74 F
Belize City
Monday, April 19, 2021
Home From the Publisher (En Espanol) From the Publisher en Español

From the Publisher en Español

PEDRO DE ALVARADO Y CONTRERAS – nacido en Extremadura, España en 1485; murió en Guadalajara, España en 1541.
 
Conquistador español y gobernador de Guatemala.  Participó en la conquista de Cuba (1511), en la exploración por Juan de Grijalva de las costas de la Península de Yucatán y el Golfo de México, y en la conquista de México dirigida por Hernán Cortés.  Se le considera el conquistador de gran parte de América Central, incluidos Guatemala, Honduras y El Salvador.  Aunque conocido por su habilidad como soldado, Alvarado es conocido también por la crueldad de su trato a las poblaciones nativas y los asesinatos en masa cometidos en el sometimiento de los pueblos nativos de México.

  • WIKIPEDIA

Los pueblos indígenas de Guatemala fueron atacados en 1523 por una fuerza militar liderada por un conquistador español llamado Pedro de Alvarado y Contreras, quien había sido enviado en esta violenta expedición por Hernán Cortés, quien tenía su sede en la Ciudad de México después de conquistar Moctezuma y el imperio azteca.

Lo importante a tener en cuenta sobre el ataque de Alvarado, para los propósitos de esta columna, es que fue un ataque por tierra.  La fuerza de Alvarado marchó de México a Guatemala.  Alvarado nunca vio el Cayo Half Moon, el Gran Cenote Azul o la Barrera de Coral de Belize.

Los libros de historia británica dicen que los europeos entraron en Belize por primera vez cuando un pirata escocés llamado Wallace descubrió el lugar en 1638. Supongo que el “descubrimiento” implicó encontrarse con el fabuloso Cayo Half Moon, a 55 millas al este de la ciudad de Belize.  Belize se convirtió en un escondite dentro de la Barrera de Coral para los piratas británicos (y franceses) que atacaban a los barcos españoles que se dirigían desde México y Cuba de regreso a España con la riqueza apropiado de sus posesiones del “Nuevo Mundo.”

Creo que la máquina de vapor se inventó a finales del siglo XIX.  Todo lo que estaba sucediendo en los mares antes de eso involucraba barcos propulsados por velas.  Entonces estaban los españoles, Alvarado y los que vinieron después de él, apoderándose de la riqueza de las tierras altas de Guatemala, y básicamente ignorantes de los desarrollos en el asentamiento de Belize, cuyos buscadores de fortuna europeos habían llegado aquí por mar desde el este.

Me parece que los mayas de esta región, Guatemala, México y Belize, eran más terrestres que marítimos. A los mayas les gustaba más remar canoas que navegar en barcos de vela en alta mar, en lo que respecta a su estilo de vida y perspectiva. Los británicos, españoles y franceses, en cambio, eran europeos marineros.

Con el fin de establecer una imagen de cómo fueron las cosas después de Alvarado en Guatemala y Wallace en Belize, podemos ver a los mayas en esta región como estando entre los españoles en Guatemala y México, por un lado, y los británicos en Belize, por el otro.

El yate de Barón Bliss, Sea King, habría sido un barco con motor interior. No era un velero. Pero todos los pescadores con los que el barón entró en contacto en Belize habrían estado en veleros. Durante su breve estadía en Honduras Británica antes de morir el 9 de marzo de 1926, Barón Bliss permaneció en su yate en el puerto de la Ciudad de Belize todo el tiempo. Pero su principal interés era la pesca deportiva, y habría estado hablando mucho con los pescadores locales sobre dónde encontrar y pescar peces grandes para peleas emocionantes. En su testamento, el Barón expresó su agradecimiento a esos pescadores beliceños financiando una regata anual de vela para que compitan entre sí y ganen premios.

No había piratas en Belize en 1926. Los piratas y sus descendientes se habían involucrado en la recolección de maderas duras, primero palo de tinte y más tarde, sobre todo caoba, de los bosques de Belize. Pero muchos de los pescadores radicados en la capital, el Municipio de Belize, y hacia el sur en pueblos como Mullins River, Placencia, Sittee River y Monkey River, habrían tenido antepasados que habían sido piratas británicos. Estos pescadores beliceños no eran blancos, pero no se consideraban a si mismos como negros.

Cuando crecía aquí en la década de 1950, la pesca no era una ocupación realmente rentable. Esta bonanza de pesca de langosta no habría comenzado hasta la década de 1960. Y no hubo motores fuera de borda en Belize hasta finales de la década de 1950. Si me equivoco, me corregirán.

A lo largo de las orillas del arroyo Haulover a ambos lados, solía haber astilleros que se dedicaban a construir, mantener y reparar los veleros de Belize, que no solo pescaban, sino que transportaban pasajeros y carga a lo largo de la costa.

Hoy en día, esos astilleros son pocos. Todos los veleros utilizados por los pescadores de Belize ahora llevan motores fuera de borda. La navegación como pura habilidad y arte se ha visto disminuida por la llegada de la tecnología de motores fuera de borda.

En algún momento de la década de 1970, la regata de vela Barón Bliss del 9 de marzo comenzó a ser asumida por las lanchas, propiedad de residentes de la Ciudad de Belize como Dean Lindo, Eckert Lewis y George Brown, pero capitaneados y “tripulados” por jóvenes de Gales Point Manatee, que se encuentra a 18 millas al sur de la Ciudad de Belize.
El finado Collet Maheia, Sr., el magnate de las barcazas, era de Mullins River. Mullins River está a 27 millas al sur de la Ciudad de Belize. Antes de la década de 1970, el río Mullins estaba tan al sur de donde provenían los competidores de la regata Baron Bliss.

Nunca ha habido ninguna participación del 9 de marzo por parte de Dangriga, y los beliceños sabemos que los hombres garífunas son unos marineros sobresalientes. Quizás el viaje de 36 millas desde Dangriga a la Ciudad de Belize fue demasiado caro. Recuerden que el valor de los premios de la carrera Barón Bliss disminuía cada año debido a la inflación. Ya para el momento en que yo era mayor, el dinero del premio no podía pagar el aparejo de los veleros para la regata.

Pero el espíritu competitivo permaneció en la comunidad de pesca y navegación aquí. Mi padre, y vecinos como Artie Barrow, solían competir en botes de “hojas de parra” en el canal cerca del puente Bolton cuando eran niños. En la ciudad capital, había una cultura competitiva de navegación, y se remontaba, en mi opinión, a cómo comenzamos como un asentamiento, con la piratería. Era vital que el velero de un pirata fuera más rápido que su presa, a la que le robaba. Era aún más vital que el barco pirata fuera rápido para que pudiera escapar de los barcos de las autoridades cuyo objetivo era capturarlo y colgarlo. Sólo digo.

Pasé toda mi juventud escuchando historias sobre un velero legendario aquí llamado Poison Arrow. Que yo sepa, nunca compitió en una carrera porque no había ninguna clase en la que pudiera competir. Creo que Arrow medía unos doce metros de largo, y su tamaño era único aquí. Era un barco de vela construido por un tal Gigi Young (tío de Henry Young), según me dijo mi padre, en Cayo San Jorge. Arrow, para repetir, fue una leyenda que salió de Placencia, que se encuentra a 70 millas al sur de la ciudad capital, un largo viaje en velero. En ese entonces no había acceso por carretera a “Point”. Digo que Arrow salió de Placencia porque los Young eran gente de Placencia. Mi padre dijo que Gigi Young trabajó solo, con una azuela, para construir el gran Poison Arrow.

Así que estos han sido algunos antecedentes de mi columna de la semana pasada sobre Estrella, Cruzita y Aventurera. Ya me han informado, y estoy agradecido de haber sido iluminado, que estos barcos eran propiedad de las familias Rodríguez, Marín y Alamilla de Cayo Hicaco. Tengo una cita para hablar con una fuente que me dará más detalles.

En lugares como los Estados Unidos, solo los ricos poseen yates de vela. En Honduras Británica/Belize, muchos barcos que competían el 9 de marzo pasaban el resto del año como barcos de pesca. Pero de nuevo, en mi infancia había barcos construidos solo para correr, básicamente. Los propietarios eran beliceños de clase media (?) como el antes mencionado Artie Barrow, Bill Bowman, Denys Bradley, Karlie Menzies, Telford Vernon, etc. Eran balandras de 16 a 18 pies y embarcaciones tipo gaviota. Supongo que tendrían que incluir a mi padre y a mi tío materno, Buck Belisle, entre la multitud de propietarios de barcos de carreras. ¿Y qué hay de “Russian” Smith? Cuéntenme más, jubilados.

 La cultura de la navegación de Belize, en mi opinión, fue la gran diferencia entre las historias de Guatemala relativamente sin salida al mar y la de Belize marinera. Hoy en día, los guatemaltecos adinerados tienen muchos yates y buscan activamente el “uso y disfrute” de los mares y cayos de Belize. Este es un desarrollo intrigante y sobre el que la mayoría de los beliceños saben muy poco. Aprenderemos más en la Corte Internacional de Justicia, creo.

- Advertisment -

Most Popular

15,000+ dead chickens dumped in Spanish Lookout

SPANISH LOOKOUT, Cayo District, Mon. Apr. 12, 2021-- Thousands of chickens died due to what experts call a typical heatwave-induced stroke this past weekend....

Port of Magical Belize sparks Oceana’s concern

BELIZE CITY, Belize. Wed. Apr 14, 2021-- Numerous cruise port projects being proposed to the Government of Belize have been raising Oceana’s concerns due...

Reacquisition business; protect mangroves

As if we needed more troubles, to add to our precarious situation there has been an uptick in cases of Covid-19, and there are...

New Covid-19 regulations

BELIZE CITY, Thurs. Apr. 15, 2021-- The Government of Belize updated the COVID-19 regulations late Wednesday night. SI No. 43 of 2021 came into...