74 F
Belize City
Sunday, September 27, 2020
Home From the Publisher (En Espanol) From the Publisher en Español

From the Publisher en Español

“El hambre no es agradable;
El criollo debe plantar más frijoles y arroz”.

– Caballero Colville Young, Gobernador General de Belize

Tía Janie: “La vida en el campo le viene bien a cualquiera, hijo.  Comes arroz, frijoles, tienes carne de venado, pecarí, tepezcuintle, tubérculos, pescado de río.  Todo fresco.  No tenemos un refrigerador aquí afuera.”

– HAAD TIME, Acto I, escena iii, de Evan X Hyde (1971)

“Esta generación joven no sabe nada sobre teatro.  No conocen el BOSS KING de Shirley Warde ni el YELLOWTAIL de George Gabb.  Nunca pudieron ver al primo Winifred, a Gwen Murillo ni al finado George McKesey en el escenario.  Nunca vieron un buen diseño del set del finado Nacho Valdez ni uno de esos espléndidos ballets realizados por la Escuela de Danza de la Sra. Valdez.  Lo que saben sobre Bob Reneau, Daphne Sheran y Ted Burrowes es lo que escucharon de sus padres.  Lo peor, nunca pudieron ver ni sentir nostalgia cuando la gran cortina roja se habría y cerraba en el Bliss ni compartir las imágenes capturadas por las luces efectivas diseñadas por Brian Hall y Anthony Christie.

”Sí, más de la mitad de la población de Belize tenía solo cuatro años cuando los Square Peg Players tuvieron su última gran producción, UNO TWO MEK WE TWO.  ¿Qué se han perdido?  Mucho, diría mi abuela.  No solo una oportunidad para ser educados y entretenidos, sino también la disciplina de lo que el buen teatro exige y desarrolla.

”Las obras de teatro presentadas en este libro son un legado del teatro beliceño.  Estas obras revelan el hecho de que los beliceños, hasta principios de los 80, de hecho tenían un impulso teatral, un impulso sobre el que Johnson escribió en quizás el único libro publicado sobre el teatro de Belize”.

– Beverly Smith – Lopez – Directora de Cultura, Ciudad de Belize, febrero de 1996 en el Prólogo de PING WING JUK ME, Cubola (1996)

La forma en que surgió esta columna en particular fue mi recién descubrimiento en algún lugar de una publicación de Cubola en 1996, Ping Wing Juk Me, de seis obras beliceñas elegidas por Michael J. Phillips.  Los escritores son Carol Fonseca Galvez, George Gabb, Evan X Hyde, Gladys Stuart, Caballero Colville Young y Shirley Warde.

En términos generales, las últimas nueve semanas han sido muy aburridas para la mayoría de nosotros los beliceños, porque la televisión por cable estadounidense ya no estaba haciendo mucho por nosotros, hablando de creatividad y relevancia, y la llegada del coronavirus significó la muerte del entretenimiento deportivo televisivo en Estados Unidos y Europa.  Esas nueve semanas deberían haber sido un momento en que nuestro material creativo beliceño, en la forma de nuestro teatro local, estuviera floreciendo de nuevo, o, al menos, siendo rescatado de los archivos.

Uno de los problemas en nuestro pequeño Belize es que, por varias razones, las personas que tienen dinero aquí no apoyan las artes.  Cuando vean las obras artísticas del Renacimiento italiano de genios como Rafael y Tiziano y Miguel Ángel y da Vinci, deben recordar que estas personas tenían mecenas, italianos que los apoyaron económicamente porque apreciaban y atesoraban las obras de sus artistas.

En febrero de 2017, cuando el gran Pen Cayetano organizó un homenaje para mí en Dangriga, mencioné a la audiencia que consideraba que la música era la mejor forma de arte. Así que, quiero rendir el máximo respeto al Caballero Colville Young antes de continuar, porque lo considero el mejor escritor/músico de Belize. Suficiente dicho.

Hoy quiero discutir una de mis propias obras literarias.  Es una obra titulada Haad Time, que fue escrita para producción por el Colegio Wesley en el Festival de las Artes de 1971.  La obra fue ganadora del Festival y muy popular entre el público, especialmente los jóvenes.

La obra fue dirigida por una maestra voluntaria británica llamada Liz Mildner (¿dónde estás, Liz?), y los escenarios fueron diseñados por el incomparable George Gabb.

Personalmente, tenía un papel que desempeñar detrás del escenario en la producción en el Instituto Bliss.  Tenía un sistema de sonido, que llevaría al Bliss, y luego tocaría la música apropiada en puntos específicos de la obra.  A diferencia del Caballero Colville, no tengo habilidad musical.  Entonces, estaba tocando música grabada, como Otis Redding, Barrington Levy, Percy Sledge, James Brown, Ray Charles, Gerald Rhaburn y Nelson Diamond.

Los actores y actrices eran, por supuesto, estudiantes del Colegio Wesley, e incluían a Clifford Humes, Janet Pitts, Dorla Williams, Sammy Gentle, Ruby Goff y otros.

El breve éxito de Haad Time fue lo que me estimuló a intentar al significativamente más ambicioso Weh John John Deh? en el verano de 1972, pero ya había dejado el personal docente del Colegio Wesley cuando comencé a escribir John John, por lo que había perdido la respetabilidad social que había adquirido cuando comencé a enseñar en el Colegio Wesley en agosto o septiembre de 1971.

John John, el protagonista adolescente en la obra de 1972, mata a un policía en un juego de azar y luego es balaceado por la policía.  Siempre pensé que John John preveía, en un sentido literario, el asesinato en 1974 del policía novato Aguilar por Hani Robinson en el Puente Giratorio en la Ciudad de Belize.  Pero, si se me acusa de egoísmo en este aspecto, seguramente tendría que declararme culpable.

Enamorada del proceso creativo que involucraba John John, dejé Haad Time a mi paso y nunca miré hacia atrás.  A la luz de los desarrollos socioeconómicos relevantes relacionados con el coronavirus, sin embargo, me sorprendió, mirando el guión del irrespetado Haad Time, que el tema de “ir al campo para un rescate” en la obra de 1971 que contó la historia de los amantes adolescentes de la Ciudad de Belize, Errol y Cynthia, era relevante entonces, y ah tan relevantes ahora.

Al comienzo de esta columna, cité una de las canciones más populares del Dr. Young, pero no tengo idea de cuándo fue escrita, el estado creativo del Dr. Young en ese momento, y así sucesivamente.  Considero sus líneas absolutamente proféticas, y humildemente solicito que discuta públicamente su pensamiento sobre el asunto.  La posición del Gobernador General es tan exaltada, sin embargo, que no soy optimista.  Si el Dr. Young razona que la brillantez y la belleza visionaria de su creación musical representan un regalo suficiente para nosotros los beliceños, que así sea.  Respeto, Caballero Colville.

- Advertisment -

Most Popular

Belize celebrates 39 years of Independence

BELIZE CITY, Mon. Sept. 21, 2020-- Belize celebrated its 39th year of independence on Monday, September 21, 2020. The celebrations started off with the...

Police charge owner of farm where drug plane landed, for prohibited ammunition

ORANGE WALK TOWN, Wed. Sept. 23, 2020-- Noel Codd, a farm owner and businessman of Orange Walk Town, on whose farm a suspected drug...

COVID-19 update: 52 new cases; 1,758 total confirmed cases

BELIZE CITY, Thurs. Sept. 24, 2020-- Data released tonight reveal that 52 new cases were identified today, and the number of recoveries is 1,072,...

No political debates in Belize

Dear Editor, The general election is fast approaching, and because of this new normal it’s difficult to get a pulse of the people in regards...