26.7 C
Belize City
Tuesday, April 16, 2024

NATS Committee announces Farmers of the Year 2024

Photo: (left) Senior Farmer of the Year,...

To – David

“THE CANDLE MAY GO OUT,BUT THE MEMORY...

Young sailors stand on the shoulder of a Master and Commander: Charles Bartlett Hyde

Photo: (right) Charles Bartlett Hyde Contributed: Harbour Regatta...

¿Y qué de nuestros aficionados al fútbol?

Editorial (En Espanol)¿Y qué de nuestros aficionados al fútbol?

Los pescadores construyen sombras para atraer a las langostas. ¿A quién le importan los aficionados al fútbol?

Lunes, 12 de febrero de 2024

Los deportes son una parte tan importante de nuestra cultura beliceña que a menudo no pensamos dos veces en la importancia de los fanáticos, al menos así nos parece a veces en la Ciudad de Belize, particularmente en el fútbol, ??que generalmente se reconoce como el deporte número uno del país. Hablen con cualquier veterano y lo primero que recordará de los días de gloria del deporte en Belize allá por la década de 1970 es “¡Fuego en los barracones!”, como anunciaban los titulares de Amandala los grandes enfrentamientos de los domingos en los que el Recinto MCC estaba lleno con fanáticos emocionados que se desbordaban en las tres gradas descubiertas principales del oeste, y dos o tres en otras áreas alrededor del cerco de alambre que separaba a los fanáticos del campo de juego.

El cerco de alambre fue obstáculo al que finalmente nos acostumbramos, porque teníamos que hacerlo: una nueva regulación del fútbol internacional cuando Belize comenzó a presentar su solicitud ante el organismo rector mundial, la FIFA, a la que finalmente fuimos aceptados en 1986. Antes de que se instalara el cerco de alambre había algunos bancos bajos de madera rodeando el perímetro exterior del campo, y era un desafío para los policías en los juegos contener a la multitud ansiosa mientras los últimos momentos de los partidos ajustados veían a los fanáticos empujando la cuerda de restricción y algunos saltando por encima y hacia la banda, obstruyendo así a los jueces de línea y dificultando que los fanáticos en las gradas descubiertas vieran la acción. Entonces, el cerco de alambre, por mucho que disminuyera la visión clara de los fanáticos sobre los jugadores, seguía siendo, con diferencia, el menor de los males, y por eso nos acostumbramos.

Sin embargo, en los partidos de fútbol de hoy en la Ciudad de Belize, ya sea en el ruinoso Recinto MCC; el hermoso y renovado Campo Berger; o el triste campo del Complejo Deportivo Marion Jones, no hay preocupación, con cerco o sin cerco, de que la vista esté restringida debido a la multitud, porque simplemente no hay mucha multitud en los juegos en estos días. La pregunta es, ¿por qué?

¿Por qué las multitudes no han estado abarrotando los estadios de la Ciudad de Belize desde hace años, como solían hacerlo, digamos en los años 1970, y como, según se informa, lo están haciendo actualmente en otros lugares del distrito, por ejemplo en Mango Creek, Independence, hogar de los actuales campeones de la Liga Premier de Belize (LPB), Altitude FC? Vienen a la mente varios factores de la Ciudad de Belize, incluida la llegada del crack y la cocaína, las pandillas, el aumento de la delincuencia y los partidos internacionales en la televisión, pero creemos que los dos que se destacan son la gente y los estadios.

El fútbol es el rey en Mango Creek y Placencia, los pueblos del sur estrechamente alineados debido a las relaciones familiares y la proximidad. La población en el área de Mango Creek incluye un número significativo de recientes inmigrantes centroamericanos que están empleados principalmente en las fincas bananeras o en la industria camaronera. Y el fútbol es rey en Centroamérica. Además de ser fanáticos tradicionales del fútbol, ??la gente de esa zona no tiene tantos lugares de entretenimiento competitivos como los que tenemos en la Ciudad de Belize, con el atractivo de los casinos y una serie de otras atracciones nocturnas.

Luego, su estadio también recibió una importante mejora, con gradas cómodas hace un par de décadas gracias a la financiación del Banco Belize, de ahí el nombre “Estadio Michael Ashcroft”; y recientemente recibió más mejoras con algunos fondos del gobierno y la FIFA. Entonces, la gente está allí, les encanta el fútbol y su estadio les resulta muy acogedor.

¿Qué podemos decir de la antigua capital?

Comenzando con los fanáticos, la mayoría de los fanáticos del fútbol de la Ciudad de Belize que solían frecuentar el MCC los fines de semana en los años 70, 80, 90, etc., probablemente ahora estén en los EE. UU. El éxodo ha sido constante a lo largo de los años. Y no sólo la demografía ha cambiado drásticamente, sino que la brecha de ingresos se ha ampliado considerablemente, mientras que el fútbol es en general más popular entre la clase trabajadora. Cuando el costo es de $10.00 o $15.00 para ingresar a un juego de la LPB en el Complejo Deportivo Marion Jones, debido a los tiempos económicos difíciles, muchos posibles fanáticos prefieren quedarse en casa y ver el partido por televisión.

Pero no sólo algunos fanáticos de la Ciudad de Belize están desanimados por los altos precios de las entradas en los juegos semiprofesionales. La Copa de la Paz William Dawson del CYDP, que está autorizada por la Asociación de Fútbol del Distrito de Belize (BDFA en inglés) como su torneo amateur de primera división, no atrae a muchos fanáticos a pesar de que la entrada a los juegos es gratuita. En ese caso, el calendario de los juegos debe considerarse negativo. En el apogeo del fútbol de 2.ª y 1.ª División en la Ciudad de Belize, en los años 1960 y 1970 en adelante, los partidos se jugaban los sábados y domingos, a partir de la 1:30 o 2:00 p.m. Los partidos actuales de la Copa de la Paz comienzan a las 10:00 a.m. y se juegan únicamente los sábados. ¿Que pasa con eso? A pesar de ser gratuito en el MCC y en ocasiones simultáneamente en el Campo Albert Hoy (Hostel), las 10:00 de la mañana de un sábado no es el mejor horario para llevar a los aficionados al fútbol a los partidos. Fue el mismo problema en los torneos Mundialito celebrados en el recientemente renovado Campo Berger. ¿Poner la hora de inicio a las 10:00 un sábado por la mañana? De donde vino eso? Antiguamente, para cubrir un calendario complicado de partidos de 3.ª División, 2.ª División y 1.ª División, se establecía un horario de inicio a las 9:30 horas, pero sólo los domingos, nunca el sábado por la mañana, hora de mayor actividad para muchos trabajadores o la gente que se rebusca para ganarse ls vida. La mayoría de los partidos de 2ª División se jugaban los sábados por la tarde; y los partidos de 1ª División, todos amateurs en aquellos días, eran los domingos por la tarde, y en ocasiones también los sábados por la tarde. Pero nunca un sábado por la mañana. No en la Ciudad de Belize.

Luego el estadio. Desde 1978, cuando el huracán Greta destruyó las tres gradas occidentales (todas con techos de lámina para proteger a los fanáticos del sol y la lluvia) en el MCC, no han sido reemplazadas. La gran grada con estructura de tubería (sin techo) en la esquina noroeste urgentemente necesita reparación; y la superficie de juego del campo está en condiciones deplorables, enmascarada por el césped que finalmente ha comenzado a crecer después de años de estar asfixiado por un material de hollín negro con el que un contratista cubrió el campo en una supuesta “renovación” allá por 2013. La mera apariencia del MCC, ya que la mayor parte del cerco fue derribada por el huracán Lisa, no invita a nadie que quiera llevar a la familia a una salida deportiva. Algunos fanáticos acérrimos del fútbol todavía se las arreglan cuando los juegos de la LPB se jugaron por última vez en el MCC, saboreando el aura y los recuerdos del lugar histórico, y satisfechos con su proximidad a las áreas residenciales. Incluso considerarían asistir a los partidos de 1.ª División si se celebraran en el MCC un domingo por la tarde, pero no bajo el “sol abrasador” de un sábado.

En cuanto al campo de fútbol del Complejo Deportivo Marion Jones, tiene una grada bonita, grande y cómoda al oeste del campo, y cuando el sol se esconde detrás de ella después de las 3:30 p.m. hay sombra para los aficionados. Entonces, las 4:00 p.m. el tiempo de inicio para los juegos de la LPB está bien; pero el campo es un desastre absoluto, y muchos fanáticos no se sienten atraídos por hacer ese largo viaje hasta allí para presenciar una versión del fútbol gravemente defectuosa.

Se necesitará algo de persuasión y habilidad comercial para que Port Layola FC atraiga la cantidad de fanáticos que necesita para apoyar su franquicia semiprofesional.

La realidad es que los fanáticos de la Ciudad de Belize no asisten en gran número a los partidos de fútbol, ??desde la escuela primaria hasta el Mundialito y desde la 1.ª División hasta la LPB. Y los que tienen autoridad deben intentar descubrir por qué. Definitivamente algo anda mal. Hemos intentado sugerir aquí algunas posibilidades.

Check out our other content

Check out other tags:

International