74 F
Belize City
Tuesday, September 28, 2021
Home Editorial (En Espanol) ¿Qué camino, Belize? ¿Poder popular o neoliberalismo?

¿Qué camino, Belize? ¿Poder popular o neoliberalismo?

”El neoliberalismo generalmente se asocia con políticas como la reducción de aranceles y barreras comerciales. Su influencia ha liberalizado el movimiento internacional de capitales y ha limitado el poder de los sindicatos. Ha destruido empresas estatales, ha vendido activos públicos y, en general, ha abierto nuestras vidas al dominio del pensamiento del mercado”.

De theconversation.com por Kean Birch, Profesor asociado, Universidad de York, Canadá

Lun. 23 de agosto de 2021
Nueve meses después de prepararse para los desafíos de un gobierno en bancarrota cuando asumieron el cargo el 11 de noviembre de 2020, el nuevo gobierno PUP parecía estar a punto de darle vuelta a la economía cuando, hace poco menos de dos semanas, se produjo una tercera ola de la pandemia del Covid-19 que frenó todo, incluida la esperada reapertura de las escuelas para el nuevo año calendario, que se pospuso. No obstante, el primer ministro John Briceño está avanzando a pasos agigantados incluso frente a las fuertes críticas públicas de ciertas acciones y decisiones recientes: departamentos del Gobierno de Belize cambiaron de BTL a SMART; el despido del recientemente nombrado y altamente calificado gobernador del Banco Central, Manual Vásquez; y el tratamiento insensible de la difícil situación de los estibadores, lo que indica que la “luna de miel del nuevo gobierno” puede haber terminado.

Sin desanimarse, la semana pasada el Gobierno anunció sus planes de organizar una cumbre “Belize: Abierto a los negocios” para dar un gran impulso a la inversión extranjera. Pero sigue habiendo escepticismo en algunos sectores, a la luz de las tres preocupantes acciones gubernamentales mencionadas anteriormente, que han hecho que algunas personas se pregunten si la cumbre significará más poder y explotación por parte de inversionistas extranjeros, en detrimento de la clase trabajadora beliceña.

En un extenso titular el fin de semana pasado en su órgano político, The Belize Times, el gobierno PUP liderado por Briceño anunció, “Belize: Abierto a los negocios”, y pasó a describir el “Lanzamiento de la Primera Cumbre Nacional de Inversiones”, explicando en la primera oración que la cumbre es “parte del compromiso del Primer Ministro de priorizar la recuperación económica del país atrayendo inversiones para el desarrollo económico de Belize”. La idea central de la iniciativa, programada para el 3 y 4 de noviembre virtualmente en el Hotel Grand Caribe en el municipio de San Pedro, es “mejorar la facilidad de hacer negocios en Belize” y “promover a Belize como un destino de inversión, con una plétora de oportunidades”.

Inmediatamente después de la reciente “Tercera Reunión de la Comisión Administrativa bajo el Acuerdo de Alcance Parcial Belize-Guatemala”, que se llevó a cabo en el Edificio Leigh Richardson en Belmopán los días 12 y 13 de agosto entre representantes del Ministerio de Comercio de Belize y Guatemala, el “Abierto a los negocios” parece indicar un futuro brillante y emocionante con prosperidad para todos los beliceños. Suena optimista y positivo, y las cosas se están moviendo rápido. A pesar de la cuestión que se avecina en la CIJ, la página 2 del Belize Times, informando sobre la reunión del 12 al 13 de agosto, afirma que, “Ambos países están comprometidos a trabajar hacia el crecimiento económico y desarrollo mutuo mediante el fortalecimiento de su relación”, y han “acordado convocar reuniones de todos los comités de facilitación del comercio establecidos en virtud del acuerdo dentro de 30 días para comenzar a trabajar sobre las cuestiones pendientes”. ¡Nuestro Gobierno en acción! Pero, ¿”ganarán” todos los beliceños?

Sin duda, estos son algunos días emocionantes para los miembros de la comunidad empresarial, pero ¿cómo pueden los beliceños comunes determinar o asegurarse de que obtendrán su parte justa de los beneficios que se derivarán de estas grandes inversiones y acuerdos comerciales que se negocian sin su participación? Poco se ha discutido con la población local, excepto lo que pueden extraer de los informes de los periódicos sobre las reuniones entre las delegaciones. Y los empresarios/inversionistas que se reunirán en San Pedro en noviembre tratarán de buscar nuevas áreas de ganancias de sus inversiones comerciales actuales o nuevas en Belize. Ejercerán presión para obtener “incentivos fiscales” y exenciones fiscales, donde sea que puedan conseguirlos, para maximizar sus márgenes de beneficio.

Siempre se trata de obtener beneficios para las empresas, y eso está bien; pero ¿qué pasa con el hombre pequeño, los trabajadores y los consumidores de Belize? ¿Están sus intereses adecuadamente representados en estas discusiones o son importantes sus preocupaciones y puntos de vista?

El gran proyecto de Santander en Cayo era prácticamente un secreto para los beliceños comunes, hasta que se firmó y cerró el trato y la construcción de su fábrica casi se había completado. ¿Participó la población de Belize en la discusión sobre la pérdida masiva de una cubierta forestal preciosa y fértil, que afecta nuestra vida silvestre e impacta nuestro patrón de flujo de agua y su uso de manera importante, en aras de hacer más plantaciones de azúcar? ¿Y cuántos trabajos bien remunerados estaban disponibles para los beliceños? ¿Qué concesiones e incentivos fiscales obtuvo Santander?

Cuando se aprobó el proyecto de construcción del Centro Cívico de más de treinta millones de dólares en la Zona Sur de la Ciudad de Belize, ¿se consultó a los representantes del área para determinar cuántos trabajos estarían disponibles para los ciudadanos subempleados en el área? El hermoso “elefante blanco” ahora se sienta allí, devorando nuestros dólares de impuestos para su mantenimiento, y todos nosotros tenemos que pagar por ello.

Para determinar en qué dirección va nuestro país, hay asuntos que deben discutirse y sobre los cuales se debe consultar a la gente de la base antes de que el gobierno tome esas grandes decisiones finales. La democracia representativa presupone que nuestros líderes electos consultarán con los ciudadanos en varios niveles, y cuanto mayor y más duradero sea el impacto de su decisión, más urgente y vital será su necesidad de consultar.
Todos los sonidos que salen del gobierno actual parecen indicar que su filosofía tiene que ver con las grandes empresas y la “inversión extranjera directa” para “hacer crecer la economía”. Pero deben tener en cuenta a “la gente pequeña”.

Como dice la página editorial del Belize Times, “Estamos al borde de una revolución tecnológica”; “La automatización trae ahorros de hasta el noventa por ciento…;” …y algunas ocupaciones pueden incluso “volverse obsoletas”. Sí, pero ahorros para quién; y ¿de quién es la responsabilidad de “volver a capacitar a nuestra fuerza laboral… para un campo de juego en constante cambio”?

Quizás el problema sea más grande que el PUP, un partido político, o sus predecesores, el UDP. Quizás el problema “está en nuestras estrellas”: la Constitución que nos entregaron en momento de nuestra Independencia nuestros amos coloniales en 1981.

En ese mismo número de The Belize Times, el ex ministro del PUP Assad Shoman observó que, “…tomamos la Independencia pero no procedimos a la descolonización. Cuarenta años después, estamos pagando el precio por ese fracaso: los niveles de pobreza y desigualdad continúan creciendo”. En su opinión, “La Constitución es la fuente de todos los mecanismos y sistemas por los que somos gobernados…” y “para cumplir con la promesa de emancipación de la independencia, … debemos comenzar … la creación de una Constitución Popular por un Belize independiente”, porque, declaró, “La gente debería tener el derecho de decidir si quiere un sistema económico que anteponga las ganancias a la gente, o uno que respete los derechos de los trabajadores, los pequeños agricultores y las personas sin tierra, que permita o prohíba la explotación del hombre por el hombre”.

En una entrevista de Canal 5 en mayo de este año, P.M. Briceño anunció que su gobierno estaba “a punto de establecer el comité de reforma constitucional que tendrá una base amplia… para ver cómo podemos mejorar y fortalecer… la Constitución para proteger los intereses del pueblo beliceño…”

Es posible que el comité de reforma constitucional aún no se haya establecido, pero la cumbre “Belize: Abierto a los negocios” aparentemente está avanzando a toda máquina, y la retroalimentación de eso debería indicar qué camino el gobierno del P.M. Briceño ha optado por viajar en los próximos cuatro años de su mandato, ya sea que escuchen sus raíces de “justicia social” de “la gente primero”, o seguirán el llamado camino neoliberal de “las ganancias antes que las personas”.

- Advertisment -

Most Popular

US Haiti envoy quits over ‘inhumane’ deportations

The decision to return migrants fleeing an earthquake and political instability was “inhumane”, senior diplomat Daniel Foote said in a damning letter. Last weekend, the...

Faber calls for GoB “reset”

BELIZE CITY, Wed. Sept. 22, 2021-- Yesterday, Belize commemorated its 40th year of Independence with a mid-week public and bank holiday and the traditional...

Farewell to Raiders star, Willie “Shaq” Gordon

BELIZE CITY, Wed. Sept. 22, 2021-- Our Amandala sports desk, along with fans countrywide and in the Belizean diaspora, was shocked by the news...