69.3 F
Belize City
Friday, December 6, 2019
Home From the Publisher (En Espanol) From The Publisher en Español

From The Publisher en Español

Un espectro perseguía a la república esclavista: el espectro de un ejército invasor de africanos vengativos.

“¡Lamentable!”, exclamó George Washington en respuesta a lo que describió como la “desafortunada insurrección de los negros en La Española”. El presidente de la naciente nación estaba ansioso.  Esto es comprensible, particularmente dada la enorme población de africanos esclavizados e inquietos que habitaban su propia nación y la propensión de los trabajadores en condiciones de servidumbre a unirse a través de las fronteras.  Washington reflexionó sombríamente sobre “un espíritu de revuelta entre los negros”.

– Pág.  7, Introducción, ENFRENTANDO LOS JACOBINS NEGROS: LOS ESTADOS UNIDOS, LA REVOLUCIÓN HAITIANA Y LOS ORÍGENES DE LA REPÚBLICA DOMINICANA, por Gerald Horne, Monthly Review Press, Nueva York, 2015

La visión de Champlain para Nueva Francia fue más radical y duradera que la de De Mons.  Si bien compartió el compromiso de De Mons de crear una sociedad monárquica y feudal en América del Norte, creía que debería coexistir en una alianza amistosa y respetuosa con las naciones nativas americanas en cuyos territorios se integraría.  En lugar de conquistar y esclavizar a los indios (como lo hicieron los españoles) o expulsarlos (como lo harían los ingleses), los nuevos franceses los abrazarían.

– Pág.  35, NACIONES AMERICANAS: UNA HISTORIA DE LAS ONCE CULTURAS REGIONALES RIVALES DE AMÉRICA DEL NORTE, Penguin Books, Nueva York, 2012

La presión hellaz de Washington que la República Sudamericana de Venezuela ha estado experimentando no es solo porque los Estados Unidos de América, la economía más grande y el ejército más poderoso del mundo, quiere controlar las reservas de petróleo venezolanas, posiblemente las más abundantes del planeta,  pero debido a un temor instintivo que tienen los estadounidenses blancos, especialmente en los estados sureños, confederados, que anteriormente tenían esclavos, un temor instintivo que se remonta a la Revolución Haitiana de 1791.

Si los precios del petróleo se hubieran mantenido por encima de los $100 por barril en lugar de caer a menos de la mitad de eso, y si el Comandante Hugo Chávez se hubiera mantenido vivo, países como Belize en esta región centroamericana y caribeña del mundo habrían estado en una posición mucho mejor económicamente, porque los estadounidenses habrían tenido que hacer al menos un esfuerzo simbólico para igualar la ayuda que Chávez estaba distribuyendo tan generosamente a la región, una región que los estados confederados no consideran blanca.

La riqueza de los europeos en esta parte del mundo estaba siendo generada en el siglo XVIII por millones de esclavos importados de África que trabajaban en las fincas de caña de azúcar, algodón, café y otras plantaciones de los ingleses, españoles, franceses, y los estadounidenses.  El mantra era: más esclavos, más producción, más riqueza.  Pero el sistema dependía de la subordinación aterrorizada e intimidada de la mayoría de los esclavos africanos.  La pesadilla de los propietarios de plantaciones europeas siempre había sido lo que comenzó en Haití, controlada por los franceses, en 1791: una revuelta sangrienta y exitosa de medio millón de esclavos africanos dirigida por un brillante líder: el general Toussaint L’Ouverture.

Dentro de la propia Francia, había comenzado una revolución en julio de 1789 en la que las masas del pueblo francés tomaron la Bastilla y derrocaron el orden de las cosas establecido desde hace mucho tiempo, que había incluido un monarca todopoderoso, una clase de nobles y una Iglesia partidaria a la imposición sobre los desventurados pobres.  Las masas francesas gritaron Libertad!  ¡Igualdad!  ¡Fraternidad!  Luego, de la isla caribeña francesa de Santo Domingo (Haití) llegaron ciudadanos franceses en veleros para exigir que esa “libertad, igualdad y fraternidad” debía incluir a los ciudadanos franceses que eran gens de couleur, es decir, de raza mixta, ni  blancos o negros.

El fermento en Francia se extendió de regreso a las clases blancas y gens de couleur en Haití, y ese desorden en la parte superior y en el medio provocó la revuelta de los esclavos.  Esto difícilmente podría haber sido previsto por las masas francesas blancas cuando tomaron la Bastilla el 14 de julio de 1789.

Hay algunos estudiosos que creen que la Revolución Francesa fue sembrada, alentada por los británicos en represalia por el hecho de que los franceses habían apoyado la Guerra de Independencia de 1776 contra los británicos.  Recuerden ahora, en 1776 el ahora poderoso Estados Unidos de América había sido solo trece (13) pequeñas colonias (no los impresionantes 52 estados de 2019) rebelándose contra el Rey Jorge III de Inglaterra.  Los franceses poseían el enorme territorio de Louisiana, incluido Nueva Orleans, en 1776, y grandes extensiones de tierra en el territorio canadiense.  España controlaba Florida y Texas, desde el suroeste hasta California.  España controlaba Cuba y México.  La posesión insignia del Caribe británico era Jamaica, pero también eran poderosos en Barbados y el territorio de Guayana de América del Sur.  Peleaban por San Vicente, y solo para darles un ejemplo de las guerras intereuropeas que ocurrían en la década de 1790, he aquí una cita de Wikipedia con respecto a la historia de Trinidad: “Los británicos habían comenzado a interesarse en  Trinidad, y en 1797 una fuerza británica dirigida por el general Ralph Abercromby lanzó una invasión de Trinidad.  Su escuadrón navegó por las Bocas y ancló frente a la costa de Chaguaramas.  Seriamente superados en número, el gobernador Chacón decidió capitular ante los británicos sin luchar.  Trinidad se convirtió así en una colonia de la corona británica, con una población mayoritariamente francófona y leyes españolas”.

En 1797, Napoleón Bonaparte había tomado el poder en la Francia revolucionaria y comenzó a causar estragos en el este y el sur de Europa.  Comenzó a soñar con navegar por el Canal de la Mancha para invadir Inglaterra, pero inmediatamente se sintió angustiado por el ascenso al poder del ex esclavo africano, Toussaint, en Santo Domingo.  Francia todavía era propietaria de Louisiana, que es dos quintos de lo que ahora es Estados Unidos, y las relaciones entre los estadounidenses y los franceses se habían deteriorado por varias razones que no estoy en condiciones de detallar en este momento.  Una razón para los problemas, sin duda, es que los franceses tenían una actitud diferente y más humana hacia los nativos americanos que los estadounidenses blancos.  Una vez más, las dificultades entre los estadounidenses y los británicos continuaron a fines del siglo XVIII y principios del XIX a un nivel que no podríamos visualizar y comprender hoy, tanto que los estadounidenses y los británicos hasta entraron en guerra entre ellos en  1812.

Una gran preocupación de los estadounidenses, una república esclavista, era el hecho de que los británicos habían comenzado a hacer negocios con el Haití de Toussaint y que algunas personalidades británicas prominentes en realidad predicaban la abolición de la esclavitud.  A lo largo de la década de 1790, cargamentos de refugiados colonos franceses, algunos con sus esclavos, estaban aterrizando a lo largo de la costa del Golfo estadounidense desde Nueva Orleans y hasta Filadelfia.

En Haití, Toussaint se defendía de elementos en el lado este de La Española (que hoy tiene a Haití en el oeste; la República Dominicana en el este) que luchaban en nombre de los españoles.  Dichos elementos proespañoles incluían haitianos nativos, y anteriormente en estas páginas nosotros les hemos contado que en 1796 el Rey de España en realidad instaló (unos 100) de sus leales haitianos derrotados en San Francisco de Ake, en la costa norte de Yucatán.  ¿Mérida incluyó a alguno de los haitianos de San Francisco Ake en la invasión naval de septiembre de 1798 de Belize?  Según Antonio Soberanis, había una tradición indígena oral en Belize de que “los españoles se retiraban cuando los africanos en sus barcos se amotinanan después de comunicar por tambor a los africanos en el Asentamiento de la Bahía su deseo de escapar”. (La cita anterior es de la página 126 IMAGINANDO LA NACIÓN COLONIAL: Raza, género y política de clase media en Belize, 1888-1898, de  Anne S. Macpherson, University of North Carolina Press, 2003.)

Entonces, fíjense en la locura en el Caribe en 1798, el año de la Batalla de Cayo San Jorge.  Napoleón planea invadir Haití y restaurar la esclavitud.  Los británicos están jugando juegos diplomáticos y comerciales con Toussaint de Haití, que está luchando contra los españoles en el este y observando de cerca a todos a su alrededor, como los británicos en Jamaica, los españoles en Cuba y los violentos estadounidenses esclavistas en el continente.

Vuelvo a mis párrafos iniciales.  Los europeos blancos habían traído a todos estos africanos negros a esta área para trabajar para ellos y enriquecerlos.  Pero los europeos siempre estaban preocupados por el creciente número de africanos, y esa preocupación se convirtió en terror cuando la Revolución Haitiana estableció en 1791 lo que creían que podría convertirse en un ejemplo en América continental y en todo el Caribe controlado por Europa.

Hugo Chávez soñaba con unir a personas de color en esta parte del mundo para enfrentarse a la poderosa supremacía blanca de Estados Unidos.  Esto también había sido una idea en la mente del héroe de Chávez, Simón Bolívar, a principios del siglo XIX.  Pero Chávez estaba haciendo sus movidas durante la presidencia del primer ejecutivo negro de Estados Unidos, el presidente Barack Obama, a principios del tercer milenio.  Es en los llamados estados rojos, anteriormente la Confederación de esclavos de los Estados Unidos, donde el presidente Donald Trump tiene la mayor parte de su apoyo más virulento.  Nada de lo que Obama hiciera para neutralizar a Chávez habría satisfecho a los estados rojos de Estados Unidos.  Los estadounidenses de supremacía blanca querían una respuesta militante (violenta si es necesaria) a la iniciativa regional venezolana chavista, y eso es lo que estamos viendo del Sr. Trump.

Así es como quiero que comiencen a mirar nuestra región del planeta.  En algún lugar siempre existe el problema de la raza cuando analizamos asuntos en esta región.  Las Bahamas es mayoritariamente negra, que yo sepa, y parece que pueden haber ofrecido asilo a unos pocos miles de haitianos después del terrible terremoto en 2010. Estas eran personas desesperadas, y el huracán Dorian fue muy, muy cruel con ellos la semana pasada.  Algunos dicen que Dorian era apocalíptico.  Haití, y los haitianos de toda la región, siguen pagando el precio de su defensa de la libertad humana en 1791. Me apena por ellos.

¡Poder al pueblo!

- Advertisment -

Most Popular

Body of Elito Puc found

Information reaching our newsroom is that the body of Elito Puc was found a short while ago near Belize/Guatemala Border. Puc reportedly left home...

Gerald Lamb shot multiple times in his head

Reports received of a shooting in the village of Biscayne. Gerald Lamb was shot multiple times in his head.

Floating body identified as Michael Cobo

The body found floating earlier this morning was identified as Michael Cobo, 18. He was found in an advance state of decomposition. Family members...

Death row inmate Andrew Kelly wrote to the Queen!

Kelly was seeking a pardon for killing Chinese grocer Li Ron Chong, 42, during a robbery in 1999 BELIZE CITY, Fri. Nov. 29, 2019-- This...