74 F
Belize City
Saturday, October 16, 2021
Home From the Publisher (En Espanol) From the Publisher en Español

From the Publisher en Español

Un problema en los Estados Unidos a mediados de la década de 1960 era que los estudiantes universitarios blancos tenían una muy buena idea de lo que estaba sucediendo en Vietnam (y más tarde en Laos y Camboya) y, en general, estaban decididos a evitar el reclutamiento militar de cualquier forma que pudieran.

El reclutamiento militar estadounidense fue abolido en 1976 más o menos, pero antes de eso, todos los hombres estadounidenses sanos tenían que registrarse para el reclutamiento una vez que cumplían los 18 años.

Lo que estaba sucediendo en Vietnam era que la guerra entre los estadounidenses y sus aliados de Vietnam del Sur contra el Viet Cong que se infiltraba desde el Vietnam del Norte comunista comenzó a escalar rápidamente bajo el presidente de Estados Unidos Lyndon Baines Johnson en 1965. El Pentágono estadounidense necesitaba cuerpos, especialmente para la guerra en el campo en los arrozales vietnamitas.

Muhammad Ali fue despojado de su título mundial de peso pesado en 1967 porque se negó a registrarse para el llamamiento a filas. Ali sabía muy bien que si no lo mataban o quedaba discapacitado en Vietnam, terminaría enganchado a las drogas o lisiado mentalmente de alguna manera.

Cuando visitaba Brooklyn durante los descansos de la universidad en New Hampshire entre 1965 y 1968, tenía yo la sensación de que el joven beliceño corriente no sabía realmente lo que estaba pasando en Nam. Tengo amigos que me dicen que a nuestros jóvenes no les importaba cuál era la realidad en Vietnam: estaban tan desesperados por quedarse en Estados Unidos, calificar para sus documentos y beneficiarse del Proyecto de Ley para los soldados estadounidenses que combatían en la Segunda Guerra Mundial.

Mi opinión personal en ese momento era que prefería irme a casa que ir a pelear en Vietnam. Fue debido a mi diferencia de opinión con la mayoría de los jóvenes beliceños en Nueva York que me di cuenta de que debía haber tenido una ventaja de clase de algún tipo. ¿Por qué Belize parecería mi opción entre 1965 y 1968 cuando casi todos los demás de mi generación beliceña estaban dispuestos a ir a Vietnam?

Para aquellos de ustedes, los beliceños más jóvenes, a quienes les gustaría tener una idea de cómo fue la guerra de Vietnam, les puedo recomendar un par de películas, porque las he visto a las dos: “Full Metal Jacket” y “Forrest Gump”. Creo que “Apocalypse Now” también es una película inspirada en la guerra de Vietnam, pero yo no la he visto.

Vietnam fue probablemente el lugar donde Estados Unidos y la China comunista pelearon su primera guerra sustituta entre sí, Estados Unidos apoyando a los vietnamitas del sur y los chinos apoyando al vietcong/los vietnamitas del norte. (Pensándolo bien, es muy probable que la Guerra de Corea, que comenzó en 1950, fuera la primera guerra sustituta de este tipo entre los estadounidenses y los chinos. Pero yo no soy un experto en estos asuntos). La Guerra de Vietnam comenzó a escalar en grande en 1965, ciertamente.

Vietnam había sido una colonia francesa, pero el ejército norvietnamita, dirigido por el brillante general Giap, había derrotado a los franceses en 1954 en la histórica batalla de Dien Bien Phu. Las potencias occidentales, con Estados Unidos, intentaron evitar la unificación de Vietnam bajo el liderazgo norvietnamita de Ho Chi Minh. El ejército estadounidense sintió que si Ho Chi Minh unificaba Vietnam, otros países del sudeste asiático como Laos y Camboya también caerían en el comunismo. Esta fue la llamada “teoría del dominó”.

Durante muchos años antes de 1965, hubo “asesores militares” estadounidenses que apoyaron al ejército de Vietnam del Sur de diferentes maneras, pero, para repetir, una escalada estadounidense en la participación en Vietnam tuvo lugar en 1965, y la guerra de Vietnam se convirtió en una guerra estadounidense.

En septiembre de 1965, yo era un joven estudiante beliceño que comenzaba la escuela en una prestigiosa universidad estadounidense en New Hampshire. En efecto, aunque no lo sabía en ese momento, yo era un activo estadounidense. El Departamento de Estado de Estados Unidos me había concedido una beca.

Estaba muy agradecido por la beca, debido a un desarrollo que había tenido lugar en la nueva y ampliada Sexta Forma del Colegio San Juan cuando los estudiantes ingresamos al último año de estudios de “Nivel Avanzado” en septiembre de 1964. Un nuevo estudiante se había incorporado a nuestra clase, de la nada. Había sido educado previamente en Jamaica, en un sistema educativo superior al nuestro. Era hijo de un jamaiquino que trabajaba en el servicio civil de Honduras Británica y estaba casado con una dama beliceña de una familia de alto rango que era cercana a la dirección del gobernante Partido Unido del Pueblo (PUP).

Este joven ganaría la Beca Abierta de Honduras Británica de 1965 para nuestra clase y luego se convertiría en un becario Rhodes. Entonces, la evidencia es que era dotado y estaba entrenado.

Cuando el consulado estadounidense ofreció su primera beca a los beliceños a fines de 1964 y principios de 1965, me convertí en uno de los cinco finalistas y terminé recibiendo la beca. No sabía si hubiera ganado la Beca Abierta compitiendo contra el estudiante entrenado en Jamaica. Por eso digo que estaba muy agradecido con el gobierno estadounidense y feliz de salir de Belize e ir a los Estados Unidos.

Hubo beliceños muy inteligentes de mi generación que no pudieron obtener una beca y decidieron tomar la opción de Vietnam. Uno de ellos fue el finado Gerald Patten. Fue compañero de clase en el Colegio Wesley de mi cuñado, Jeff Scott. En una conversación hace uno o dos años, surgió el nombre de Gerald y le dije a Jeff que lo había conocido brevemente durante el concurso de pruebas de la escuela primaria alrededor de 1958. Yo representaba a la Escuela Varonil del Santo Redentor y Gerald representaba la Escuela Primaria Wesley.

Dedico esta columna a la memoria de Gerald Patten, y a todos esos valientes jóvenes beliceños que participaron en el infierno viviente que fue la guerra de Vietnam. Sus historias necesitan ser contadas.

¡Poder al pueblo!

- Advertisment -

Most Popular

US to open border with Canada, Mexico starting in early November

The United States will lift restrictions at its land borders with Canada and Mexico for fully vaccinated foreign nationals in early November, ending historic...

PM speaks on Belize’s economy

BELIZE CITY, Thurs. Oct. 14, 2021-- While being interviewed by local reporters yesterday, the Prime Minister, Hon. John Briceño, noted that the country is...

Khalydia Velasquez, Belize International Day of the Girl – “We Belong”

Concacaf.com, Mon. Oct. 11, 2021-- Khalydia Velasquez might be the youngest Belizean player to score internationally in 2018 at IMG Academy but you would...

No bola rolling, but ballers still passing

BELIZE CITY, Mon. Oct. 11, 2021-- There is no football playing in Belize for over a year now due to Covid-19, and the football...