74 F
Belize City
Monday, December 6, 2021
Home From the Publisher (En Espanol) From the Publisher en Español

From the Publisher en Español

En mi última columna, les dije que me volvería nostálgico sobre mi infancia/juventud en el área marítima desde la Ciudad de Belize hasta Cayo Español, aproximadamente el área donde actualmente hay un gran empujón entre empresarios adinerados que quieren construir tres competitivas y masivas terminales de barcos cruceros en dicha zona.

El viernes por la tarde, pasé por el Instituto Bliss y la boca este de la Calle Bishop hasta donde nuestra familia solía amarrar nuestros veleros en las décadas de 1950 y 1960. Este es el lado occidental del puerto de la Ciudad de Belize.

A la edad de 14 años, pasando a los 15, a principios de 1962, me convertí en el capitán de un velero llamado KITTY, que me fue confiado por mi finado tío materno, Roy Belisle.

Normalmente no me aliento a mí mismo con la nostalgia, la razón siendo que se estaría excluyendo a los lectores hasta cierto punto cuando uno se vuelve nostálgico acerca de situaciones, eventos y personalidades con las que ellos no estaban/no están familiarizados.

Si uno fuera hacia el sur por la Calle West Canal desde donde viví en la esquina de la Calle Regent West desde que tenía 7 años (1954) hasta que dejé Belize a la edad de 18 (1965), y luego gira a la derecha en Water Lane, luego a la izquierda en la Calle George, cruzando la Calle Cemetery hacia otra cuadra de la Calle George, encontraría la casa familiar del finado Galento X Neal, cuyo padre era un carnicero en el antiguo Mercado Central de Belize.
Galento fue oficial de UBAD desde su fundación en 1969 hasta que emigró a los Estados Unidos a principios de 1972, donde se convirtió en musulmán y empresario en la Ciudad de Nueva York.

Creo que había algo de ascendencia indígena en la familia de Galento, pero definitivamente era mayoritariamente africano y de clase obrera.

Cuando murió hace unos años y fue enterrado como musulmán en la mezquita de la Calle Fabers, su hermana mayor, Raphael (la señora “Chupa” Francis), a quien Galento siempre tuvo en la más alta estima, me pidió que hablara en su funeral. Me sentí honrado.

Galento era una superestrella nativa y conocía bastante sobre muchas cosas, como las motocicletas. Pero, a pesar de que crecimos a solo dos cuadras y media el uno del otro, él no sabía nada de veleros.

Yo sabía de veleros básicamente porque venía de una familia de funcionarios morenos. Creo que esto fue un privilegio saber sobre veleros y el mar abierto fuera del puerto de la Ciudad de Belize, porque el aire era muy diferente una vez que se salía de los canales de alcantarillado del arroyo Haulover y se encontraba con el mar verde y los predominantes vientos del sureste del océano.

Bueno, el viernes pasado por la tarde estaba buscando el letrero que decía “Bliss Promenade” en el cerco frente a la casa familiar del finado Eric Bowen (el padre del finado Barry Bowen) en la esquina de lo que ahora llamamos Southern Foreshore, y la Calle King. El piso inferior de la antigua casa Bowen ahora es de hormigón armado, y supongo que es parte del complejo de almacenes de Coca Cola/Belikin. Supongo que el segundo piso tiene oficinas.

Este letrero de “Bliss Promenade” estaba clavado en un cerco blanco frente a la casa Bowen, para repetir. No recuerdo haber visto a ninguno de los ocupantes de la casa cuando navegué dentro o fuera del área. Así es como recuerdo las cosas de entonces en los años 50 y 60.

¿Podría ser que esa sección del actual Southern Foreshore (entre las calles Bishop y King) fuera oficialmente “Bliss Promenade”? Ya saben, hay una Calle Southside que comienza como la Calle Magazine en el norte, luego se convierte en la Calle Dolphin y termina en su extremo sur como Calle Fairweather. Entonces, sugiero que la variación del nombre es posible.

Eric Bowen era un hombre de negocios bastante rico. Era dueño de una empresa embotelladora de limonada, pero la familia Bowen no era tan rica como lo es hoy. Recuerdo al Sr. Eric Bowen como tranquilo y digno. A dos cuadras de la casa de Eric Bowen vivía su hermana, Barbara, en la esquina de Southern Foreshore y la Calle South. Creo que era soltera, envejecida, cuando fue violada y asesinada por un tal Jerry Collins a mediados/finales de la década de 1970. Collins era un prisionero fugitivo o había sido liberado recientemente de prisión. La policía lo mató a tiros.

Cuando navegamos hacia el puerto de la Ciudad de Belize en los años 50 y 60, teníamos un viento favorable del sureste detrás de nosotros, por lo que buscábamos nuestro puesto de amarre frente al lado de la calle en Southern Foreshore, navegábamos más allá del poste y luego tiramos hacia el viento para reducir la velocidad del barco de modo que el tripulante de la proa del barco pudiera agarrar el poste y atarle la cuerda de proa.

Luego bajábamos la vela y el foque, los atábamos de forma segura y descargábamos cualquier carga en el muelle. Luego teníamos que acortar la cuerda de proa para que el barco pudiera oscilar libremente, sin importar la dirección del viento, y no dañarse en el muelle de cemento. Luego saltamos a tierra. Y nos dirigimos hacia la Calle Regent, luego generalmente a la Calle Cemetery (Calle Orange), en nuestro camino hacia West Canal y la Calle Regent West. Habíamos llegado a tierra un poco al norte del letrero “Bliss Promenade”.

La emoción radicaba en nuestro regreso de la ciudad al cayo. Primero, atamos un trozo de palo a un trozo de cuerda y echamos el palo dentro del bote, de modo que pudiera engancharse al interior del bote y nos permitiera arrastrar la popa hacia el lado del muelle. Una vez que podíamos saltar a bordo de KITTY, soltaríamos la cuerda de proa del poste de amarre hasta una longitud que nos permitiera cargar nuestras provisiones.

Luego izábamos la vela y el foque. Su tela de lona se agitaría ruidosamente en el sureste, que soplaba directamente desde el mar hacia la desembocadura del puerto. Salir al mar abierto era un desafío. Primero, navegábamos hacia el noreste, luego virábamos hacia el suroeste, luego volvíamos al noreste, virando de un lado a otro hasta que podíamos despejar las enormes olas que el sureste soplaba en la boca del puerto. (El lado occidental del puerto {delta del arroyo Haulover} era el lado poco profundo del puerto, enlodado en el área frente a la antigua Casa de Gobierno y la actual Bird’s Isle).

El viaje desde la Ciudad de Belize a Cayo Español era tal vez dos horas y cuarto, dos horas y media. Normalmente era duro, porque teníamos que navegar cerca del viento, “dar bordada” en el lenguaje de la navegación. Estaríamos empapados con el rocío de sal del mar, pero esto solo aumentaba nuestro apetito por el pan de Usher, el queso holandés y la limonada, que comíamos con voracidad algún tiempo después de despejar la boca del puerto.

Por lo general, pescábamos una caballa o dos a la cacea en los viajes de ida y vuelta, a veces cubali o barracuda. El mundo entre la Ciudad de Belize y Cayo Español nos pertenecía. Fueron tiempos muy felices.

Supongo que se podría decir que el primer turista en Honduras Británica fue Baron Bliss. Ancló su yate, SEA KING, en las afueras de nuestro puerto en 1926, y disfrutó de la pesca aquí durante algunas semanas antes de morir.

El negocio de los cruceros es un juego de pelota completamente diferente de la experiencia de Baron Bliss. El mundo entre la Ciudad de Belize y Cayo Español pertenecerá a miles de extraños que pasarán de un destino a otro. Como dije la última vez que escribí, las cosas han cambiado, Jack.

Me gustaría dedicar esta columna al finado Alfred Brice Coye, conocido por todos sus amigos y conocidos como “Nico.” Quien navegó en muchos de estos viajes con nosotros cuando pensamos, erróneamente, que éramos dueños de Belize.

- Advertisment -

Most Popular

Omicron variant not yet in Belize

BELIZE CITY, Wed. Dec. 1, 2021 -- At this time, the Ministry of Health and Wellness is increasing its COVID-19 surveillance efforts following the...

6 remanded for Hidden Valley drug plane landing

BELIZE CITY, Wed. Dec. 1, 2021 -- Yesterday, six men were arraigned in the San Ignacio Magistrates Court two days after being detained following...

1/2 ton cocaine from narco plane found

BELIZE CITY, Wed. Dec. 1, 2021 -- After combing through the forests in Mountain Pine Ridge in search of the cargo of the Cessna...

Did Mrs. Narda overreact?

If all of the beef Mr. Sanker has with Mrs. Narda is on a piece of canvas and a logo on a cap, then...