26.7 C
Belize City
Saturday, August 13, 2022

Who’s JR Smith?

Accomplice in a joint enterprise—or mastermind? By Marco...

No overnight solution to crime in Lake I—DPM Hyde

BELIZE CITY, Mon. Aug. 8, 2022 The...

National Energy Policy to be revised

by Khaila Gentle BELIZE CITY, Mon. Aug. 8,...

La mala educación y el abandono de los beliceños de la base deben terminar

Editorial (En Espanol)La mala educación y el abandono de los beliceños de la base deben terminar

En la IX Cumbre de las Américas, el PM Briceño habló de los problemas existenciales que enfrenta nuestro país, la región y el mundo. Con respecto a los desafíos climáticos, estamos, como muchos otros países, experimentando inundaciones y sequías prolongadas sin precedentes. Con respecto al costo de vida, nunca ha sido tan alto, y el costo de los bienes, especialmente los importados, está subiendo casi a diario.

   Algunas estimaciones sitúan el poder adquisitivo de un dólar beliceño en aproximadamente el 70% de lo que era hace unos años. Durante más de una década, los incrementos salariales para los empleados públicos no se han mantenido a la altura de los aumentos del costo de vida. Los pequeños cañeros y cítricos no han tenido un buen día de pago durante mucho tiempo. En el caldero de las zonas urbanas de Belize, especialmente en la Zona Sur de la Ciudad de Belize, la violencia y las actividades ilegales han aumentado a medida que las personas luchan por sobrevivir.

   Los ricos están pasando el mejor momento de sus vidas mientras devoran las propiedades de los pobres y aprovechan el dinero más barato que el Gobierno de Belize pone a disposición, pero para las masas el sufrimiento es grande. Los beliceños de la base, aquellos cuya ascendencia se extiende hasta y antes del nacimiento del movimiento nacionalista, tienen todas las razones para preguntar por qué luchaban sus padres. Nuestros líderes desde que nos independizamos no son del todo responsable por nuestra presente situación desesperada, pero si hubieran tenido una mejor visión educativa y no hubieran abandonado a los agricultores beliceños de la base que no se dedicaban a la agricultura de exportación, nuestra gente habría sido mucho más resistente financieramente, mucho mejor preparada para esta crisis.

   Se ha invertido demasiado poco en educación vocacional en el nuevo Belize. Mientras que el antiguo sistema de aprendizaje producía costureras, mecánicas, maquinistas, electricistas, zapateros, agricultores, pescadores, plomeros, carpinteros, albañiles, parteras, personas con las habilidades esenciales para construir una nación, nuestro sistema educativo actual se enfoca en capacitar a nuestra gente para ser servidores y realizar trabajos administrativos. El liderazgo actual ha indicado que habrá una nueva visión. Nuestro sistema educativo debe darle a nuestra juventud las herramientas que sacarán a nuestro país de la pobreza, a ese lugar donde todos ganamos. Sería una tragedia si lo que obtenemos es el mismo plan de estudios, con ropa nueva.

   A medida que trabajamos por un mañana mejor, existe el aquí y el ahora, y aunque todos los beliceños son importantes, el enfoque principal debe estar en los hijos de las personas cuyos padres aceptaron el sueño de la independencia y se sacrificaron para hacerlo realidad. Mientras nos preparamos para el mañana, nuestra gente tiene que comer alimentos sanos y vivir en hogares con comodidad y seguridad.

   Hubo cierto pavoneo aquí cuando se afirmó en la 52ª reunión anual del Banco de Desarrollo del Caribe que somos uno de los tres países del Caribe que producen el 50% de los alimentos que consumen, pero si George Price volviera de visita y mirara en algunas ollas para ver cómo está su gente, ¿qué encontraría? ¿Encontraría al 50% de nosotros comiendo ramen y salchichas de pollo? No es tan difícil poner arroz integral, frijoles, verduras, frutas, carne de res, aves de corral, pescado y cerdo en las mesas beliceñas. Para que eso suceda, todo lo que el Gobierno de Belize tiene que hacer es regresar, donde dejó las cosas, cuando nuestros líderes descuidaron a los agricultores beliceños de la base.

   El actual grupo de expertos en agricultura ha ganado muchos puntos por abrir puertas a los agricultores establecidos, pero no se está haciendo lo suficiente por los que fueron abandonados por gobiernos anteriores y por los nuevos sin capacitación que luchan por la independencia alimentaria.

   La versión local de la Revolución Verde no comenzó con el movimiento nacionalista. El lobby por un cambio de la tala a la agricultura comenzó mucho antes. Los archivos están repletos de investigaciones realizadas por expertos para encontrar los cultivos y el ganado que eran viables en Belize. La Junta de Comercialización se estableció en 1948 y, poco después, se estableció Central Farm, la estación de investigación más importante del país.

   En la versión local de la Revolución Verde, en su apogeo en la década de 1970, se enfatizó la agricultura cooperativa. Dinámicos demostradores agrícolas visitaron a los trabajadores forestales tradicionales y desplazados convertidos en agricultores, introduciendo nuevas variedades de plantas y animales de granja, y enseñándoles prácticas modernas. El gobierno adquirió tierras ociosas y distribuyó parcelas agrícolas a los beliceños sin tierra, particularmente en el norte y el oeste. El gobierno extendió los servicios de maquinaria a los agricultores a precios fuertemente subsidiados.

   Todo eso se fue por la ventana cuando alguien gritó, ¡comunismo! Es posible que agentes locales de izquierda se estuvieran acercando demasiado a sus colegas en Guatemala, quienes estaban involucrados en una terrible guerra civil. Los beliceños tenían poco interés en seguir el camino comunista. Eran tiempos difíciles, pero en la víspera/en la era de la independencia, los beliceños tenían esperanzas, creyendo en la promesa de que con ese cambio de estatus vendría la prosperidad.

  Las cooperativas de agricultores colapsaron, el Gobierno abandonó su apoyo a los agricultores tradicionales y nuevos, y la industria agrícola cayó en el regazo de nuestro grupo menonita, que era mucho más “comunista”, mucho más cooperativista que cualquier otro grupo en Belize. Agricultores tradicionales y nuevos fueron abandonados. Muchos de sus hijos emigraron a las zonas urbanas. Hoy, están al final del montón; son sus ollas las que tienen ramen y salchichas enlatadas dentro.

   El Gobierno necesita volver a donde dejó las cosas. El Gobierno debe construir silos; identificar y alentar a los beliceños de la base en las áreas rurales para que se involucren en la producción de granos; investigar más sobre la producción de alimentos para aves de corral, cerdos y tilapia; subsidiar los costos de maquinaria; y devolver los servicios de extensión agrícola a aquellos días en que estábamos tan llenos de esperanza.

   El Gobierno debe esforzarse más en mantener bajos los costos para la gente, y un buen comienzo sería extender el control de precios a TODOS los alimentos producidos localmente bajo control monopólico. Actualmente, en las industrias monopólicas los precios no se fijan en comparación a las importaciones extranjeras, algunas de las cuales tienen precios inflados porque están sujetas a numerosos aranceles.

   El programa de vivienda del Gobierno está en el camino correcto, pero en la escala equivocada. Podríamos expandir el programa si encontramos una manera de utilizar materiales con potencial de construcción que abundan en Belize. Si llorar ayuda, es una tragedia que nuestros bosques han sido agotados y no puedan contribuir mucho a la construcción de las casas que necesitamos desesperadamente. Cualquier madera que haya, y en su mayoría es importada, solo los ricos pueden comprarla. Nuestros líderes tienen que identificar más financiamiento y hacerlo disponible al menor costo posible para los beliceños menos favorecidos.

   Parece una eternidad que se le pide al pueblo beliceño mantenerse esperanzado. El caos social en ciertas áreas muestra que la esperanza flaquea. Los tiempos son difíciles y el bienestar de cada persona en Belize es motivo de preocupación. Pero el enfoque debe estar principalmente en los beliceños de la base, aquellos cuyos antepasados ​​​​se sacrificaron para construir esta nueva nación.

Check out our other content

Who’s JR Smith?

National Energy Policy to be revised

Check out other tags:

International