74 F
Belize City
Saturday, October 16, 2021
Home From the Publisher (En Espanol) From the Publisher en Español

From the Publisher en Español

Debo volver a bajar a los mares
al mar solitario y al cielo,
Y todo lo que pido es un barco alto y una estrella
con cual guiarla;
Y la patada de la rueda y el canto
del viento y la agitación 
de la vela blanca,
Y una bruma gris en la faz del mar,
Y un amanecer gris rompiendo.

– John Masefield en SEA FEVER


La fotografía envejecida de arriba es del balandro Aventurera, mientras se preparaba para la regata del Día de Barón Bliss de 1978.  La foto me fue prestada el domingo por la mañana por Bobby Meighan, un miembro de la familia Meighan del puente Yarborough que compró Aventurera de sus propietarios de Caye Caulker en algún momento de la década de 1970.

Bobby Meighan es el hijo del finado Rudolph “Scientist” Meighan y su esposa, Myrna Belisle Meighan, que es prima hermana de mi difunta madre.
Como les dije hace unas semanas, las legendarias balandras Estrella, Cruzita y Aventurera fueron originalmente propiedad de las familias Rodríguez, Marín y Alamina (no Alamilla, como había escrito; corrección de Paul de Belize) de Cayo Hicaco.

Para mi columna de Pascua de 2021, decidí reproducir material de regatas de veleros de las páginas 150-152 de mi Sports, Sin and Subversion, publicado originalmente en 2008. Aquí va.

En la navegación, Buck Belisle me presentó como uno de los miembros de su tripulación “heng-kin-dola” cuando tenía unos 40 años.  Este negocio de ”heng-kin-dola” significa que uno se inclina desde el costado del barco sobre el mar para equilibrar las cosas cuando el viento es fuerte.  La historia detrás de eso fue así.  Mi papá, que ama los barcos de vela, se vinculó con el diseñador de barcos Gilly Usher alrededor de 1986.  Decidieron que iban a vencer a Dean Lindo y su Ina L, un balandro muy exitoso.  Pero a mi papá no le gusta gastar dinero, y yo no iba a gastar nada del mío para competir contra Dean Lindo a menos que estuviera seguro de ser competitivo.

Mi padre engatusó a mi tío (Buck Belisle), que es el mejor capitán de regata que he visto, para que navegara en el Incredible, pero el barco no estaba equipado de forma adecuada.  El mástil se rompió el día antes de la regata.  Los botes de Lindo siempre están súper aparejados y mi tío quedó mal.

Después de esa debacle, mi tío se me acercó y me pidió (me dijo) que fuera su compañero en una embarcación gaviota, Key Card, para competir contra la entrada de Lindo, Sea Gal, en esa clase.  Lindo nos ganó mal el primer año, pero luego hicimos que Arthur Belisle rediseñara nuestra gaviota.  Mi tío le dio a Santi Castillo especificaciones para un foque que encargarnos, con el logo de Santi. Ganamos el 9 de marzo del año siguiente y comenzamos a dominar la clase.

Al año siguiente, cuando íbamos a defender nuestro titulo el Día de Barón Bliss, los “señores” de la regata actuaron como unos canallas, en mi opinión.  Así que dejé el deporte.  Esto es lo que sucedió.

La navegación a vela se había convertido en un deporte dominado por unos pocos propietarios de barcos: George Brown y Dean Lindo en la clase de balandra;  Brown, Lindo y Eckert Lewis en las lanchas;  y Collet Maheia entre los lanchones.  En los viejos tiempos, los niños habían crecido navegando pequeños botes de madera con “hojas de parra” uno contra el otro en el canal, mientras que Gales Point Manatee y Mullins River, a 18 y 27 millas al sur de la ciudad de Belize respectivamente, eran pueblos de pesca y navegación donde la navegación, que  es tanto una ciencia y un arte, era un rito de paso a la edad adulta.

Cuando era niño, todavía estaban al día los veleros.  Había barcos con motores de combustión interna, como los remolcadores que transportaban troncos o barcazas, y los barcos de pasajeros y de carga que surcaban la costa.  Pero no había motores fuera de borda ni lanchas rápidas cuando era niño.  Eso fue algo que empezó a suceder cuando la pesca de langosta se convirtió en la acción a mediados de los sesenta.

Si bien la tradición de la navegación en Belize se ha desvanecido mucho, la idea de tener el barco más rápido y maniobrable fue fundamental para toda la idea de la piratería, y recuerden, el asentamiento de Belize en la Bahía de Honduras fue fundado por bucaneros. La famosa defensa del asentamiento en 1798 se realizó con veleros.  Hay una historia relacionada con la Regata del 9 de marzo, pero ya para la década de 1980, el tiempo dejaba atrás el deporte, y tanto los propietarios de los barcos como los miembros del comité eran una fraternidad cerrada.  Los propietarios de los barcos empleaban principalmente a hombres del area de “Manantee” para navegar y tripular sus barcos.

Buck Belisle era miembro fundador de esa fraternidad de navegación que ahora participaba como propietario de una embarcación gaviota. Los miembros de su tripulación eran su primo, Karl Belisle; su hijo menor, Dean Belisle; y su servidor, su sobrino.

Apoyé a mi tío en lugar de a mi papá, porque mi papá es un intelectual. Le encantan las ideas y los conceptos. Mi tío es un jugador que da prioridad a la victoria. A mediados de la década de 1980, no podía permitirme perder el tiempo con ideas y conceptos. Ya había tenido suficiente de ser un buen perdedor.

Una de las cosas que lamento en mi vida fue lo que pasó entre Dean Lindo y yo entre 1972 y 1979. ¿Qué puedo decir? Buck Belisle y Dean Lindo son primos hermanos, ex compañeros de equipo del Unity Club y hombres que se admiran mutuamente. No creo que lo que pasó ese 9 de marzo fue promovido por Lindo. Pero él continuó no se opuso.

Ese Día de Barón Bliss en 1988 o 1989, cuando Key Card iba a defender su título de gaviota, el clima era tan malo por la mañana que los hombres del comité cancelaron la Regata. Pero el clima de repente comenzó a despejar alrededor de las 11 a.m. más o menos, y el comité anunció en Radio Belize, entonces la única estación de radio del país, que continuarían con las carreras. Este anuncio fue hecho alrededor de las 12:15 o 12:20 de la tarde.

Key Card salió tarde de Buttonwood Bay para el inicio de la regata frente al hotel Fort George. El comité y nuestros competidores nos vieron venir y comenzaron la regata de todos modos. La ventaja fue demasiado grande: no pudimos recuperarla. Buck Belisle se enfocó en culpar a C. B. Hyde por no sacarnos a tiempo, pero yo pensaba que la gente que navegaba eran unos inutiles. La cancelación original significaba que todo se había vuelto un poco incierto. Además, en los deportes, al campeón defensor se le debe un poco de cortesía, pero yo había visto demasiadas cosas extrañas desde UBAD. Siempre me pasa. Me fui.

- Advertisment -

Most Popular

US to open border with Canada, Mexico starting in early November

The United States will lift restrictions at its land borders with Canada and Mexico for fully vaccinated foreign nationals in early November, ending historic...

PM speaks on Belize’s economy

BELIZE CITY, Thurs. Oct. 14, 2021-- While being interviewed by local reporters yesterday, the Prime Minister, Hon. John Briceño, noted that the country is...

Khalydia Velasquez, Belize International Day of the Girl – “We Belong”

Concacaf.com, Mon. Oct. 11, 2021-- Khalydia Velasquez might be the youngest Belizean player to score internationally in 2018 at IMG Academy but you would...

No bola rolling, but ballers still passing

BELIZE CITY, Mon. Oct. 11, 2021-- There is no football playing in Belize for over a year now due to Covid-19, and the football...