74 F
Belize City
Monday, July 6, 2020
Home From the Publisher (En Espanol) From The Publisher en Español

From The Publisher en Español

La evidencia es fuerte, hasta el punto de ser abrumadora, que que el Honorable John Saldivar, durante un período de más de un cuarto de siglo, usó los deportes para establecerse y consolidarse políticamente en la ciudad capital de Belmopan, y sus alrededores.

Nuestras fuentes nos han dicho que John Saldivar era un estudiante en el Colegio Técnico de Belize en Belize durante mediados de la década de 1980, y que su juego del baloncesto era lo suficientemente decente. Eso es lo más que conozco de su vida deportiva personal.

En lo que respecta a su carrera política, primero comencé a escuchar de él cuando el Partido Demócrata Unido (United Democratic Party, UDP) regresó al poder bajo el Dr. Manuel Esquivel después de ganar una victoria sorpresa en la elección general de junio de 1993. Saldivar, un lealista Esquivel, se convirtió en el jefe de la sede de reconstrucción y desarrollo (ReconDev por sus siglas en Inglés) en Belmopan, me dicen, y comenzó a convertirse en un tipo de gurú de los deportes en la administración de Esquivel 1993-1998.

En 1994 y 1996, nosotros en la Organización del baloncesto semiprofesional de los Kremandala Raiders experimentamos dos situaciones específicas en las que creíamos que estábamos siendo tratados injustamente por la administración de Esquivel, y la cara de esa administración en estos incidentes fue la cara de John Saldivar, que había organizado un equipo de baloncesto semi-pro en Belmopan para competir en la Liga de la Ciudad de Belize, donde los Raiders ganaron cuatro campeonatos consecutivos de 1993 a 1996.

Durante varias semanas ahora, el nombre del Honorable John Saldivar ha estado en las noticias principales debido a su impugnación por el liderazgo del gobernante UDP, y debido a que hubo ciertas revelaciones hechas por y sobre personajes desagradables que operan en la jurisdicción de los Estados Unidos y en Belize, que parecían manchar y comprometer al Sr. Saldivar.

Personalmente, no tuve nada que decir durante esas semanas turbulentas y controvertidas cuando John Saldivar compitió por el liderazgo del UDP, fue debidamente elegido el nuevo líder UDP en una convención de liderazgo el 9 de febrero, y luego tuvo que renunciar a esa posición dentro de 72 horas, además de ser despojado de su poderoso Ministerio de Seguridad Nacional.

Mis experiencias con el Sr. Saldivar en 1994 y 1996 sugirieron, indicaron, supongo que sostuvo a Kremandala y a mí mismo en desprecio, de modo que sospeché que su liderazgo del UDP, que definitivamente habría involucrado a Saldivar convirtiéndose en primer ministro por algún periodo antes de las elecciones generales agendadas para este año, habría sido un momento de estrés y coacción para nosotros. Pero, no era como si el periodo durante el cual el Muy Honorable Dean Barrow ha sido Primer Ministro no se había convertido en un período de estrés y coacción después de 2013 y el escándalo de pasaportes Penner/Ciudadano Kim. No hay significado real que habría tenido mi recuento de los incidentes de 1994 y 1996.

Sin embargo, es importante que se publique el registro histórico en estos asuntos, y nadie más en Belize dirá nada al respecto. O, el resto de los medios no lo saben, o, creen que si le está sucediendo a Kremandala, no le está sucediendo a nadie. Hoy examinaré 1994 y mencionaré brevemente 1996.

En los estados nacionales soberanos de todo el planeta tierra, probablemente la función más crítica de los programas y competiciones deportivas locales es determinar quién representará mejor a ese estado nación en las competiciones regionales e internacionales. La determinación de los mejores representantes nacionales como gerentes, entrenadores, directores técnicos, atletas, etc. se basa en el éxito en las competiciones locales. No hay otra forma de verlo: los ganadores merecen representar al país.

Al llevar a los Kremandala Raiders a campeonatos de baloncesto al más alto nivel en Belize en 1993 y 1994 como entrenador en jefe de los Raiders, Marshall Nuñez había demostrado ser esencialmente el mejor en lo que hacía. De modo que, cuando se organizaba la selección nacional de baloncesto de Belize para representar La Joya en los campeonatos de baloncesto de CARICOM de 1994 (que se celebrarían en Las Bahamas, si mal no recuerdo), fue Marshall Nuñez quien debería haber sido nombrado entrenador en jefe de ese equipo. En cambio, John Saldivar, que parecía haber sido autorizado por el gobierno de Esquivel, eligió como entrenador en jefe de la selección a un entrenador que había sido derrotado por los equipos de Marshall en años consecutivos.

Tales incidentes han ocurrido repetidamente en los deportes beliceños durante mi vida; no era como si John Saldivar hizo algo tan inesperado como para ser sorprendente. Este es un problema importante que tenemos en este país: la política siempre desbanca a los deportes. De hecho, por supuesto, la política desbanca todo. En ese caso de 1994, sin embargo, son los deportes sobre los que estamos teniendo un discurso. Y los Raiders habían trabajado muy, muy duro para lograr los éxitos de 1993 y 1994. Nos sentimos extremadamente decepcionados cuando Marshall fue irrespetado.

Espero discutir el incidente de 1996 en algún momento en el futuro. En ese incidente particular en una reunión ejecutiva de franquicias de baloncesto semiprofesional en el viejo Ramada, sentí que el Sr. Saldivar me insultó personalmente. Hablando estrictamente, era la organización Raiders la que estaba siendo irrespetada, pero estaba justo allí sentado frente al hombre en ese momento. Por eso lo tomé como algo personal, como diríamos.

Los eventos orquestados por John Saldivar en 1998 que involucran la victoria de Belize como país anfitrión en los campeonatos de baloncesto de CARICOM de 1998 nunca se han examinado, es decir, nunca se realizó una auditoría de los cientos de miles (quizás incluso millones) de dólares gastados para lograr el triunfo del equipo local. Aparentemente, el gobernante UDP consideró que tal victoria, después de todo lo que la administración de Esquivel había hecho para victimizar a los Raiders y socavar el baloncesto semi-profesional, era crucial si el UDP iba ​​a tener una oportunidad en las elecciones generales de 1998 a finales de ese año. Entonces. John Saldivar estaba cumpliendo los deseos de los chicos grandes en lo que respecta al baloncesto de CARICOM 1998, y lo hizo con éxito.

Por cierto, con ocasión de ese torneo CARICOM de 1998, el Sr. Saldivar y su UDP trajeron para el equipo de Belize a un entrenador en jefe desde Chicago y le pagaron $50,000 por un par de semanas de trabajo. Como dicen en Estados Unidos, es buen trabajo si puedes conseguirlo.

- Advertisment -

Most Popular

Elderly couple beaten and robbed in their home in Seine Bight

SEINE BIGHT, Stann Creek District, Tues. July 1, 2020-- An elderly American couple were reportedly beaten and robbed at about 8:30 Sunday night in...

BCCI not happy about sale of Scotia Bank Belize

BELIZE CITY, Thurs. July 2, 2020-- The financial sector of Belize became the focus of much public debate and angst following Monday’s announcement that...

Shooting death in Burrell Boom

BURRELL BOOM, Belize District, Thurs. July 2, 2020-- A shooting that occurred at about 2:00 this morning in Burrell Boom as a result of...

PM Barrow loses again… and we the people will pay!

No other prime minister in the history of Belize has ever had the opportunity to govern our little Belize longer than PM Dean Barrow....