74 F
Belize City
Thursday, September 24, 2020
Home Editorial (En Espanol) Para los esclavos, el 11 de septiembre fue solo otro día de...

Para los esclavos, el 11 de septiembre fue solo otro día de esclavitud

Septiembre es generalmente un mes festivo en Belize, y la nación tiene dos feriados nacionales en este mes, uno para marcar la Batalla de Cayo San Jorge, que tuvo lugar entre el 3 y el 10 de septiembre de 1798, y el otro para marcar el nacimiento de nuestra nación, el 21 de septiembre de 1981. Este año, debido a la pandemia, la música fuerte y la juerga, el Carnaval y el J’ouvert [el inicio del carnaval], se han atenuado, por lo que este septiembre se convierte más en un mes de reflexión que de celebración de estos dos hechos importantes de nuestra historia.

Mirando el primer gran día del mes, el 10 de septiembre, existe cierta división en nuestro país sobre su importancia.

Los colonos de la Bahía de Honduras, cuyas viviendas principales estaban en la desembocadura del río Belize, eran en su mayoría hombres blancos esclavistas que tenían raíces en las Islas Británicas y, según la historia de la batalla, su victoria fue ayudada sustancialmente por sus esclavos.

Es poco probable que muchos esclavos hubieran ayudado voluntariamente a la iniciativa de defensa de los amos esclavistas. Lo más probable es que los esclavos se vieron obligados a ayudar a preparar el asentamiento para la batalla, y entre el 3 de septiembre, cuando comenzó la batalla, y el 10 de septiembre, cuando los invasores españoles regresaron a México, eran espectadores, no combatientes.

Los negros libres del asentamiento que poseían propiedades votaron en una asamblea pública el 1 de junio de 1797, donde se tomó la decisión, por una votación de 65 a 51, de defender el asentamiento contra la agresión española, y estos mismos negros libres tomaron las armas para ir a luchar “hombro con hombro” junto a los gobernantes del asentamiento durante la Batalla de Cayo San Jorge.

Sabemos que después del 10 de septiembre de 1798, España, una superpotencia en declive en ese momento, nunca volvió a invadir el asentamiento, y que debido a que los colonos no huyeron, el inglés es el idioma oficial de Belize, nuestros sistemas legales y de gobierno son de los británicos, y luchamos junto a los británicos en las dos guerras mundiales.

Sabemos que los gobernantes blancos del asentamiento, y en menor medida la gente libre de color, fueron los grandes ganadores. Los gobernantes blancos mantuvieron el control de Belize durante los años del asentamiento, durante los años posteriores a que el asentamiento se convirtió en colonia en 1862 y hasta que la colonia se convirtió en una nación independiente, en 1981.

Los esclavos no ganaron nada con la batalla de Cayo San Jorge. La historia registra que hubo levantamientos de esclavos en Honduras Británica a lo largo de la década de 1700, y que los esclavos también se levantaron contra los amos esclavistas en 1820, poco más de veinte años después de la batalla. Ninguno de estos levantamientos tuvo éxito, y los esclavos que no escaparon del asentamiento no obtuvieron una forma de libertad hasta el 1 de agosto de 1834, en virtud de la Ley de Abolición de la Esclavitud Británica de 1833.

Entre 1834 y 1838, los esclavos permanecieron en la servidumbre de los dueños de esclavos, en un sistema llamado aprendizaje, que, según los informes, se estableció para que pudieran aprender un oficio que les permitiera valerse por sí mismos y por sus familias como personas libres.

De hecho, los esclavos eran altamente calificados en muchas áreas, y el período de aprendizaje de cuatro años se estableció en realidad para ayudar a los dueños de esclavos en la transición de esclavistas a empleadores. Recibieron aún más ayuda en forma de una remuneración sustancial que se les dio por la pérdida de su “propiedad”. Cuando los esclavos del asentamiento fueron finalmente liberados en 1838, no tenían tierra, no tenían dinero, por lo que, para sobrevivir, se alquilaron a sus antiguos “dueños”. Siendo nominalmente libres, algunos ex esclavos se mudaron al campo para trabajar en pequeñas parcelas, pero como no se les permitió poseer tierras, no prosperaron.

Belize es un país con muchas razas, y el 10 de septiembre tiene su gloria, pero para los esclavos, lamentablemente, el 11 de septiembre fue solo un día más para vivir en las peores condiciones jamás conocidas por el hombre.

En medio de la pandemia, el huracán Nana aumentó nuestro dolor

Los informes preliminares del sur del país después de que el huracán Nana azotara la madrugada del jueves pasado es que los agricultores de esa zona sufrieron algunas pérdidas graves, en un momento en el que menos podemos sobrevivirlas. El Gobierno de Belize está recurriendo a todos los países amigos y agencias de préstamos para ayudar a proporcionar fondos de ayuda para los miles que están sin trabajo debido a la pandemia, y las reservas de divisas de la nación están disminuyendo rápidamente porque la industria del turismo está inactiva y la mayoría de nuestras principales industrias agrícolas han estado teniendo un rendimiento inferior, han tenido un rendimiento inferior durante años.

El número de pequeños agricultores que sufrieron pérdidas y el alcance de las pérdidas aún no se ha informado, pero se sabe que ninguna granja en el área por donde pasó el huracán escapó sin daños. Este es el peor momento para que nuestra gente esté sufriendo estas pérdidas, y solo podemos esperar que el gobierno pueda encontrar los recursos para ayudarlos a recuperarse rápidamente. Los árboles de aguacate, pasará un año antes de que vuelvan a tener frutos maduros; los plátanos también necesitarán un año completo para recuperarse, y pasarán más de cuatro meses antes de que los agricultores estén viendo una cosecha de maíz. Para empeorar las cosas, algunos agricultores del sur también perdieron cosechas de arroz debido a inundaciones hace un par de semanas.

La industria bananera ha sido prácticamente la única gran agroindustria que se está desempeñando bien. Los informes preliminares indican que se han destruido 960 acres, aproximadamente una sexta parte de la superficie total en el país dedicada al cultivo de banano. El costo de rehabilitar las plantaciones devastadas será de millones. Pasará un año completo antes de que esa sección de la industria vuelva a estar en plena producción, y hasta ese momento las personas que trabajaban en los cobertizos de empaque en las fincas dañadas estarán sin trabajo y nuestro país perderá una sexta parte de las divisas críticas que hubiéramos ganado.

El huracán Nana podría haber sido peor, y en este momento difícil en el que nos enfrentamos a la pandemia de COVID-19, debemos estar realmente agradecidos de que no fue así. Hizo la vida en Belize un poco más difícil. Vivimos en tiempos económicos verdaderamente difíciles.

Nuestro suministro local de alimentos se vio afectado por Nana: los cultivos de los pequeños agricultores en las zonas por donde pasó el huracán resultaron gravemente dañados, al igual que las plantaciones de banano, que han proporcionado cada vez más alimentos abundantes, baratos y saludables para muchas mesas en Belize desde que comenzó la epidemia. Y con una sexta parte de las plantaciones caídas, nuestras ganancias de divisas se verán aún más afectadas.

- Advertisment -

Most Popular

Cyber Crime Bill introduced in the House

BELIZE CITY, Thurs. Sept. 17, 2020-- The long-awaited Cyber Crime Bill was finally introduced in the House of Representatives during Wednesday’s meeting. The Cyber...

Belize’s Constitutional requirement for electoral redistricting can and must be done

90.- (1) The Elections and Boundaries Commission shall, after considering the electoral distribution of the population throughout Belize, make proposals from time to time...

$27 million in Supplementary Appropriations passed

BELIZE CITY, Thurs. Sept. 17, 2020-- Members of the House of Representatives debated a supplementary appropriation bill at length during Wednesday’s House meeting. One...

Brad’s Boledo and “The Prince Of Bel-Air”?

BELIZE CITY, Thurs. Sept. 17, 2020-- At an adjournment during Wednesday’s sitting of the House of Representatives, Hon. Julius Espat, area representative for Cayo...