30.6 C
Belize City
Saturday, August 13, 2022

MOHW hosts Workplace Wellness Forum

by Khaila Gentle BELMOPAN, Tues. Aug. 9, 2022A...

BDF soldiers get land titles

by Charles Gladden BELIZE CITY, Thurs. Aug. 11,...

CITCO Youth Innovation summer camp ends

150 kids from various parts of the...

From the Publisher en Español

From the Publisher (En Espanol)From the Publisher en Español

Hace unos meses, discutí el caso increíblemente sensacional de un beliceño rico y prominente que en algunos aspectos era un hombre hecho y derecho en comportamiento, pero también tenía estos poderosos impulsos de perseguir a los jóvenes para la actividad homosexual. Su vida fue “increíblemente sensacional” porque él mismo le disparó a un vecino joven en 1975, un joven apuñaló a su hijo mayor hasta matarlo en 1985, y luego él mismo fue asesinado a tiros alrededor de la milla 12 en la Carretera Oeste, presumiblemente por un joven amante masculino, a mediados de la década de 1990.

Les expliqué que me sentí forzado a llegar a la conclusión de que debió haber sido abusado por un pedófilo en su infancia/juventud, y que ese abuso había torcido su psique hasta el punto de que la tragedia se repetía en su vida.

Este domingo por la tarde visité More Tomorrow, donde localicé la tumba de Ismail Shabazz, un amigo cercano que había sido juzgado junto a mí por conspiración sediciosa en la Corte Suprema de Honduras Británica en 1970.

Un día, en una conversación informal, cuando probablemente ya pasábamos los cincuenta, diría yo, Ismail me dijo que cuando tenía 14 años y estaba tratando de entrar a una película en el Palace Theatre, un homosexual le había hecho una proposición después de una breve conversación que no tenía nada que ver con el sexo.

Mi finado tío materno, Buck Belisle, después de haber estado básicamente confinado a su hogar, mencionó brevemente que cuando era joven, iba en un viaje de la iglesia metodista a una aldea del distrito de Belize cuando un clérigo metodista le hizo propuestas indecentes. Mi tío no insistió en el tema, y yo no proseguí.

Hace un par de meses, les dije que cuando asistí a clases de piano a mediados de la década de 1950 con la Señorita Helen Craig en la Calle Regent Street (cerca de la esquina con la Calle King), un caballero a menudo estaba en su casa los fines de semana a quien descubrí décadas más tarde era un homosexual de rango.

Después de que la Señorita Helen se fuera a vivir a Estados Unidos, mi mamá me envió a la Señorita Floss Casasola para continuar con los estudios de piano. La Señorita Floss vivía en East Collet Canal, casi directamente enfrente del viejo matadero.

Un día, al regresar a casa de la Señorita Floss, estaba en la Avenida Euphrates acercándome a la Calle Cemetery cuando vi a un hombre adulto mirándome de una manera que consideré sospechosa. No me gustaron sus vibras.

Belize es un lugar tan pequeño. El caballero era un empleado de una de las primeras tiendas cooperativas donde creo que mi padre estaba en la junta. Esta tienda cooperativa estaba cerca de donde estaba The Vogue en la esquina de la Calle North Front y la Calle Queen. (Hace mucho tiempo.) Creo que este tipo entregaba comestibles.

Muchos años después, familiares suyos fueron firmes defensores de la incipiente UBAD, una familia que yo tenía en estima. Nunca les mencioné sobre él o el incidente, porque no era tan importante, y es posible que no era nada.

En cualquier caso, todo lo que he escrito hasta ahora hoy es para especular sobre si esta ausencia prolongada de las clases escolares regulares ocasionada por la pandemia de COVID-19 ha aumentado el peligro para nuestros hijos de personas mayores que son homosexuales o tienen tendencias de pedofilia.

Belize es un lugar donde los homosexuales son muy poderosos. Para mí, la iniciativa liderada por Caleb para eliminar la ley de los libros de Belize que criminalizaba la homosexualidad fue rechazada por personas que yo creía que eran homosexuales, porque los homosexuales mayores sentían que no había necesidad de la controversia. La comunidad gay ya era tan poderosa que la ley no se aplicaría de todos modos. Esta fue mi perspectiva personal.

Tienen que entender esto, que las principales iglesias cristianas en Belize son instituciones súper poderosas donde los homosexuales a menudo encuentran refugio. Dado que las principales iglesias cristianas controlan las principales escuelas cristianas, quien acusa públicamente a cualquiera de los culpables corre el riesgo de que sus hijos o nietos sean victimizados. Es por eso que Belize es Belize.

En los Estados Unidos, este problema de la agresividad de la comunidad LGBT es muy grande y es una de las razones por las que Estados Unidos se ha acercado más a la guerra civil que en cualquier otro momento desde la década de 1960 y principios de la de 1970. Algunas de las personas que apoyan a Donald Trump tan fanáticamente creen que están protegiendo a sus hijos del elemento LGBT que es poderoso en el Partido Demócrata.

Cuando era joven, podría haber sido descrito como homofóbico, pero la edad me ha suavizado. No soy homofóbico, aunque creo que los grandes de la comunidad gay me consideran su enemigo. Tomo las palabras de Jesucristo literalmente, que los niños deben ser protegidos de los adultos depredadores a toda costa.

Este es un tema que no discutimos en Belize. Esto se debe a que los depredadores son poderosos aquí, y cuanto menos se discuta el tema, mejor para su estilo de vida. El hecho es que Estados Unidos estaba impulsando la agenda LGBT en Belize durante las administraciones de Barack Obama.

El sexo es un tema crítico. Pero tenemos miedo de hablar de ello en público. Hay algunas instituciones aquí donde los homosexuales son dominantes. Esto me preocupa. No me disculpo por esto.

Check out our other content

MOHW hosts Workplace Wellness Forum

BDF soldiers get land titles

CITCO Youth Innovation summer camp ends

Check out other tags:

International