74 F
Belize City
Saturday, January 22, 2022
Home From the Publisher (En Espanol) From the Publisher en Espanol

From the Publisher en Espanol

Mi prima, Marie-Therese Belisle Nweke, se encuentra actualmente en Gales visitando a una de sus hijas y también consultando con su oftalmólogo.

Sam Nweke, un nigeriano igbo, era magistrado en Belize a principios de la década de 1970, y él y Marie-Therese se enamoraron y se casaron. Sam murió hace uno o dos años. Marie-Therese ha estado viviendo básicamente en Nigeria desde 1974, pero viaja a Gran Bretaña con frecuencia.

Es una mujer muy fuerte y muy brillante. Hace un par de días, hicimos contacto telefónico por primera vez (soy un novato en telefonía), y su conocimiento simplemente me abrumó.
De todos modos, nos habíamos contactado por correo electrónico hace algunos años, como estoy seguro de que sabrán la mayoría de nuestros lectores, y ella me había hablado de una instancia (o instancias) en las que ella y los parientes igbo de Sam habían tenido furiosos enfrentamientos debido a las tradiciones de la familia entrando en conflicto con sus posiciones personales beliceñas.

Bueno, ella me “envió un mensaje” telefónico recientemente para detallar la controversia que había estallado cuando su hija se iba a casar. Según la tradición africana e igbo, este tiene que ser un evento grande y extravagante. Marie-Therese insistió en que los futuros esposos moderaran el tono del evento y usaran el dinero ahorrado para comprar una casa en Gran Bretaña, donde ambos vivían.

Pensé en el africano dentro de nosotros, los beliceños. Tenemos que hacer las cosas a lo grande. No podemos permitirnos el lujo de parecer tacaños frente a nuestra propia gente. Marie-Therese sostiene que los africanos tienen que aprender a controlar su vanidad y extravagancia si queremos elevar nuestro nivel de estabilidad económica y poder.

En NORTH AMERIKKKAN BLUES, hice un comentario antisemita debido a mi frustración en ese momento (1971). Pero, dejando a un lado el tema palestino (y qué difícil es hacerlo), le doy un gran respeto al pueblo judío, porque elevaron su estabilidad económica y su poder en el contexto europeo hasta el punto en que reyes y gobernantes tuvieron que acudir a ellos para pedir prestado dinero para librar sus guerras. Consulten la historia de la increíble familia Rothschild. En el camino, lean “El mercader de Venecia” de Shakespeare.

Nosotros, los africanos, vemos el dinero como algo hecho para una cosa y sólo una cosa: gastar. Los judíos, en cambio, utilizaron el dinero para ascender desde los “guetos”, donde los diversos estados europeos básicamente los habían apresado, a posiciones de poder en Europa y en todo el mundo. Gobiernan los banqueros: los judíos acumularon el banco.

La Navidad en La Joya, por supuesto, implica el frenesí y la locura habituales de gastar. Realmente no hay nada que hacer al respecto, porque es nuestra tradición beliceña. Bueno, en Nigeria, Marie-Therese luchó contra la tradición igbo y ganó. La saludo.

Prima, eres fenomenal.

- Advertisment -

Most Popular

PM speaks on Health Ministry shake-up and new Health CEO

BELIZE CITY, Thurs. Jan. 20, 2022-- While being interviewed by reporters yesterday, Prime Minister Hon. John Briceño made public comments on the recent reshuffling...

7.2 million new COVID-19 infections found in the Americas

BELIZE CITY. Wed. Jan. 19, 2022-- There continues to be a rapid increase in the number of COVID-19 cases in the Americas. In the...

LOO on the lam

BELIZE CITY, Thurs. Jan 20, 2022-- The Leader of the Opposition, Hon. Patrick Faber, is once again being accused of domestic assault after his...

Tensions hit boiling point at PBL

BELIZE CITY, Thurs. Jan. 20, 2022-- The Port of Belize (PBL) and unionized waterfront workers of the Christian Workers Union (CWU) are once again...