74 F
Belize City
Wednesday, February 24, 2021
Home From the Publisher (En Espanol) From the Publisher en Español

From the Publisher en Español

Dicen que las personas que más odia la estructura de poder en Guatemala son periodistas, sindicalistas y ambientalistas. De ser cierto, eso colocaría a la Calle Partridge directa y repetidamente en el punto de mira de algunas personas muy peligrosas y poderosas. Lo digo porque Kremandala puede caracterizarse, de vez en cuando, como esas tres cosas.

No estoy tratando de comenzar ningún tipo de alboroto. Lo que busco hacer es revisar algunos desarrollos históricos de tal manera que creen iluminación para nuestra generación, que tomó decisiones a principios y mediados de la década de 1970 basándose en un conocimiento limitado de la situación real.

A estas alturas todos los que estudiamos estos temas sabemos que la política exterior de la superpotencia Estados Unidos apoya la estructura de poder en la república guatemalteca. La política exterior estadounidense, además de defender las “Barras y Estrellas” en el país y en el extranjero, se centra en hacer negocios en el extranjero, ganar dinero, enriquecer a los ciudadanos de Estados Unidos y mejorar su nivel de vida en una constante curva ascendente. Los trumpianos lo dijeron de manera sucinta: Estados Unidos primero. Empresas estadounidenses han realizado inversiones masivas en Guatemala desde mucho antes de la sangrienta guerra civil guatemalteca de 1960 a 1996.

Bien, volvamos a lo que sucedió en 1973 en la sociopolítica de Belize. La colonia británica autónoma todavía era mayoritariamente africana en etnia y todavía estaba siendo reclamada y amenazada militarmente por una Guatemala mucho más grande. El líder reconocido del movimiento de “lucha contra Guatemala” era un periodista/político de nombre Philip Stanley Wilberforce Goldson. Goldson, un exsindicalista, dirigía el opositor partido político llamado Partido de la Independencia Nacional (National Independence Party, NIP). El NIP fue considerado “la oposición leal de Su Majestad”. El partido del Sr. Goldson ocupó dos escaños en la Cámara de Representantes de Belize de 1965 a 1969, siendo esos escaños Albert de Goldson y el escaño de Toledo Norte ocupado por un tal Edwin Morey. Después de las elecciones generales de diciembre de 1969, Goldson ocupó el único escaño de la oposición: Albert.

Dentro de los Estados Unidos, un presidente del Partido Demócrata llamado John Fitzgerald Kennedy fue asesinado en Dallas, Texas en noviembre de 1963. ¿Cuál fue su pecado? Bueno, Kennedy había hecho las paces, había acordado una tregua con Rusia durante la crisis de los misiles cubanos de octubre de 1962. Kennedy también fue considerado, relativamente hablando, un partidario del movimiento afroamericano de derechos civiles liderado por el Dr. Martin Luther King, Jr. Y en tercer lugar, Kennedy no estaba tan interesado en intensificar la guerra estadounidense en Vietnam, al menos no de la forma en que su sucesor, Lyndon Baines Johnson, resultó estarlo. Todas esas tres posiciones habrían sido consideradas pecados mortales por el tipo de estadounidenses de derecha trumpianos que irrumpieron en el Capitolio en Washington a principios del mes pasado y básicamente trataron de derrocar la democracia en Estados Unidos.

Sin embargo, en lo que respecta a la política exterior estadounidense, no hay mucha diferencia entre los dos partidos principales de Estados Unidos, los republicanos y los demócratas. Pero en lo que respecta a las actividades domésticas, creo que los beliceños en los Estados Unidos descubrieron que el gobierno republicano, siendo el ejemplo más reciente la presidencia de Donald Trump, está más interesado en facilitar a los estadounidenses ricos que en atender a las masas afligidas. Y sí, existen masas afligidas en Estados Unidos. Katrina lo demostró en 2005.

Cuando supe en 1973 que había una iniciativa en los círculos de la Oposición para reemplazar al Sr. Goldson, que estaba estudiando derecho en Londres en ese momento, como líder de la Oposición, me perturbó. Y, cuando se estableció un nuevo orden en el opositor Partido Demócrata Unido (United Democratic Party, UDP) en septiembre de 1973, me alarmó la declaración más dramática del nuevo partido: el UDP restaría importancia a la defensa del reclamo guatemalteco a Belize y en cambio, se centraría en el desarrollo económico. Había algo mal allí, pero nunca supe qué era.

Recientemente, un caballero de casi mi edad que, cuando era joven, había estado en los círculos del UDP dirigido por Dean Lindo a principios y mediados de la década de 1970, comenzó a mencionar los nombres de algunos republicanos estadounidenses muy prominentes. Estos nombres incluían los de Mulford, Weyrich, Fahrenkopf y Pierce. Estos eran republicanos de renombre y tenían diversos grados de contacto con el UDP dirigido por Lindo.

Mi mensaje para ustedes hoy, entonces, es que el juego UDP entre 1973 y 1979 fue mucho más grande de lo que ustedes se dieron cuenta. Yo mismo, debido a mis años en Estados Unidos, había sentido que algo andaba mal en alguna parte, pero simplemente no podía señalarlo.

Ahora bien, ¿qué hemos visto desarrollarse en La Joya desde 1973? Bueno, la población afroamericana de Belize se ha reducido drásticamente de quizás un 65 por ciento a quizás un 25 por ciento. Aún más dramáticas han sido las guerras de pandillas que han masacrado a miles de jóvenes varones beliceños negros y sanos durante las últimas tres décadas. Además, una gran cantidad de beliceños ha podido migrar a los Estados Unidos sin muchos problemas.

Belize claramente ha cambiado. ¿Dirían que Belize es hoy más vulnerable en lo que respecta al reclamo de Guatemala que antes de 1973? No creo que mi opinión personal sea relevante. Todo lo que es mi opinión personal hoy, es una especulación interesante para la gente de mi generación.

Una cosa más, solo para mantener el equilibrio. Mi fuente de información republicana me dijo que Washington veía a Shoman y Musa en ese momento como comunistas serios y peligrosos, que simpatizaban con el movimiento guerrillero al otro lado de la frontera beliceña en Guatemala. Así que eso es lo que estaban viendo los beliceños de la Cámara de Comercio, quienes removieron el liderazgo de la oposición de debajo de los pies del Sr. Goldson. Los grandes comerciantes de Belize querían enfrentar más directamente lo que consideraban un comunismo peligroso. Hicieron causa común con los republicanos de la era Nixon-Kissinger.

Pero aquí han pasado otras cosas. La más desgarradora es la guerra civil en la Zona Sur de la antigua capital. Se ha vuelto tan malo ahora que familiares están matando o tratando de matar a sus familiares. Las cosas están totalmente fuera de control en la comunidad negra. ¿A quién se debe culpar?

- Advertisment -

Most Popular

Protected area sold for $2,000

BELIZE CITY, Mon. Feb. 22, 2021-- On Monday, residents of the West Landivar community called on their area representative, Hon. Kareem Musa, to address...

Contractor General’s home invaded and cars stolen 

CAYO DISTRICT, Sun. Feb. 21, 2021-- On Sunday morning, four masked men invaded the San Ignacio home of the Contractor General, Omar Mitchell, in...

BTB under investigation for misuse of pension funds

BELIZE CITY, Fri. Feb. 19, 2021-- The trustees for the pension scheme at the Belize Tourism Board are currently under investigation for the possible...

COVID-19 Update

BELIZE CITY, Mon. Feb. 22, 2021-- The world is approaching the one-year mark since the declaration of the COVID-19 pandemic. That announcement, which sent...