31.7 C
Belize City
Sunday, September 25, 2022

Belize City Children’s Rally returns to the Civic Center

by Khaila Gentle BELIZE CITY, Fri. Sept. 16,...

Owen Morrison, former principal of BelizeTechnical College, passes

by Khaila Gentle BELIZE CITY, Thurs. Sept. 21,...

Lawrence Vernon pens Philip S.W. Goldson biography

by Khaila Gentle BELIZE CITY, Thurs. Sept. 22,...

From the Publisher en Español

From the Publisher (En Espanol)From the Publisher en Español

   Hubo un error muy grave en mi columna de los martes la semana pasada, el periódico de los martes siendo impreso solo en línea. Me di cuenta del error cuando leí la columna cuando se reprodujo en nuestra edición impresa del viernes.

    Durante décadas, desde la década de 1980, tuve una secretaria de nombre Odessa Robinson Smith que mecanografiaba todo mi material. Resultó que ella era la única que podía leer mi terrible letra. Creo que Odessa emigró a Nueva York después de que comenzara la pandemia de coronavirus, así que he estado usando el teclado yo desde entonces y lo odio.

    De todos modos, el martes escribí que “cientos” de japoneses habían muerto por las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki en agosto de 1945. Debería haber sido “cientos de miles” en lugar de cientos. Cientos de miles en cada una de las ciudades.

    De todos modos, mi columna de hoy, además de tratar de corregir ese error del martes, pretende desarrollar un aspecto, un aspecto muy importante, del asesinato de John Kennedy en 1963 que no había mencionado en mi columna del viernes.

    Cuando Miguel Ydígoras Fuentes, general del ejército, fue elegido presidente de Guatemala en 1958, yo era apenas un niño, de unos once años. Fuentes fue muy agresivo en lo que respecta al reclamo guatemalteco de Honduras Británica, y hubo una gran preocupación en la Ciudad de Belize que era de mayoría negra, donde muchas personas sintieron que el gobernante Partido Unido del Pueblo (PUP), cuyo mando el Muy Honorable George Price había tomado del Honorable Leigh Richardson y el Honorable Philip Goldson en 1956, no era lo suficientemente hostil a dicho reclamo.

    La administración de los Estados Unidos del presidente Dwight D. Eisenhower había llegado a un acuerdo con la administración de Fuentes para entrenar exiliados cubanos en una finca de café en Guatemala para una invasión de Cuba, que Fidel Castro había tomado por revolución en enero de 1959.

    John Kennedy encontró este plan para la llamada invasión de Cuba mediante la Bahía de Cochinos por exiliados cubanos en su escritorio cuando asumió la presidencia de los Estados Unidos en enero de 1961.

    Fuentes luego afirmó que a cambio de permitir que Guatemala se usara para entrenar a los exiliados cubanos, el gobierno de Estados Unidos le había prometido apoyo para el reclamo de Guatemala sobre la colonia británica. No hay duda de que fue muy agresivo en lo que respecta al reclamo de Belize, y Philip Goldson, que había entrado en una coalición con el Partido de la Independencia Nacional (NIP por sus siglas en inglés) de Herbert Fuller en 1958, estaba usando su periódico, THE BELIZE BILLBOARD, el principal periódico en Honduras Británica, para contrarrestar la retórica y las actividades de Fuentes, como intentar cruzar la frontera de Benque Viejo, y levantar la moral de los beliceños alarmados.

    De todos modos, cuando los exiliados cubanos finalmente invadieron Cuba en abril de 1961, hubo un momento crítico en la invasión cuando los exiliados cubanos necesitaron cobertura aérea del gobierno de los Estados Unidos. Se supone que fue el “estado profundo” estadounidense el que ideó el original plan de invasión durante la administración de Eisenhower. Cuando ese “estado profundo” y los exiliados cubanos pidieron desesperadamente cobertura aérea, Kennedy se negó.

    Los exiliados cubanos fueron entonces superados por los defensores cubanos, encabezados por el mismo Fidel, y unos 1300 de ellos terminaron presos en cárceles cubanas. Castro luego los cambió por tractores agrícolas estadounidenses.

   Averiguar por qué el presidente Kennedy rechazó la cobertura aérea no me corresponde a mí. Lo que sabemos es que hubo exiliados cubanos y miembros del estado profundo estadounidense que se enfadaron muchísimo con Kennedy y su decisión. Los estudiosos del asesinato de Kennedy creen que la decisión de Kennedy de negarse a proporcionar cobertura aérea para Bahía de Cochinos contribuyó sustancialmente a la conspiración de asesinato en su contra.

     Es interesante notar que la decisión de Fuentes de albergar el entrenamiento de los exiliados cubanos en Guatemala provocó una rebelión nacionalista en el ejército guatemalteco a fines de 1960, dirigida por Marco Antonio Yon Sosa y Luis Turcios Lima. Muchos estudiosos ven esa rebelión del ejército como el comienzo de la guerra civil guatemalteca, que duró treinta y seis años.

    Esa guerra civil puede haber contribuido a que Gran Bretaña pudiera impulsar la independencia política de Belize, porque la guerra civil guatemalteca fue muy sangrienta y estaba fuera de control en 1981, y el resto del mundo veía con buenos ojos la búsqueda de la autodeterminación de Belize.

    Bueno, aquí nosotros, los beliceños, nos enfrentamos actualmente a este arbitraje de la Corte Internacional de Justicia (CIJ). Mi opinión personal es que estamos en manos de los estadounidenses. Ustedes dirán, por supuesto, qué quiero decir con eso. Bueno, ¿pueden negar que estuvimos en manos de los británicos hasta 1981?

    Para terminar, me gustaría decir que hay algunos beliceños aquí que se enfocan exclusivamente en las actividades y peligros de los cárteles mexicanos. Estos beliceños nunca mencionan la mafia estadounidense, pero existe el crimen transfronterizo.

    Tengo un maestro que se llama Clinton Canul Luna. Ustedes lo saben. Pero también tengo un profesor estadounidense blanco llamado Jeff. Él sabe mucho más que yo, así que paso tiempo escuchándolo.

    ¡Poder al pueblo!

Check out our other content

Robbers attempt high-tech heist at HRCU

Local dancer drowns in PG

Trial within a trial for Mason 5 adjourned

Check out other tags:

International