28.9 C
Belize City
Friday, March 1, 2024

“Flavors of Abstract Art” exhibition unveiled in Belmopan

Photo: Tom Sharp, abstract artist by Kristen Ku BELMOPAN,...

Belize: “Israel should withdraw entirely from Palestinian Territory”

Photo: H.E. Assad Shoman Nations from across the...

KREM Television to become X TV

by Katie Numi Usher BELIZE CITY, Thurs. Feb....

Los beliceños saben cómo celebrar la Navidad

Editorial (En Espanol)Los beliceños saben cómo celebrar la Navidad

Es tiempo de Krismos (Navidad en criollo), y dondequiera que se acepta a Jesús como Señor y Salvador es un momento especial, porque es la celebración de Su cumpleaños. En Belize, nadie, ni los beliceños que no son cristianos, ni los cristianos que por su razón no celebran el nacimiento de Jesús el 25 de diciembre, pueden escapar de quedar atrapados en la energía que gira en torno a la Navidad. Nuestro país entró en exitencia gracias al palo campeche y luego a la caoba, y hasta 1950 nuestra economía se basó en el bosque. La mayoría de nuestros antepasados eran leñadores y chicleros, y durante muchos meses estuvieron separados de sus familias. No regresaban a casa hasta Navidad.

En su apasionante cuento, “La Navidad que fue antes”, publicado en la segunda edición de Lecturas de la historia de Belize, Gladys Stuart abrió nuestro apetito con “pasteles negros cargados de frutas [que] se horneaban con semanas de anticipación y se saturaban con ron para mantenerlos húmedos”, y mercados que cobraban vida “con aves: gallinas, patos y pavos”. Nadie se escapaba del arduo trabajo que implica prepararse para el gran día. Ella escribió: “Se fregaba todo lo que estaba hecho de madera: pisos, paredes, alféizares de ventanas, sillas, mesas, estantes, bancos e incluso cajas utilizadas como asientos. Las sillas y las mesas se barnizarían más tarde”.

Sobre la fiesta de la víspera del gran día, escribió: “El municipio cobraba vida con el redoble de los tambores… Grupos de amigos se reunían en una casa con los muebles pegados a las paredes, dejando un espacio abierto para festejar [bram en inglés]… una sesión de festejo en una casa podía durar entre media hora, hasta tres o cuatro, dependiendo de la cantidad de comida y licor servido, [y] cuando se consumía la comida y la bebida, todo el grupo pasaba a otra casa”.

En las aldeas, los preparativos caseros para el gran día incluían la reparación del techo de paja y la decoración de los takeda (paredes de las casas hechas con palos de Moho unidos por ti-tai) con seleccionadas fotografías recopiladas de periódicos y revistas a lo largo del año. Al igual que en los municipios, se horneaban pasteles. La víspera de Navidad se asaban al aire libre cerdos, pavos y carne de caza. En las casas donde los aldeanos se reunían para festejar, el plato principal eran los suculentos tamales de cerdo. Y al igual que en nuestros municipios, se bebía y se hacía música y se bailaba, se festejaba de casa en casa.

Sólo en unos pocos lugares es exactamente igual que en tiempos pasados. Pero aún celebramos con entusiasmo. Los beliceños todavía sabemos cómo celebrar Navidad.

Hay quienes señalan el consumo excesivo de alcohol en esta época, y es preocupante, sobre todo porque algunos quieren conducir en estado de ebriedad, y representan un peligro para ellos mismos (y sus familias), quienes viajan con ellos y otras personas inocentes en las carreteras. Este tipo de comportamiento debe desalentarse. Debemos aprender a divertirnos de forma segura.

Es esa época del año en la que el mundo se enamora. ¡Una Navidad segura y bendecida para todos!

Los trabajadores deben ejercer presión para obtener acciones de PBL

Si vamos a ser duros con alguien en este mundo, debe ser con el liderazgo, porque los impactos de las decisiones de los líderes llegan muy, muy lejos. Ignorar a los trabajadores no fue algo bueno cuando un gobierno PUP privatizó el puerto en la Ciudad de Belize hace unos 20 años. Asegurar acciones para los trabajadores de PBL (Port of Belize Ltd.) habría sido coherente con las raíces del PUP, ya que nació del movimiento laboral de Belize. Lo que hizo el PUP de 1998-2003 fue una traición. Es posible que el partido no haya actuado conscientemente. La privatización involucró a “personas importantes”, los millonarios, y aquellos involucrados en el proceso podrían haberse sentido atolondrados.

Es una buena noticia que el puerto vuelva a estar en manos públicas, a pesar del alto precio que pagamos por él. Se podría esperar que los representantes de los trabajadores, el Sindicato Cristiano de Trabajadores (CWU, en inglés) se mostrara más optimista en su conferencia de prensa posterior al emocionante anuncio. Pero tal vez tengan motivos legítimos para seguir nerviosos, después de haber sido pasados por alto por el Gobierno de Belize cuando privatizó el puerto y luego haber sido golpeados por la receptoría.

Los trabajadores de PBL deben presionar al gobierno para que les proporcione un vehículo a través del cual puedan adquirir acciones de la empresa. El cambio vendrá. PBL adquirirá nuevas máquinas y equipos para mejorar la eficiencia. Esto debería conducir a mejores condiciones laborales y salarios para los trabajadores. También podría provocar el desplazamiento de trabajadores no especializados. Si la gestión del PBL es buena, se crearán nuevos puestos de trabajo. Como mínimo, los trabajadores que tienen que encontrar empleo en otro lugar deberían tener asegurados los dividendos de un PBL rentable y bien administrado.

Los trabajadores y la clase mercantil no son compañeros de cama. En particular, el personal interino que el Gobierno colocó en puestos de alta dirección en PBL proviene de la clase mercantil. El PBL, de propiedad pública, también es suyo, pero es posible que ese grupo no merezca un puesto destacado. Es necesario recordarles algunos hechos.

La organización de comerciantes, Cámara de Comercio e Industria de Belize (BCCI en inglés), votó a favor de Waterloo para construir un puerto de cruceros en PBL. La BCCI actuó de mala fe, con total desprecio por el consejo experto de la rama ambiental/científica del NEAC (Comité Nacional de Evaluación Ambiental), que declaró que el puerto de cruceros previsto por Waterloo podría tener desastrosas consecuencias ambientales. Es comprensible que su visión se viera nublada por su balance. Y Covid-19 ha dejado a muchos de nuestros empresarios aturdidos. Vieron su estrecha agenda, que es importante pero nunca debe prevalecer sobre el bien nacional.

El NEAC no frustró a Waterloo porque estaba consumido por la mala voluntad y una mala mente. Existían serias preocupaciones sobre el dragado masivo: la posible exposición nociva de nuestro sistema de arrecifes a los sedimentos y la eliminación de cantidades masivas de sedimentos. Con respecto a los impactos ambientales directos en la Ciudad de Belize, hubo preocupación de que los desechos del dragado pudieran obstruir los estanques de alcantarillado que abastecen el área, preocupación por la mayor exposición de la ciudad a los daños causados por las olas de los huracanes y preocupación por los monstruosos barcos que atracarían tan cerca de la ciudad.

Si el proyecto Waterloo hubiera recibido el visto bueno del NEAC, los residentes de la Ciudad de Belize pronto habrían descubierto por qué los venecianos insisten en que los grandes cruceros no atraquen en su ciudad. Los grandes barcos del mundo, algunos de más de mil pies de largo y 200 pies de alto, que transportan más de 5.000 pasajeros, no sólo habrían arruinado la vista desde la costa de la ciudad, sino que habrían contaminado y reducido gravemente la calidad del aire en la antigua capital.

El puerto de Big Creek no debería haberse quejado

Los administradores del Puerto de Big Creek (PBC), propiedad de Banana Enterprises Ltd., han expresado su preocupación al Primer Ministro por la adquisición de PBL por parte del Gobierno de Belize. La dirección de PBC dijo que asumieron riesgos importantes para mejorar sus instalaciones y perciben que PBL pasando a propiedad del gobierno podría ser una amenaza.

Durante décadas, el azúcar de Tower Hill se exportó a través de PBL. Recientemente, se hicieron inversiones en PBC para manejar azúcar a granel y se hicieron cargo de la exportación de la mayor parte del azúcar producido en Tower Hill. Debe estar colgando sobre PBC que perderán este negocio. Pero que el azúcar se saltara a PBL hacia PBC, que por carretera está casi tres veces más lejos de Tower Hill, sólo podría ser temporal. ¿Debía el gobierno ignorar la eficiencia para que PBC pudiera crecer? ¿Cuánto tiempo sobreviviría la industria bananera si se cerrara el puerto de Big Creek y las cajas de frutas tuvieran que llegar al puerto de la Ciudad de Belize?

Banana Enterprises Ltd. se arriesgó con sus inversiones. Si un chico se arriesga con una chica que sabe que ama a otro chico, el intruso no debería quejarse si la chica vuelve con su verdadero amor. El azúcar de Tower Hill circunvalando PBL por PBC no fue financieramente sólido, no fue un uso práctico de nuestras carreteras y aumentó la contaminación de nuestro medio ambiente.

Check out our other content

Bladen 12 trial continues

Man charged for Corozalito murder

Jamie Usher and BHS lawyer-up!

Belize off the EU’s blacklist!

Check out other tags:

International