74 F
Belize City
Monday, November 30, 2020
Home Editorial (En Espanol) No nieguen a las personas infectadas con Covid-19 el derecho a votar

No nieguen a las personas infectadas con Covid-19 el derecho a votar

En una conferencia de prensa virtual celebrada el viernes, el primer ministro interino Dean Barrow sorprendió a la nación con el anuncio de que el Comité Nacional de Supervisión había decidido que las personas que dan positivo en la prueba de Covid-19 y no hayan completado el período de cuarentena obligatorio no podrán votar en las elecciones programadas para el 11 de noviembre. Dos razones dadas son que las personas que están en cuarentena no pueden interactuar con el público, y también que probablemente provocaría que las personas que no están infectadas con el virus se mantengan alejadas de los centros de votación.

Estamos en territorio desconocido y, naturalmente, se cometerán errores, con suerte siempre debido a una sobreabundancia de precaución.  También esperamos que las decisiones que sean defectuosas se mejoren o reviertan, ya que el riesgo de resultados incorrectos podría hacer que algunos beliceños demoren en hacerse la prueba.

Estamos en territorio inexplorado, y recientemente las autoridades, a través de un Instrumento Estatutario (IE), ordenaron que se entregue al Ministro de Seguridad Nacional una lista de los nombres de todas las personas que se infectan con COVID-19.  El IE fue enmendado porque el Director de Servicios de Salud, el Dr. Manzanero, se opuso a la directiva porque consideró que, si los nombres se divulgaban al Ministro, se disuadiría a los miembros del público de hacerse la prueba.

Sin rodeos, creemos que muchos ciudadanos no confían en las fuerzas de seguridad ninguna de sus informaciones personales, porque a lo largo de los años elementos nefastos, por motivos personales o al servicio de líderes políticos inescrupulosos, han pisoteado los derechos de los ciudadanos con impunidad.

Estamos en una pandemia, y la decisión sobre qué personas nos llevarán a un terreno seguro y quién resucitará nuestra economía para que podamos atender las necesidades de nuestra gente y evitar que nos endeudemos más, es fundamental.  Sabemos cuánto impacto puede tener un gobierno en nuestras vidas, y después de que vayamos a las urnas, el partido que gane puede tener las riendas durante cinco años.  Hacer que las personas infectadas con COVID-19 no sean elegibles para votar podría no afectar el resultado de las elecciones, pero negarles a las personas ese derecho podría resultar en muchos beliceños descontentos durante cinco largos años.

Hay beliceños que estuvieron en el extranjero, porque estaban de vacaciones, o porque estaban ausentes para estudiar o recibir tratamiento médico o por otras razones saludables, que no pudieron regresar a Belize para reinscribirse debido a la pandemia del COVID-19. La entrada a Belize ha estado severamente restringida desde abril de este año, y si bien ha habido cierta facilidad en las restricciones para la entrada por aire, desde el 1 de octubre, las fronteras terrestres permanecen cerradas.

Es comprensible que los beliceños que estaban interesados en votar y no pudieron inscribirse debido a las restricciones de movimiento estén descontentos por perder el sufragio para estas elecciones generales; sin embargo, no es imposible que se les abra una ventana. En otro trozo de territorio inexplorado, hay un desafío intrigante, una aplicación para una orden judicial presentada en los tribunales para que se realice un ejercicio de redistribución antes de que se celebren las elecciones generales. Mientras esperamos que se resuelva este asunto, debemos señalar que si se concede la medida cautelar, es probable que las elecciones generales se retrasen, y esto podría permitir que las personas que no pudieron inscribirse lo hagan.

La situación de los beliceños en el exterior es muy diferente a la de los beliceños que estaban encerrados, no excluidos en el extranjero, debido a las medidas necesarias para contener la pandemia. Los beliceños en casa que estén interesados en ejercer su derecho al voto ya han completado todos los requisitos para votar.

Si es para adelanta a toda velocidad hacia el 11 de noviembre, es importante recordar que COVID-19 no es selectivo; la enfermedad no favorece a los miembros de ningún partido político, por lo que si el edicto se mantiene, no debería afectar el resultado de las elecciones. Sin embargo, una vez más, esta decisión no puede sentar bien con los beliceños que están listos para votar, y no creemos que sea necesario negarlos.

El argumento de que los beliceños tendrán miedo de ir a las urnas si se permite votar a las personas con COVID-19 no es vacío, pero esta extraña y peligrosa enfermedad también es transmitida por personas asintomáticas, lo que significa que nadie tiene un certificado de buena salud. Cuando vayamos a las urnas, habrá personas en la fila que estén infectadas de COVID-19 y no lo sepan, así que debemos tratar a todos como si fueran contagiosos.

Dudamos en ofrecer alguna solución, porque a lo largo de los años nuestros líderes han demostrado que solo entretienen ideas que emanan de su propio círculo, pero como no es original prever la votación durante un período que se extiende más allá de un día, pedimos humildemente a las autoridades que consideren eso. En un ejercicio muy controlado, podríamos permitir que las personas positivas al COVID-19 voten el 10 de noviembre, y aquellos que no temen el estigma supuestamente temido podrían ir a las urnas y hacer su X.

Podrían contactar a las autoridades sanitarias de su zona, y un vehículo propiedad del gobierno, tal vez con un conductor que se haya recuperado de la enfermedad, podría recogerlos y transportarlos a su zona de votación para que puedan ejercer su derecho al voto. Hay más de 100 áreas de votación en Belize, y si en noviembre tenemos mil personas positivas como las tenemos en este momento, y todos son adultos que están interesados en votar y no tienen miedo de que otros sepan que tienen la enfermedad, no tendríamos más de diez personas votando en cualquier área de votación ese día, 10 de noviembre.

Esta insistencia en la privacidad si uno ha dado positivo por Covid-19 es interesante. Dado que COVID-19 es tan fácil de contraer como la gripe, ya debería haber perdido su estigma. Carajo, el Primer Ministro del Reino Unido lo tenía. El presidente de los Estados Unidos lo tenía.

Esta enfermedad COVID-19 es tan generalizada como la influenza, y eso significa que generaciones tendrán que vivir con ella, al igual que la gente en nuestra parte del mundo ha tenido que vivir con malaria y ahora tiene que vivir con dengue. Las razones por las que debemos esforzarnos especialmente para no contraer COVID-19 son que es una enfermedad muy peligrosa y nuestro sistema de salud no tiene la capacidad para manejar a muchas personas enfermas.

Debemos trabajar duro para contener la enfermedad y, a veces, se deben tomar decisiones difíciles, pero Belize es un país demasiado pequeño para que no podamos organizar fácilmente el voto de las personas positivas por COVID-19. Esperamos que las autoridades revisen esta decisión de no permitir que las personas que están en cuarentena puedan votar.

- Advertisment -

Most Popular

Two men murdered on southside Belize City

BELIZE CITY, Wed. Nov. 25, 2020-- Two men were murdered yesterday evening, Tuesday, on the southside of Belize City. Floyd Carter, 45, of a Signa...

Confirmed! Merger of Belize Bank and Scotiabank a “go.”

BELIZE CITY, Thurs. Nov. 26, 2020-- In a Cabinet brief dated November 25, the Government of Belize confirmed that the merger between Belize Bank...

PC Michelle Brown murder trial commences

BELIZE CITY, Thurs. Nov. 26, 2020-- Back in October of 2018, 10 months after career barber Fareed Ahmad, 39, was shot and killed in...

Brother murdered a day after sister’s burial

BELIZE CITY, Wed. Nov. 25, 2020-- The Amoa family, who reside in the Lake Independence area of Belize City, are today grappling with the...