28.9 C
Belize City
Friday, March 1, 2024

“Flavors of Abstract Art” exhibition unveiled in Belmopan

Photo: Tom Sharp, abstract artist by Kristen Ku BELMOPAN,...

Belize: “Israel should withdraw entirely from Palestinian Territory”

Photo: H.E. Assad Shoman Nations from across the...

KREM Television to become X TV

by Katie Numi Usher BELIZE CITY, Thurs. Feb....

From the Publisher en Español

From the Publisher (En Espanol)From the Publisher en Español

Creo que los estudiosos dicen que las tribus nativas americanas que vivieron en Canadá y Estados Unidos, y los pueblos indígenas que se trasladaron a través de México hasta América Central y del Sur, originalmente vinieron de la parte norte de Asia y cruzaron un puente de hielo desde el oeste hacia el este para entrar en América del Norte.

Cuando era niño, en la escuela primaria y al comienzo de la secundaria, comencé a aprender sobre los líderes y la forma de vida de las tribus nativas americanas como los sioux, los apaches, los comanches, los Nez Perce y otros. Mi tatarabuela, por parte de mi madre, Susan Ferrell, era una indígena mosquitia (miskita) de Nicaragua, por lo que mi apariencia facial no era totalmente africana. Pero mi madre informó a todos sus hijos desde una edad temprana que nuestra tatarabuela por parte de su padre era una “mujer negra como el carbón” (africana) llamada Elizabeth Kingston.

Cuando era niño/joven y aprendía sobre las tribus nativas americanas y su forma de vida en las llanuras de América del Norte, una vida que implicaba perseguir búfalos y pescar con arpón, me identifiqué con estas personas. Los respetaba y admiraba.

Cuando fui a la universidad en los Estados Unidos, entre 1965 y 1968, me volví negro consciente, una de las razones fue que Estados Unidos consideraba a los seres humanos como blancos o negros. Estados Unidos no le prestaba atención a lo moreno. Una gota de sangre africana lo hacía negro a uno, a diferencia de las colonias británicas y francesas en el Caribe, donde reconocían a los morenos, mulatos como una especie de clase amortiguadora.

Al principio de mis estudios en New Hampshire, era buen amigo de un estudiante blanco que vivía enfrente de mí salón. Creo que el pequeño grupo de estudiantes afroamericanos realmente no me reconocía como uno de los suyos, en parte por mi apariencia. Pero desde mis primeros días en Dartmouth, me hice amigo de un estudiante africano de Malawi llamado Guy Mhone, aunque vivíamos en dormitorios diferentes y nos distanciamos entre 1965 y el invierno de 1967.

Mhone y yo nos hicimos cercanos después de un incidente ocurrido una noche en Dartmouth en el invierno de 1967, cuando los estudiantes afroamericanos organizaron una manifestación militante contra una visita de campaña al campus por parte del gobernador racista y segregacionista de Alabama, George Wallace, que se postulaba para la nominación presidencial en el Partido Demócrata. Esta manifestación de los estudiantes afroamericanos fue un acto de valentía. Los respeté mucho por eso. Me volví más negro consciente.

Vuelvo ahora a las tribus nativas americanas que vivían en América antes de que llegaran los europeos. Los nativos americanos vivían en tiendas indias y utilizaban pieles de animales para mantenerse calientes durante el invierno. Trataban la tierra con reverencia y construyeron sus creencias religiosas en torno a esa reverencia por la tierra y el Creador.

Dentro de la tierra, cuando se abre, encontrarán metales y minerales como hierro, níquel, titanio, cobalto, etc., etc. Para fabricar armas más letales, además de construir una forma de vida más cómoda en edificios de hormigón armado, los europeos tuvieron que abrir la tierra, excavar profundamente en ella, y nuestros ancestros nativos e indígenas vieron esto como una violación de la madre tierra. Pero al hacer lo que hicieron, los europeos obtuvieron una ventaja en la guerra. Fabricaron armas superiores y conquistaron a nuestros antepasados. El modo de vida europeo domina la mayor parte de nuestro planeta.

Pero hoy estamos ante cambios en la Tierra que presumiblemente han sido causados ??por el enfoque europeo de la vida, que implica la mencionada apertura de la Tierra, pero también la penetración de la capa de ozono (que protege a los humanos del sol) a través del lanzamiento de misiles balísticos y armas nucleares. Los científicos hablan de un “cambio climático” y dicen que tiene que ver con los combustibles fósiles y los gases de efecto invernadero. El modo de vida europeo se caracteriza por los combustibles fósiles y los gases de efecto invernadero.

No parece que los europeos vayan a cambiar su forma de vida para reducir el daño causado al planeta. Es por esa forma de vida que gobiernan el planeta y no renunciarán a su poder por nada.

La situación en Toledo, donde los mayas quiché (q’eqchi) y mopán quieren vivir en la tierra como lo hicieron sus antepasados, se ha vuelto explosiva. Creo que parte del problema surge del hecho de que hay metales y minerales valiosos dentro de la tierra y debajo del mar en Toledo.

Si yo fuera maya, pensaría como lo hacen los mayas. Creo que deberíamos darnos cuenta de que nuestros antepasados ??africanos vivían de manera similar a los mayas, pero parece que la mayoría de nosotros ahora hemos elegido el estilo europeo, la filosofía europea. El resultado ha sido la división entre los beliceños, entre mayas y afrodescendientes.

Uno de mis empleados a tiempo parcial me contó el martes que había visto a su hija trabajar en su computadora y en su teléfono inteligente al mismo tiempo. ¿A dónde vamos? Estamos perdiendo el contacto los unos con los otros como cálida carne humana. Nuestro planeta está luchando contra nosotros. Y los poderosos europeos han llegado al punto en que pueden destruir el planeta con sus armas. ¿Qué tan loco es esto? Ha habido incidentes en los que las potencias nucleares cometieron errores y estuvieron a punto de dispararse entre sí.

Sin embargo, diré esto. Cuando John L. Stephens viajó por Honduras Británica, Honduras, Guatemala y Chiapas en 1839 y 1840, mucha gente en esos lugares moría a causa de lo que a mí me parece fue malaria y dengue. Hoy en día, la ciencia médica es capaz de luchar contra lo que solían ser asesinos. Por tanto, no puedo condenar el progreso humano por sus peligros y desventajas. Jesús el Cristo dijo: “Mi reino no es de este mundo”. Queridos, el mundo se pertenece a sí mismo. Los seres humanos estamos sólo de paso. Por eso oramos. ¿Entienden?

Check out our other content

Bladen 12 trial continues

Man charged for Corozalito murder

Jamie Usher and BHS lawyer-up!

Belize off the EU’s blacklist!

Check out other tags:

International