74 F
Belize City
Tuesday, September 29, 2020
Home From the Publisher (En Espanol) From the Publisher en Español

From the Publisher en Español

Recuerdo claramente dónde estaba cuando escuché que el presidente John F. Kennedy había sido asesinado a tiros. Esta fue la tarde del 22 de noviembre de 1963. Era un día de semana, una tarde después de clases. Andaba en mi bicicleta en la Calle North Front entre la vieja oficina de Bob Turton a mi derecha y el patio de recreo de la Escuela Santo Redentor a mi izquierda, me dirigía hacia el este para ver a mi padre en la Oficina General de Correos. Uno de mis compañeros de clase, George (o Jorge) “Cul” Aguilar, caminaba en la dirección opuesta y me dio la noticia.

A fines de noviembre de 1963, Cul y yo estábamos en la quinta forma en el Colegio San Juan (SJC por sus siglas en Inglés). La “quinta forma” ya no existe en SJC. Simplemente haces tus cuatro años en la escuela secundaria y luego tomas tus exámenes a nivel “O”, o lo que sea que se llamen hoy en día. Pero en 1963, el año antes de que cambiaran las largas vacaciones escolares en Belize de abril y mayo a julio y agosto, haríamos cuatro años y luego volveríamos en junio/julio para prepararnos para los exámenes a nivel “O” de noviembre/diciembre. La mitad de año extra era la ‘quinta forma’.

En noviembre de 1963, todavía era un católico romano bastante sólido, así que me identifiqué con JFK, el primer presidente católico de los Estados Unidos. No sabía nada sobre el acuerdo entre los EE.UU. Y Guatemala para entrenar exiliados cubanos en Guatemala para invadir Cuba en abril de 1961. No sabía que Kennedy había prometido al presidente guatemalteco, Ydígoras Fuentes, que lo ayudaría con el reclamo de Guatemala a Belize. No sabía que los hermanos Kennedy estaban permitiendo que los oficiales de inteligencia/seguridad estadounidenses, liderados por la Agencia Central de Inteligencia (CIA), conspiraran con los líderes de la mafia italiana en los EE.UU. para asesinar a Fidel Castro, líder Máximo de Cuba. Yo era un verdadero naïf. Yo era quien la estructura de poder en Honduras Británica quería que fuera.

No sabía nada sobre la Nación del Islam, el Honorable Elijah Muhammad, y Malcolm X. Fue quizás cuatro años después de que JFK había sido asesinado, cuando leí la autobiografía de Malcolm X, publicada después de que Malcolm mismo había sido asesinado en febrero de 1965, que supe que Malcolm había hecho comentarios a la prensa después del asesinato de JFK que causó que el Honorable Elijah Muhammad lo suspendiera de las apariciones públicas durante 90 días.

Según tengo entendido, esencialmente, Malcolm había dicho a la prensa estadounidense que lo que le había sucedido a JFK era el resultado, directo o indirecto, de tramas violentas y tratos nefastos, en todo el mundo, por parte del gobierno estadounidense. En la película de Spike Lee, Malcolm se refiere específicamente al asesinato de Patrice Lumumba, del Congo, justo antes de que Kennedy fuera inaugurado en enero de 1961. Las palabras específicas utilizadas por Malcolm fueron que el asesinato de Kennedy era un caso de “las gallinas volviendo a casa para dormir”.

Iba a la escuela en New Hampshire en 1967 cuando el fiscal general de Nueva Orleans, un tal Jim Garrison, comenzó a tratar de demostrar que el asesinato de Kennedy era una conspiración que involucraba a gente siniestra, y que la teoría/historia del pistolero solitario era una broma, que Lee Harvey Oswald era, como Oswald se describió a sí mismo, “un chivo expiatorio”.

Uno de los aspectos preocupantes del asesinato de Kennedy fue la cantidad de cabos sueltos que la Comisión Warren no pudo atar con su conclusión de un solo pistolero. Y puedo recordar que hubo 18 o 20 personas que sabían demasiado o dijeron demasiado, sobre el asesinato de Kennedy, que se encontraron con extrañas y violentas muertes.

A medida que pasaban los años, Oliver Stone incluso hizo una película de Hollywood sobre la investigación de Jim Garrison, de tal manera que aquellos de nosotros que éramos escépticos sobre la narrativa de Oswald, encontramos más y más material para apoyar nuestro escepticismo.

Bueno, hace unos tres años un hombre escribió un libro, un libro que leí hace unas semanas, que finalmente reunió todas las piezas para mí. Ahora estoy seguro de entender por qué mataron a Kennedy y básicamente quién o quiénes lo hicieron.

Al comienzo de la primera presidencia de Barack Obama, tuvo lugar un incidente en el que el Servicio Secreto de EE.UU. probablemente le estaba enviando un mensaje a Barack, un mensaje de lo vulnerable que era. Hubo muchas cosas que esperábamos de las presidencias de Obama que nunca se materializaron. Para colmo, podemos ver que la presidencia nacionalista blanca de Donald Trump puede verse como un caso en el que los Estados Unidos expone algo de su ser real.

Kennedy estaba emitiendo algunas de los tipos de vibras que vimos durante la primera campaña de Obama para la presidencia estadounidense. Estados Unidos estaba mostrando un lado humano bajo los Kennedy. Pero Estados Unidos no llegó a ser la superpotencia mundial por ser humano: los EE. UU. se convirtió en el jefe del planeta tierra siendo militar, ante todo.

 Los guatemaltecos son los aliados más importantes de América en América Central. Los guatemaltecos son aliados totalmente fieles de los estadounidenses. ¿Quiénes somos nosotros, beliceños? Somos personas que amamos Estados Unidos y el estilo de vida estadounidense. El caso es que, si realmente lo piensan, es precisamente esa forma de vida estadounidense que tanto amamos la responsable de la carnicería en nuestras calles.

La Nación del Islam bajo el Honorable Elijah Muhammad adoptó un enfoque extremadamente estricto y disciplinado para salvar a los afroamericanos que habían sido víctimas del estilo de vida estadounidense. Después de que muriera el Honorable Elijah Muhammad en 1975, la Nación pasó por una fase que se centró en el Islam ortodoxo, pero alrededor de 1977 el Ministro Louis Farrakhan revivió las creencias fundamentales de la Nación.

 ¿Qué les estoy diciendo a ustedes, hermanos y hermanas beliceñas? Estoy diciendo que tenemos una crisis en nuestras manos, una crisis que hemos estado experimentando y que hemos visto empeorar cada vez más desde finales de los años ochenta. No sé cuál es el remedio para nuestros males, hermanos y hermanas, pero sé que Estados Unidos y Guatemala son la misma cosa. En otras palabras, beliceños, nuestra situación es más desesperada de lo que jamás podrían creer.

- Advertisment -

Most Popular

COVID-19 update: 1,854 confirmed cases, 634 active cases, 1,196 recoveries and 24 deaths

BELIZE CITY, Mon. Sept. 28, 2020-- The number of new cases of COVID-19 continues to increase across the world daily. In Belize, we are still...

Belize celebrates 39 years of Independence

BELIZE CITY, Mon. Sept. 21, 2020-- Belize celebrated its 39th year of independence on Monday, September 21, 2020. The celebrations started off with the...

Police charge owner of farm where drug plane landed, for prohibited ammunition

ORANGE WALK TOWN, Wed. Sept. 23, 2020-- Noel Codd, a farm owner and businessman of Orange Walk Town, on whose farm a suspected drug...

COVID-19 update: 52 new cases; 1,758 total confirmed cases

BELIZE CITY, Thurs. Sept. 24, 2020-- Data released tonight reveal that 52 new cases were identified today, and the number of recoveries is 1,072,...