas, plomeros y carpinteros las prácticas que deberán observar para inspirar confianza cuando van a trabajar en los hogares de las personas.

Los expertos creen que es poco probable contraer Covid-19 de alimentos o empaques de alimentos, pero el temor seguirá siendo un obstáculo para las ventas callejeras de tacos, tamales, pollo frito, tarta de carne, confiterías, jugo fresco y fruta pelada. Necesitamos tener la confianza de que nuestros vendedores de alimentos están operando con los más altos estándares. Los infomerciales desarrollados por el Departamento de Salud que están dirigidos a nuestros vendedores de alimentos contribuirán en gran medida a darnos la confianza para patrocinar sus productos.

Fallece el Obispo Dorick Wright

Uno de los líderes de la iglesia más conocidos y queridos en Belize, el reverendísimo Dorick McGowan Wright, el octavo obispo de la diócesis católica en Belize, pasó a recibir su recompensa eterna a principios de esta semana. Tenía 74 años. Nació en 1945, tuvo una de las experiencias más desgarradoras que alguien podría tener, cuando perdió a un hermano, dos hermanas y vio a su madre ahogarse, en el huracán Hattie en 1961. El joven Dorick Wright sobrevivió a la furiosa tormenta aferrándose a las ramas de un árbol de coco durante horas interminables.

El obispo Wright fue un producto de la Escuela Santo Redentor, donde era un acólito activo en la iglesia. Fue ordenado sacerdote en la Catedral del Santo Redentor en 1975; en 2002 se convirtió en auxiliar del obispo O.P. Martin; y en 2007 se convirtió en obispo de la Diócesis. Se jubiló del servicio activo debido a problemas de salud en 2017, y fue sucedido por el Padre Lawrence Nicasio, el actual Obispo de la Diócesis.

Durante décadas, este fiel soldado de Cristo guió a la juventud, su espíritu apacible calmó los corazones de los enfermos, sus sabias palabras aconsejaron a la nación, y los domingos su excelente barítono dirigió a su congregación. Levántese en gloria, Obispo Dorick Wright. Será usted recordado como una bendición para nuestra nación. (Algunas notas para este breve homenaje fueron extraídas del libro, Años de Gracia)

- Advertisment -

Most Popular

Belize in the eye of the storm; let’s stay there

BELIZE CITY, Mon. June 1, 2020-- With the latest easing of restrictions in the State of Emergency, athletes and sports fans may be getting...

Nimrod Tillett charged for brutal murder of Yo Creek caretaker

ORANGE WALK TOWN, Fri. May 29, 2020-- An  investigation into the brutal death of Abner Novelo, 30, a farm caretaker of Yo Creek, Orange...

Tacos, gyms and boledo are back!

BELIZE CITY, Sat. May 30, 2020-- The national lockdown resulting from the COVID-19 pandemic that brought Belize’s economy to a standstill has been eased...

Police killing of unarmed black man ignites fiery protests in US cities

BELIZE CITY, Mon. June 1, 2020-- The death of an unarmed African-American man at the hands of a white police officer has triggered a...