74 F
Belize City
Saturday, October 16, 2021
Home Editorial (En Espanol) La prioridad es la comida

La prioridad es la comida

Desde que comenzó la pandemia hemos estado esperando que los turistas regresen en gran número a nuestras costas, y el reciente desarrollo de vacunas que pueden dar niveles aceptables de inmunidad al virus que está causando la pandemia da motivos para cierto optimismo. Sin embargo, algunos expertos han sugerido que incluso si los programas de vacunación tienen éxito, no será hasta 2024 cuando un gran número de personas a las que les gusta viajar se sentirán lo suficientemente cómodas como para abordar un avión o un barco para visitar otras partes del mundo nuevamente.

Nuestra economía se está tambaleando y seguirá tambaleándose hasta que la industria del turismo comience a operar de nuevo con todos sus cilindros. Si la próxima temporada turística es tan mala como la actual, el 2022 será un año muy malo, y si no es hasta el 2024 que la industria se recupere por completo, las cosas podrían ponerse tan mal que nuestro departamento de policía podría no ser capaz de mantener el orden. La única forma en que podemos evitar tal catástrofe es si actuamos ahora para prepararnos para lo peor.

Mucha de nuestra gente no estaba recibiendo suficiente comida de calidad antes de que comenzara la pandemia en marzo, y cada día su situación empeora. Un informe del Banco Mundial a principios de este mes indicó que incluso antes del Covid-19, el costo de los alimentos estaba causando hambre crónica y aguda en muchas áreas del mundo. El informe dijo que el precio de los alimentos “subió cerca del 20% en el último año (enero de 2020-enero de 2021)” y que los precios de los alimentos permanecerán volátiles durante algún tiempo.

El nuevo gobierno prometió en su manifiesto 2020-25 que “nombraría una Comisión para desarrollar un Plan Nacional de Seguridad Alimentaria dentro de los primeros tres meses en el cargo” y nuestra observación es que hay un plan en acción, un plan que se enfoca en nuestros productores de alimentos tradicionales. Desafortunadamente, el plan no aborda las necesidades de las miles de personas que no tenemos el dinero para comprar alimentos.

Cuando comenzó la pandemia, nuestros líderes dijeron que Belize tiene seguridad alimentaria, pero si eso fuera así, ¿por qué tanta gente luchaba por la comida y por qué tantos beliceños comen comida barata y dañina?

El grupo menonita ha hecho bien y ha superado a todos los demás grupos para apoderarse del mercado de arroz, frijoles, maíz, pollos, huevos, leche, los alimentos básicos para la mesa beliceña, mientras que el gobierno ha dado incentivos a los grandes agricultores locales y corporaciones extranjeras que producen cultivos para la exportación.

Hay grupos en nuestro país que tienen un suministro abundante de alimentos, pero para algunos de nosotros, para muchos de nosotros, eso es como “agua, agua por todas partes, pero ni una gota para beber”. El único consuelo que pueden obtener los que tienen muy poca comida del hecho de que existe comida en el país, es que el gobierno podría apoderarse de lo que tienen los grupos individuales y distribuir algo a los que no tienen, pero eso solo podría suceder en un estado de emergencia.

Una y otra vez, estudios han demostrado que comer bien es la mejor defensa contra las enfermedades, todas las enfermedades. Nuestra gente debe tener comida, abundante comida sana. En este momento, el gobierno está comprando alimentos para quienes lo necesitan, pero el erario público está muy escaso de efectivo, por lo que a medida que pasa el tiempo, la canasta de alimentos se vuelve más magra y menos nutritiva.

Muchas veces hemos escuchado a nuestros líderes, tanto en el ámbito empresarial como en el político, decir que tenemos que tener iniciativa, lo que significa que en los negocios tenemos que probar enfoques diferente para mejorar nuestros resultados, y en el gobierno que debemos probar diferentes enfoques para entregar los bienes y servicios al pueblo. Aún nos falta ver que nuestros nuevos líderes son capaces de cambiar de rumbo.

En este momento, realmente debemos aplicar un nuevo pensamiento, y en ese sentido, el gobierno podría considerar las siguientes sugerencias. A más largo plazo, el gobierno debe alentar a los ganaderos del país, grandes y pequeños, a introducir toros lecheros, para cambiar parte del énfasis de la producción de carne a la producción de leche.

A corto plazo, el gobierno debería embarcarse en el establecimiento de fincas de mil acres en cada distrito, y la mayoría de los cultivos deben ser aquellos con una vida útil prolongada, como el ñame, camote y yuca, que se pueden conservar como harina. Estas fincas deberían establecerse para proporcionar alimentos a los beliceños que no tienen ingresos y no están inmediatamente en condiciones de cultivar la tierra.

Cualquier preocupación de que las fincas estatales reduzcan las ganancias de los agricultores privados debe dejarse de lado, porque los alimentos producidos irían a familias que no tienen dinero para ir al mercado. Cualquier temor de nuestros líderes de que nuestro país pueda ser etiquetado como demasiado de izquierda, demasiado socialista, debe dejarse de lado, porque los líderes tienen que hacer lo que sea necesario para salvar a su gente, y será solo por un tiempo, solo hasta que nosotros salgamos de esta crisis.

Debido a que Belize ha estado alentando la demolición de grandes superficies para producir granos y cultivos para la exportación, la fauna nativa ha sido expulsada de sus hábitats y esto ha resultado en una mayor presión de plagas para los pequeños agricultores en todo el país. En lugar de destruir la vida silvestre que diezmaría el camote, la yuca y el ñame en nuestras fincas de mil acres, podemos utilizar manos que han estado inactivas debido a la pandemia para repelerlos.

Otra fuente de trabajo para estas fincas puede provenir del grupo de personas no violentas que han caído en el sistema penitenciario. La utilización de nuestra abundante mano de obra desocupada reduciría drásticamente el dinero gastado en producir estos cultivos.

Será difícil para el gobierno encontrar tierras de fácil acceso que sean buenas para la producción de cultivos, y realmente no deberíamos arrasar más parcelas grandes en nuestro país, por lo que para un proyecto como este, el gobierno podría alquilar tierras, la mayoría de ganaderos que tienen tierras de grado A bajo pastos.

No hay nada sobre la producción de alimentos que sea ciencia espacial. El noventa y nueve por ciento de la diferencia entre una finca de un acre y una finca de mil acres son insumos, y en todo nuestro país el Ministerio de Agricultura tiene técnicos en su empleo que tienen las habilidades técnicas para operar fincas de este tamaño.

Una vez finalizada la crisis, las tierras alquiladas pueden ser devueltas a sus propietarios, con suerte para que se utilicen para producir cultivos para el mercado de exportación y el consumo local, porque no es una buena práctica poner tierras agrícolas de primer grado bajo pastos.

- Advertisment -

Most Popular

US to open border with Canada, Mexico starting in early November

The United States will lift restrictions at its land borders with Canada and Mexico for fully vaccinated foreign nationals in early November, ending historic...

PM speaks on Belize’s economy

BELIZE CITY, Thurs. Oct. 14, 2021-- While being interviewed by local reporters yesterday, the Prime Minister, Hon. John Briceño, noted that the country is...

Khalydia Velasquez, Belize International Day of the Girl – “We Belong”

Concacaf.com, Mon. Oct. 11, 2021-- Khalydia Velasquez might be the youngest Belizean player to score internationally in 2018 at IMG Academy but you would...

No bola rolling, but ballers still passing

BELIZE CITY, Mon. Oct. 11, 2021-- There is no football playing in Belize for over a year now due to Covid-19, and the football...