28.3 C
Belize City
Thursday, July 18, 2024

YWCA elects new Board of Directors

by Charles Gladden BELIZE CITY, Wed. July 10,...

BCC and Peak Outsourcing sign MOU

by Charles Gladden BELIZE CITY, Wed. July 10,...

Belize’s National Assembly welcomes new Acting Clerk

by Kristen Ku BELIZE CITY, Tues. July 2,...

Precio alto para PBL, pero nosgusta el aire fresco

Editorial (En Espanol)Precio alto para PBL, pero nosgusta el aire fresco

Desde que el Gobierno de Belize anunció que había recomprado PBL (Port of Belize Ltd.) a los propietarios/la receptoría, el precio que pagamos por el activo, por qué lo quitamos de manos privadas, cómo terminó en manos privadas y lo que significa para los trabajadores del puerto, han sido temas dominantes en los medios. No se pierde la frescura del aire en el que se desarrollan estos debates. Pocos, si es que hay alguno, no están cansados del ambiente estancado en PBL y del costo para nuestra nación mientras el activo languidecía en manos de un síndico/propietario que insistía en que ninguna mejora de las instalaciones era factible si no se complementaba con una terminal de cruceros que podría atracar los barcos más grandes del mundo.

Muchos dicen que el precio que pagamos es exorbitante. El puerto está descuidado y deteriorado desde que un gobierno, después de gastar decenas de millones de dólares para profundizar el acceso, adquirir equipos modernos y mejorar el muelle y las instalaciones de almacenamiento, lo vendió a una empresa local encabezada por Luke Espat. Aproximadamente una década después, la empresa perdió el activo preciado ante el Banco Belize, en quiebra.

El principal partido de la oposición, aunque apoya la readquisición del puerto, sigue sospechando de todas las transacciones comerciales que involucran al PUP. Así es cuando uno no tiene el mejor historial. El PUP no tiene el mejor historial. El UDP tampoco. El líder de la oposición, el Honorable Shyne Barrow sugiere que el acuerdo se hizo para allanar el camino para el propuesto puerto de cruceros, el Port of Magical Belize (PMB). Han llamado a PMB un “plan de jubilación” para los privilegiados del PUP. Los hechos que tenemos son que el Comité Nacional de Evaluación Ambiental (NEAC en inglés) declaró que PBL era un sitio inadecuado para un puerto de cruceros y le dio luz verde a PMB.

El señor Jules Vasquez, propietario de Canal Siete, afirma que la compra gubernamental de PBL al alto precio que pagó, es producto de la presión del Grupo Ashcroft. Vasquez dijo que se publicaron no menos de 60 anuncios de ataque para obligar al gobierno a aceptar este acuerdo. El Sr. Vasquez debería estar al tanto de estos anuncios, porque aparecían todas las noches en su estación de televisión. El Sr. Vasquez y su estación de televisión son ganadores de premios por sus revelaciones regulares, pero no causó sorpresa cuando informó a sus televidentes que los anuncios, muchos de los cuales presentaban a los agentes habituales del UDP, fueron pagados por el Grupo. Nadie cuestiona la veracidad del caballero. La pregunta que se hacían los beliceños durante el bombardeo era si el Grupo, los propietarios del Canal Cinco, también tenían acciones importantes en el Canal Siete.

El Primer Ministro Briceño insiste en que su gobierno consiguió el mejor trato. Dice que el Gobierno de Belize compró el puerto de la receptoría/propietario porque los trabajadores clamaban por “justicia”, el empleador se negó a “ceder” y como el puerto no era nuestro, el gobierno “no pudo hacer nada por los comerciantes, por los trabajadores, para los consumidores, para los exportadores”. Dijo que los propietarios/la receptoría del puerto habían ganado “varias indemnizaciones emitidas por los tribunales” que “crecían cada día”, y que pagamos millones de dólares para “cubrir los honorarios de abogados de primer nivel para evitar un ataque repentino por parte del consorcio Ashcroft contra activos y fondos que necesitamos”.

El puerto fue privatizado por el gobierno del PUP de 1998 a 2003, durante una era en la que el virus viral de la privatización se extendía por nuestro mundo. La líder que hizo muy popular la privatización fue la Primera Ministra del Reino Unido, Margaret Thatcher. En sus gobiernos entre 1979 y 1990, privatizó casi todos los bienes públicos. El Center for Public Impact, en el sitio web centreforpublicimpact.org, dijo que la privatización fue una parte menor del primer manifiesto de Thatcher, “pero se convirtió en una parte central de su ideología a medida que avanzaba la década de 1980. Muchas industrias y servicios públicos que habían sido nacionalizados durante el gobierno de Attlee de 1945-51 se convirtieron en empresas privadas: en industrias, siderúrgicas, ferroviarias, aéreas, aeroportuarias y aeroespaciales; y, de los servicios públicos, gas, electricidad, telecomunicaciones y agua”.

La justificación para la privatización es que las empresas administradas por los gobiernos son administradas de manera ineficiente, quedan infestadas de nepotismo y otras formas de favoritismo y se convierten en abrevaderos para los políticos en el poder. El PUP de 1998 a 2003 se tragó el discurso de venta de la privatización: anzuelo, hilo y plomada. Inmediatamente después de asumir el cargo, ese gobierno PUP se dedicó a vender el control de la electricidad, el agua, la compañía telefónica, la imprenta gubernamental y PBL. El control mayoritario de la única compañía telefónica del país, BTL, cayó en manos del Grupo Ashcroft, el mismo que trajo miseria a PBL. Para los beliceños, BTL bajo propiedad privada no era nada agradable. Hay dudas sobre las negociaciones para recomprar BTL, pero estábamos desesperados por volver a ser dueños de la empresa. Los propietarios privados no necesitaron decirnos que pagamos demasiado.

El gobierno actual tiene un poco de descaro para burlarse de las ganancias que obtiene la empresa pública BTL. Cuando la administración del PUP (1998-2003) vendió BTL, era un monopolio. Cuando una administración del UDP lo compró en 2015, estaba roto en varios pedazos. Los informes dicen que pagamos más de 600 millones de dólares para recuperarlo, un precio extremadamente elevado. Las ganancias anuales reportadas no pueden cubrir los intereses de esa cantidad. Pero el aire es fresco, aunque el gobierno que lo recompró, por un tiempo, volvió a contaminar nuestro espacio. Increíblemente y decepcionantemente, uno de los primeros actos del primer ministro que negoció la recompra de BTL fue poner a uno de sus hijos a cargo.

La venta del puerto de la Ciudad de Belize, PBL, fue un fiasco. Y ahora, después de dos largas décadas, vuelve a estar bajo control público, una vez más propiedad del gobierno y el pueblo de Belize. Los beliceños esperan que el gobierno actual no haga nada para manchar nuevamente la propiedad pública de nuestros activos.

El llamado de la principal oposición de que la gestión de PBL provenga de las filas de los empleados públicos no fue bien pensado. El sector privado es un tipo de espacio diferente. El sector privado trabaja los 7 días de la semana, y los días no son de 8 a 5. Hay muchos profesionales de primer nivel empleados en el sector público, algunos de los cuales pueden entregar los bienes en el sector privado, pero no poseen la experiencia comprobada.

El talento que se seleccione para dirigir PBL debe tener experiencia y estar preparado para competir con intereses privados. Este último requisito significa que no pueden tener ningún vínculo con sus rivales. No queremos que nos decepcionen nuevamente. Somos un pueblo orgulloso. No nos gusta ser miembros de caravanas hacia Estados Unidos. Podemos ganar si ponemos a cargo a las personas adecuadas. El Gobierno de Belize obtiene grandes puntos por recuperar PBL. Pagamos un precio alto. Pero nos gusta el aire fresco.

El Consejo de Seguridad de la ONU vota 13-1-1 contra EE.UU. e Israel

Israel tiene a Estados Unidos en una situación delicada, apoyando su guerra asesina en Gaza. Israel dice que el único objetivo de su bombardeo de la Franja de Gaza es destruir a Hamás, el partido político dominante en Gaza. El 7 de octubre, un ala radical de Hamás que cruzó a Israel ejecutó a más de mil personas inocentes y tomó más de 200 rehenes. Desde entonces, Israel ha estado lanzando bombas sobre la Franja de Gaza.

Aljazeera dice: “Más de 18.000 personas han muerto y casi 50.000 han resultado heridas en el ataque israelí a Gaza desde el 7 de octubre, según los funcionarios de salud palestinos. Se encuentran muchos más muertos bajo los escombros o fuera del alcance de las ambulancias”. La BBC dice que “las imágenes de satélite sugieren que casi 100.000 edificios de Gaza pueden haber resultado dañados durante los combates”.

El resto del mundo ha condenado a Israel por la destrucción de propiedades en Gaza y el asesinato de miles de hombres, mujeres y niños palestinos inocentes. Associated Press (AP), informando sobre una votación del Consejo de Seguridad de la ONU sobre la guerra, dijo que el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, “advirtió sobre una ‘catástrofe humanitaria’ en Gaza e instó al consejo a exigir un alto el fuego humanitario”. En el Consejo de Seguridad de la ONU, 13 países votaron a favor de que Israel deponga las armas; uno, el Reino Unido, se abstuvo y Estados Unidos votó a favor de que Israel siguiera pulverizando Gaza. La AP dijo que el embajador adjunto de Estados Unidos, Robert Wood, dijo que Israel tiene derecho a defenderse y “declaró que detener la acción militar permitiría a Hamás continuar gobernando Gaza” y “sólo plantar las semillas para la próxima guerra”.

Señor embajador adjunto de Estados Unidos, el ataque israelí a Gaza hace tiempo que va más allá de la defensa.

Check out our other content

Check out other tags:

International