30.6 C
Belize City
Thursday, April 18, 2024

PWLB officially launched

by Charles Gladden BELMOPAN, Mon. Apr. 15, 2024 The...

Albert Vaughan, new City Administrator

BELIZE CITY, Mon. Apr. 15, 2024 On Monday,...

Belize launches Garifuna Language in Schools Program

by Kristen Ku BELIZE CITY, Mon. Apr. 15,...

From the Publisher en Español

From the Publisher (En Espanol)From the Publisher en Español

En gran medida, el mundo está gobernado por gigantescas instituciones llamadas corporaciones. Una corporación es una unión de personas que juntan su dinero y otros recursos para lograr específicos propósitos comerciales/industriales. Nosotros, las personas de color en el planeta Tierra, tenemos relativamente pocas corporaciones. Parece que sospechamos demasiado los unos de los otros como para cooperar.

Así pues, hay que reconocer a los pueblos europeos por su éxito en organizar corporaciones y hacerlas funcionar, a menudo a nivel internacional, con un mínimo de fricción. Cuando hay fricciones, las disputas se resuelven legalmente, internamente. Esta capacidad para resolver conflictos debe ser aplaudida, aunque las personas de color a menudo somos víctimas de las corporaciones antes mencionadas.

Cuando era un joven estudiante de secundaria en el Colegio San Juan, recuerdo la parte de nuestro libro de texto de historia que se refería a la Compañía Británica de las Indias Orientales. Hace unos años, me enteré de que los británicos habían explotado la India por una suma de 35 billones de dólares (EE.UU.) antes de que el pueblo indio finalmente lograra la independencia en 1947. Esta explotación fue llevada a cabo principalmente por la Compañía Británica de las Indias Orientales.

En la edición del fin de semana pasado de The Reporter, Neri Briceño habló de manera categórica sobre por qué personas como nosotros, los beliceños, no somos capaces de desarrollarnos. Parecía estar diciendo que no estamos abriendo nuestro país lo suficiente a corporaciones como Vulcan. No estoy de acuerdo con Neri, porque uno no puede esperar que las mismas personas que lo esclavizaron y explotaron lo saquen de su pobreza poscolonial.

Debido a que las corporaciones controlan los medios de comunicación internacionales, que son corporaciones en sí mismas, en el mundo ocurren desastres, como Fukushima y la enfermedad de las vacas locas, que las corporaciones son capaces de llevar al olvido en las noticias.

Price dijo la famosa frase que “el progreso trae problemas”. No se refería a los problemas del mundo, sino simplemente a los problemas de desarrollo en Belize. Pero podemos aplicar su dicho al mundo, cuando consideramos cuán peligrosamente cerca estamos y hemos estado antes a la destrucción nuclear.

Como dije anteriormente en esta columna, se debe brindar respeto a los pueblos que han creado estas corporaciones, con mayor éxito los europeos. Al mismo tiempo, a nuestros estudiantes se les debe enseñar cuán despiadadas y violentas fueron las corporaciones con nuestros antepasados, y cómo continúan violando a nuestro pueblo.

En el mundo actual, podemos hacer en casa busquedas sobre material que nuestra generación solía tener que ir a la biblioteca a investigar. E incluso entonces, nuestra generación sólo pudo acceder a una pequeña fracción de lo que nuestros estudiantes pueden hacer hoy con una computadora o un simple teléfono.

Terminaré hoy con el comienzo del discurso de Wikipedia sobre la Compañía Británica de las Indias Orientales. (También había una Compañía Holandesa de las Indias Orientales, de la que no sabía nada hasta que investigué sobre la Compañía Británica de las Indias Orientales este miércoles por la mañana). Aparentemente, otros países también tenían compañías de las “Indias Orientales”.

“La Compañía de las Indias Orientales fue una compañía inglesa, y más tarde una sociedad de acciones compartidas británica, fundada en 1600 y disuelta en 1874. Se formó para comerciar en la región del Océano Índico, inicialmente con las Indias Orientales (el subcontinente indio y el Sudeste Asiático), y más tarde con el este de Asia. La empresa obtuvo el control de gran parte del subcontinente indio y colonizó partes del sudeste asiático y Hong Kong. En su apogeo, la empresa era la corporación más grande del mundo por diversas medidas y tenía sus propias fuerzas armadas en la forma de los tres ejércitos presidenciales de la compañía, que sumaban alrededor de 260.000 soldados, el doble del tamaño del ejército británico en ese momento.

“Originalmente constituida como ‘Gobernador y Compañía de Comerciantes de Londres que Comercian con las Indias Orientales’, la compañía llegó a representar la mitad del comercio mundial a mediados del siglo XVIII y principios del siglo XIX, particularmente en productos básicos como algodón, seda e índigo, colorantes, azúcar, sal, especias, salitre, té y, más tarde, opio. La empresa también inició los comienzos del Imperio Británico en la India.

“Con el tiempo, la empresa llegó a gobernar grandes zonas de la India, ejerciendo poder militar y asumiendo funciones administrativas”.

Check out our other content

PWLB officially launched

Albert Vaughan, new City Administrator

Check out other tags:

International