74 F
Belize City
Thursday, September 24, 2020
Home From the Publisher (En Espanol) From The Publisher en Español

From The Publisher en Español

Mirando hacia atrás, cuando era un niño creciendo en Belize, Honduras Británica, en realidad pensé que era algo especial, debido a algunos éxitos académicos.  Fuerzas poderosas en la sociedad tenían planes para mí, nuevamente mirando hacia atrás, y esa era la razón por la que estaba montando alto, por así decirlo.  No había nada especial en mí.

Definitivamente comencé a darme cuenta de la verdad de mi humilde realidad alrededor de 1969, 1970, cuando uno de mis hermanos menores, el cuarto hijo de mis padres, comenzó a enfermarse.  Estaba bajo el control del padre Ronald Zinkle en la Sexta Forma de la prepa del Colegio San Juan cuando yo, al regresar de una universidad estadounidense el año anterior, comencé a atacar a Zinkle en la tribuna de UBAD.  La vida era turbulenta para mí en ese momento, y no me di cuenta de cuán vulnerable era mi hermano pequeño en la escuela.  Sea cual sea la verdad, siempre sentiré cierta culpa por el deterioro de Stephen.

Mis padres ya se habían mudado a Belmopan a fines de 1970, cuando un oficial de policía llamado Adolph Brown, si mal no recuerdo, vino a verme.  Él estaba a cargo de sacarlo a uno cuando le hacían la prueba para obtener una licencia de conducir;  al menos ese había sido el caso en 1964/65 cuando me hicieron la prueba a la edad de 17 años. Uno solía tener que navegar por la estrecha esquina de las calles Albert West/Berkeley, y detenerte en el puente Pound Yard, luego subir hacia arriba sin sacudidas.  Recuerden ahora, casi no había vehículos de transmisión automática en Belize en 64/65.

El Sr. Brown dijo que mi hermano menor, Stephen, había abofeteado a su hijo adolescente sin ninguna razón.  Esto habría sido un incidente traumático para el joven Brown.  Me di cuenta de que la situación requería una acción decisiva, así que fui a buscar a mis otros dos hermanos: Nelson y el finado Miguel. Encontramos a Stephen en medio del puente giratorio de la Ciudad de Belize alrededor de las 7:30 de la noche.  Tenía un cuchillo en la mano y había un gran estrés en sus ojos.

Como familia sin recursos sustanciales, supuse que no teníamos más remedio que llevar a Stephen para recibir tratamiento al Hospital Mental Seaview, donde el finado Wallace Coleman estaba a cargo. Esta fue una decisión terriblemente dolorosa, porque amaba profundamente a mi hermano y sabía que el historial de recuperación de estas crisis psicológicas no era bueno en Belize.

Mi hermano sufrió altibajos durante años, hasta principios de la década de 1980, cuando el hospital mental se mudó a Rockville. Allí, las cosas se volvieron terribles para mi hermano, porque las diversas drogas psicóticas lo habían deteriorado (mi opinión), y uno tenía que luchar por su comida en Rockville. El lugar estaba aislado. Era una muy mala situación.

En 1988, mis padres estaban pasando la Pascua en Cayo Español cuando las autoridades de Rockview me llamaron para decirme que mi hermano se estaba muriendo. Fui a la sala de emergencias en el antiguo Hospital de la Ciudad de Belize en la calle Eve, con lo cual Stephen fue trasladado a la sala general. La verdad fue que resultó que se estaba muriendo de hambre.

Al regresar de vacaciones, mi madre lo llevó a casa después de unos días y lo cuidó durante trece años, hasta que falleció en 2001. Esta es una de las razones por las que mi finada madre es considerada una santa en nuestra familia, porque ella hacía seria fuerza del tipo que causaría hernia mientras cuidaba a Stephen, pero nunca se quejó.

Hace unos 12 a 14 años, el hijo con discapacidad mental de un abogado rico y famoso que vive en mi vecindario de Buttonwood Bay se obsesionó conmigo y con mi familia, por alguna razón desconocida. Él comenzó a apedrear nuestra casa durante la noche en momentos extraños. Ha roto canales, ventanas, tuberías, aires acondicionados, parabrisas de automóviles y ha hecho bullangas en medio de la noche de vez en cuando. Incluso ha tirado piedras durante el día, a la vista de nuestros vecinos, lo que pone en peligro a ciudadanos y niños respetuosos de la ley.

Su padre es un abogado rico y famoso, y parece que el padre no puede soportar institucionalizar a su hijo. Él sabe bien lo que ha estado sucediendo. Mi familia y yo nos hemos vuelto totalmente estresados por este acoso, y es por eso que, después de todos estos años, me he sentido obligado a dar a conocerlo. Esta es una decisión difícil para el padre, entiendo por experiencia personal, pero los seres humanos con problemas mentales son, en última instancia, a veces peligrosos para ciudadanos inocentes.

El ejemplo más sensacional de esto en mi experiencia ocurrió en marzo de 1976 cuando un lunático llamado “Actually” acribilló y mató a un pescador muy querido llamado Winston Tillett, conocido por nosotros en Mike’s Club como “Punch” o “Puppy” en la calle Victoria en Belize.

Punch era un caballero muy bueno, sal de la tierra. Ni siquiera usó una palabra de maldición. Todo lo que diría era: “Deegans”. Su único vicio, de lo que yo sepa, eran los cigarrillos. (Este incidente fue la noticia principal en Amandala el viernes 19 de marzo de 1976). La tragedia se agravó, para nosotros en Mike’s Club, por el hecho de que solo dos semanas antes, Punch había salvado a una niña de ahogarse en el arroyo Haulover cerca de Mike’s Club.

- Advertisment -

Most Popular

Cyber Crime Bill introduced in the House

BELIZE CITY, Thurs. Sept. 17, 2020-- The long-awaited Cyber Crime Bill was finally introduced in the House of Representatives during Wednesday’s meeting. The Cyber...

Belize’s Constitutional requirement for electoral redistricting can and must be done

90.- (1) The Elections and Boundaries Commission shall, after considering the electoral distribution of the population throughout Belize, make proposals from time to time...

$27 million in Supplementary Appropriations passed

BELIZE CITY, Thurs. Sept. 17, 2020-- Members of the House of Representatives debated a supplementary appropriation bill at length during Wednesday’s House meeting. One...

Brad’s Boledo and “The Prince Of Bel-Air”?

BELIZE CITY, Thurs. Sept. 17, 2020-- At an adjournment during Wednesday’s sitting of the House of Representatives, Hon. Julius Espat, area representative for Cayo...