28.3 C
Belize City
Thursday, July 18, 2024

YWCA elects new Board of Directors

by Charles Gladden BELIZE CITY, Wed. July 10,...

BCC and Peak Outsourcing sign MOU

by Charles Gladden BELIZE CITY, Wed. July 10,...

Belize’s National Assembly welcomes new Acting Clerk

by Kristen Ku BELIZE CITY, Tues. July 2,...

No tan pobre como pensábamos: la economía se ve bien

Editorial (En Espanol)No tan pobre como pensábamos: la economía se ve bien

¿Es nuestro gobierno actual el más trabajador que hemos tenido? La respuesta a eso es que podría serlo. ¿Ha mejorado enormemente la economía desde que el actual gobierno asumió el cargo en noviembre de 2020? La respuesta a eso es un sí definitivo. ¿Es este el gobierno menos corrupto que hemos tenido desde la independencia? Sin nuestros órganos de vigilancia en pleno funcionamiento, todo lo que tenemos para juzgar son las apariencias y, en base a eso, muy bien podría ser así.

En su presentación presupuestaria la semana pasada, el primer ministro John Briceño habló con orgullo de los logros de su gobierno desde que asumió el cargo, y desde la infraestructura hasta las tierras, los deportes, la educación y las finanzas, en todas las esferas nuestros líderes están haciendo el trabajo. Los tiempos definitivamente requieren este tipo de energía. Ningún gobierno en Belize asumió el cargo en un período más difícil. Afortunadamente, la pandemia de Covid-19 se ha aliviado y todo el país de Belize ahora está abierto para los negocios.

El valiente nuevo gobierno está abordando tareas impopulares. Entre otras cosas, el gobierno está trabajando en una difícil reforma de las pensiones y una mejora urgente del sistema de transporte público. El nuevo gobierno está ampliando el Seguro Nacional de Salud (NHI por sus siglas en inglés), aumentando el número de personas que tendrán acceso subsidiado a la atención primaria de la salud. Hay esperanza en el enfoque múltiple del crimen, y hay vítores por más subsidios para los estudiantes que provienen de familias no tan acomodadas, inversiones que nos acercan a la promesa de la educación gratuita.

El Gobierno de Belize actuó con audacia el año pasado, entregando un aumento del salario mínimo largamente atrasado, restaurando los salarios de sus empleados a lo que eran en 2020 y, a partir del 1 de abril, descongelando incrementos que habían estado congelados desde 2020. Estos movimientos han puesto/pondrán más dinero en los bolsillos de los beliceños, dinero que impulsará la economía, especialmente si se gasta en la compra de bienes hechos en casa y en inversiones en negocios.

Nuestra economía ha mejorado mucho desde que el PUP asumió el poder. Tenía que hacerlo. Cuando el PUP asumió el cargo, Belize estaba en bancarrota, virtualmente encerrado debido a la pandemia. El primer ministro dijo que el año pasado el valor de nuestras exportaciones nacionales aumentó en $46 millones, nuestra tasa de desempleo cayó a un mínimo sin precedentes del 5 % y 7478 nuevos empleos fueron creados. Nuestra relación deuda/PIB se ha reducido a la mitad y el turismo se ha recuperado por completo. Si bien en el sector agrícola no ha habido mucha o ninguna mejora en los cítricos y los camarones cultivados, y la industria bananera ahora también está luchando, se alienta a los agricultores que producen para el mercado local, aunque el costo de sus productos ha superado los bolsillos de muchos debido a la fuerte inflación. El gobierno dice que es “la magia, la maravilla del Plan Belize” lo que está detrás de nuestros destacados logros económicos. El FMI y el Banco Mundial coinciden en que nuestra economía se está desempeñando satisfactoriamente.

Si todo eso no es suficiente dopamina para nosotros, también aprendimos que el Instituto de Estadísticas de Belize, usando el nuevo índice de pobreza multidimensional que fue desarrollado por la Iniciativa de Desarrollo Humano y Pobreza de Oxford, ha determinado que “68,000 beliceños menos son pobres”. Hay mucho que discutir sobre esta nueva evaluación de la pobreza. En pocas palabras, es un ejercicio integral que va más allá de medir la pobreza en términos monetarios. Si bien físicamente no cambia nada directamente, tiene sus méritos, y el premio principal probablemente vaya a los ricos. Hay algo para ellos en que los pobres piensen que no están tan desposeídos como pensaban.

Se podría acusar al primer ministro de efusividad cuando declaró que “la economía está creciendo, expandiéndose en 2022 en un 12,4 por ciento estimado, más de 10 veces la tasa de crecimiento anual promedio del 1,7 por ciento experimentada bajo la administración UDP”, pero él y su partido se han ganado el derecho a un poco de champán. Puede que haya sido demasiado exuberante cuando dijo que si continuamos en nuestro camino actual “con la tasa de crecimiento experimentada y proyectada bajo mi administración, nuestra economía se duplicará en apenas unos diez años”, porque ahí hay un problema importante.

El hecho es que estamos siendo impulsados por dos industrias: el turismo, que es frágil y no puede crecer mucho más sin destruir nuestro producto, y las empresas de externalización de procesos empresariales, otra industria frágil, que está amenazada por el rápido avance de la IA (Inteligencia Artificial). De hecho, estamos “disfrutando” de un pequeño respiro debido a estas dos industrias, y para que Belize avance, tenemos que buscar otras formas de ganar.

El mayor apoyo del Gobierno de Belize a las MIPYME impulsará nuestra economía. Necesitamos aumentar la fabricación; necesitamos invertir más en textiles, para hacer nuestra propia tela y artículos de cuero; necesitamos invertir en investigar la producción/utilización de materiales que nos ayudarán a disminuir el costo de la vivienda y otra infraestructura. El anuncio del PM de que hemos aumentado la producción de concentrado de soya hasta el punto en que “la importación de soya como alimento para animales y aceite de cocina se ha reducido con un ahorro de 25 millones de dólares”, nos da el impulso de que realmente podemos crear una economía donde todos ganamos.

Se nos ha dicho que gran parte de los impuestos adeudados al país están prescritos, fuera del alcance de los brazos de nuestros departamentos de recaudación, pero el énfasis reciente en colectar lo que es cobrable aumentará el tamaño de nuestro pastel nacional. La reestructuración del sistema fiscal también podría conducir a un aumento de la caja nacional. En los últimos años, el sistema PAYE [por sus siglas en inglés] se modificó y se habla de un mayor ajuste, mientras que poco se ha hecho en el pasado y nada se dice actualmente sobre las tasas de impuestos a la propiedad.

En su presentación presupuestaria, el primer ministro dijo que menos del 1% de los ingresos nacionales provienen de los impuestos a la propiedad. La estructura tributaria no cayó del cielo; fue pensada, y debe ser revisada. Los gobiernos de Belize, en parte para salvar a los beliceños menos acomodados, han mantenido bajos los impuestos a la propiedad, y detrás de ese escudo, los propietarios de propiedades de mega millones de dólares en Belize se han salido con la suya contribuyendo casi cero a través de los impuestos a los ingresos nacionales. Sin duda, nuestros líderes pueden encontrar formas creativas de proteger a los pobres, mientras que los ricos propietarios de línea de playa y otras propiedades de primera pagan su parte justa.

El gobierno actual asumió el cargo con la promesa de aumentar la transparencia y promulgar leyes para tomar medidas contra la corrupción. Obtiene puntos por transformar el Comité de Cuentas Públicas, aunque no ha resultado nada de eso porque el opositor partido “perro guardián”, el UDP, ha estado en desorden desde las últimas elecciones generales. Siguió los pasos para preparar una ley importante para proteger a los denunciantes, pero no la ha promulgado. En cambio, ahora estamos involucrados en una completa reforma constitucional, con un comité para escuchar recomendaciones. Cabe destacar que los “terceros” partidos han expresado poco interés en el proceso.

Este gobierno está trabajando duro, tal vez más duro que cualquier otro gobierno anterior. Este es un gobierno ocupado, y debemos estar agradecidos por eso. Necesitamos estar ocupados también, ocupados observando para asegurarnos de que se ocupen de nuestros asuntos, no de los suyos propios, como lo han hecho tantos gobiernos antes. En relación con nuestra realidad, pagamos bien a nuestros líderes y los exaltamos con el título de “honorables”. Que mantengan nuestra economía en crecimiento y, por cierto, es bueno saber que no somos tan pobres como pensábamos que éramos.

Check out our other content

Check out other tags:

International